Granada CF | Resaca en rojiblanco

En el Granada no todo el monte es orégano, evidentemente

  • La buena marcha de un equipo que piensa en Europa sufre un contundente frenazo en el Wanda

El Granada no tuvo ninguna opción en Madrid El Granada no tuvo ninguna opción en Madrid

El Granada no tuvo ninguna opción en Madrid / Efe (Madrid)

La realidad, esa que dicen cruda, se nos hizo patente en 90 minutos. Vivíamos en un sueño, nos creíamos invencibles, pensábamos que todo el monte es orégano... Pues ni tanto ni tan calvo.

Ironías aparte, no está de más recordar que el Granada es un equipo humilde (todavía) que afronta una nueva temporada en la élite con el presupuesto que tiene y los efectivos que tiene. Es lo que hay. En otras palabras, todo esto significa que no hay que perder de vista que el objetivo del conjunto que dirige Diego Martínez vuelve a ser el de sellar la permanencia en Primera División una temporada más. Y más este año tan complicado y raro en el que los números y la mera existencia se pueden cuestionar de un día para otro.

'Memento mori'

El latinajo completo es Respice post te. Hominem te esse memento. Es la frase que, cuentan, le decía un esclavo que sujetaba la corona de laurel a los generales romanos victoriosos en su regreso triunfante a la gran urbe para recordarles que eran mortales y que por muchos agasajos y vítores que pudieran recibir no eran dioses. Sobre el césped, la labor de ese esclavo que a modo de mosca cojonera repetía una y otra vez “recuerda que eres mortal” la ha hecho el Atlético de Madrid.

El conjunto de Diego Simeone no sólo se lo ha recordado al equipo, sino a todos los que conformamos el entorno rojiblanco. Por mucho y bueno que haya hecho el Granada durante las últimas fechas no deja de ser un equipo de fútbol que año tras año lucha por su supervivencia. Si deja de hacerlo, si deja de recordar esta evidencia, puede ‘morir’ en cualquier momento. Y no hay nada peor en este mundo que morir de éxito.

Eso sí, bajados a la realidad con un contundente pescozón, hay que seguir en la lucha, algo que seguro harán Diego Martínez y los suyos. El equipo tiene carácter, algo de lo que nadie duda.

Un borrón

Hasta el mejor escribano lo echa. En este caso, la ‘mancha’ ha sido contundente. No en vano el resultado sufrido en el Wanda Metropolitano supone el marcador más adverso de la era Diego Martínez. El Granada se ha caracterizado desde que el preparador gallego llegó al banquillo rojiblanco por ser un equipo competitivo durante los 90 minutos más allá del resultado.

Rui Silva encajó media docena de goles en el Wanda Rui Silva encajó media docena de goles en el Wanda

Rui Silva encajó media docena de goles en el Wanda / Efe (Madrid)

Quizá, donde menos lo fue la pasada temporada fue en la visita a Eibar. En la localidad vasca, el cuadro granadinista sufrió una derrota clara por 3-0 y una imagen de impotencia. Lo mismo, pero al cuadrado, es lo que se vio el pasado domingo en el estadio colchonero: un equipo totalmente sometido y sin capacidad alguna de reacción, lo que se tradujo en una goleada a la que no estábamos acostumbrados desde hace algo más de dos campañas.

Calendario apretado

Seguro que el cuerpo técnico y la plantilla han sacado conclusiones acerca de todo lo malo que se produjo sobre el césped del Wanda. No hay excusas, pero es cierto que el Granada está protagonizando el inicio de temporada más denso entre todos los equipos que compiten en la máxima categoría. Desde que se abrió el telón de la temporada, el Granada no ha tenido tregua. Es lo que tiene ser europeo y no tener la profundidad de plantilla que tienen otros clubes acostumbrados a viajar por el Viejo Continente.

Pero como dice el refrán, sarna con gusto no pica, y seguro que todos los que forman el Granada y los que vemos los toros desde la barrera estamos encantados con una experiencia hasta ahora inédita.

Eso sí, falta un pasito para saldar con éxito esta larga fase previa. Diego Martínez y los suyos se merecen darse un homenaje con la clasificación para la fase de grupos. Para eso hay que ir hasta Suecia y ganar a domicilio al Malmoe. La empresa no es nada fácil, pero seguro que ganas no faltan en el equipo. Todos saben que pueden hacer algo grande y que sus nombres quedarán de por vida ligados a historia de un club modesto que, gracias a ellos, puede ser un poco menos modesto.

Mal gusto

Nada peor que caer víctima del fuego amigo. Se supone que cuando se tiene un patrocinador éste debe tener cierta querencia por los colores en los que estampa su marca. Lo ocurrido por WinamaxDeportes no tiene nombre. Además de mofarse del club al que apoya, lo hace con muy mal gusto. Hace bien el Granada en pedir respeto porque detrás del club hay mucha historia, mucha gente y muchas ilusiones.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios