Sevilla-Granada CF

Carlos Neva se queda solo ante el peligro

  • El lateral, poco ayudado por Machís, no puede parar las embestidas de Navas y Ocampos en un primer tiempo en el que se decidió el partido

Carlos Neva, junto a Gonalons y Eteki, escucha al cuarto árbitro Carlos Neva, junto a Gonalons y Eteki, escucha al cuarto árbitro

Carlos Neva, junto a Gonalons y Eteki, escucha al cuarto árbitro / Antonio Pizarro (Sevilla)

El partido ante el Sevilla sirvió para que Carlos Neva retornará a la titularidad en el lateral zurdo. El gaditano no jugó en el anterior encuentro de Liga contra el Barcelona porque había estado toda la semana renqueante con un proceso gripal y tampoco participó en el duelo de Copa contra el Badalona al hacerlo en su demarcación Álex Martínez, habitual en el torneo copero.

Pese a que cabía la posibilidad de que volviera a entrar Foulquier en el once como zaguero por la izquierda, el hecho de que el galo completara los dos partidos anteriores, con 210 minutos entre ambos en sus piernas, y el buen rendimiento de Carlos Neva siempre que ha jugado hizo que el técnico Diego Martínez se decantara por el canterano para jugar de inicio.

No sólo ha pertenecido el futbolista a la cantera del Granada, jugando en su filial, sino que también ha estado en la su rival de este sábado, el Sevilla. Militó varios años en el club hispalense y llegó a jugar en el Sevilla C antes de hacer las maletas.

No se le presentaba una papeleta fácil al lateral zurdo, que tenía por delante la ingrata tarea de tratar de frenar a Ocampos, uno de los jugadores revelación de este campeonato, y también a Jesús Navas, uno de los laterales diestros más profundos de LaLiga Santander.

Quedó bien claro desde el inicio, con los locales percutiendo mucho por ese lado ya no por la endeblez del citado Carlos Neva sino por las pocas ayudas recibidas de Machís.

De hecho, el tempranero 1-0 llega en una acción protagonizada por ambos jugadores por ese costado. Y son varias más las que se producen con los mismos protagonistas y por la misma zona a lo largo de la primera parte.

Eso provocó que Diego Martínez mandara a Machís a la otra banda y metiera en la izquierda a Antonio Puertas, que ayudó algo más.

De lateral a carrilero

En ataque estuvo valiente Carlos Neva, que trató de subir siempre que pudo por su costado, aunque en el primer tiempo no llegó a concluir con centro ninguna de sus subidas.

La situación cambió tras el descanso. El técnico optó por meter tres centrales y el gaditano siguió en la izquierda pero como carrilero.

Esto provocó que tuviera muchos menos problemas para frenar las subidas de los hispalenses y que en hasta cuatro ocasiones sus subidas acabaran en centros al área.

En el resto de estadísticas, el jugador acabó en blanco. No recibió ni cometió faltas, no despejó ningún balón y tampoco remató sobre el marco rival, aunque sí que completó con éxito un regate.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios