Granada cf

Oltra, los cambios y la hora de creer

  • Consecuencias, lecturas y vivencias del triunfo en Córdoba.

Chico Flores cumplirá sanción la próxima semana al ver en Córdoba su quinta amarilla. Chico Flores cumplirá sanción la próxima semana al ver en Córdoba su quinta amarilla.

Chico Flores cumplirá sanción la próxima semana al ver en Córdoba su quinta amarilla. / ÁLEX GALLEGOS / EL DÍA

LA RACHA

No hay mal que una temporada dure, ni equipo que lo resista. No era normal que el Granada, con la plantilla, entrenador y aspiraciones que tiene, se haya tirado cuatro meses sin ganar fuera de casa. Empezaba a sonar a pretexto el argumento "la Segunda es así". Este Granada debe tener y tiene el potencial que le ha hecho ganar durante tres jornadas seguidas, y de ser un equipo casi intratable en casa, por eso no se explicaba semejante cambio de imagen fuera. El tema está en que en Córdoba tampoco es que el once de Oltra diera una imagen mejor que en Cádiz, Vallecas o incluso Barcelona, pese al 3-0. Por muchos momentos fue un duelo de iguales entre un equipo de fase de ascenso y otro que está nada menos que a trece puntos de la salvación. De hecho, en el orden de méritos, casi que el que tuvo más ocasiones claras fue el equipo blanquiverde, pese a que el Granada volvió a llegar mucho, pero sin tanta vitola de gol. Las gallinas que entran por las que salen, será.

EL 4-4-2

Parece osado decir que no me gusta el nuevo dibujo que usa Oltra de inicio a pesar de que con él los rojiblancos llevan seis puntos posibles de seis seguidos. El equipo se atora, y no porque falte Montoro, sino porque la inclusión de Joselu en el once parece molestar más que aportar algo, aunque le ponga voluntad. El onubense hace una labor muy sombría en la presión, pero es incapaz de entender los movimientos que le hacen sus compañeros, sobre todo Adrián Ramos, que más que un delantero rematador se ha convertido en un organizador del juego ofensivo desde su posición. No casan los dos delanteros pese a los resultados. Es más, la remontada llega con los dos en el campo, pero con un dibujo diferente del equipo, un cambio que al fin le salió bien a Oltra, del que no se puede decir que no intente cambiar los partidos. Otra cosa es que le salga o acierte.

DE OLTRA

Leí una corriente en redes sociales tras el partido que pedía la destitución de Oltra. Me sorprendió que fuera general a pesar del triunfo final, y de que trascendieran los gritos de 'Oltra, vete ya' que se cantaron desde el sector de aficionados granadinistas en El Arcángel. Durante 80 minutos, a la hinchada desplazada no le gustó el juego del equipo y es más, incluso con el 1-1, enfadó a muchos al anular el cambio previsto, que era meter a Manaj para darle entrada a Quini. Esa variación no la veía mal. Cualquiera habría hecho lo mismo viendo cómo iba el partido. Lo que gustó menos es que el sustituido fuera Machis, que acababa de marcar. De que pidiera o no el cambio el venezolano se han dado las dos respuestas. Se quejan de que a Oltra le valía el empate.

EL CONTRAPUNTO

Afortunado o no el nombre del sustituido, lo cierto es que también Oltra se merecía que alguna decisión suya sirviera para remontar un partido fuera de casa. Sobre todo en este último aspecto. Metió con tiempo a Agra, que en dos partidos no sabemos si es mejor dejarlo como revulsivo en el banquillo o si dará el mismo rendimiento como titular. El luso revolucionó al Granada e hizo que el Córdoba tuviera que estar más atento a su banda derecha, obligando a los locales a relajar más su marca férrea sobre Machis, lo cual fue clave al final. También acertó poblando el centro del campo para terminar de tomar la posesión de la pelota. Además, lo hizo con Peña, que realizó sus mejores minutos como mediocentro creativo. El peruano puede ser recambio de Montoro con total tranquilidad. Es triunfo tiene mucho de Oltra.

'OLTRO' APUNTE

Hay una cosa de Oltra que ayer también me satisfizo. A pesar de lo significativo que fue el triunfo, su tono, sus respuestas y su actitud son las mismas tanto en el triunfo como en la derrota. Tiene palabra y mantiene el discurso de que esto es largo. Coherencia.

LIBERACIÓN E ¿INFLEXIÓN?

En El Arcángel, para ir a la sala de prensa pasas por delante del vestuario visitante. Tras el partido había montada una buena, tanto que hasta a uno de los encargados de prensa, Ángel Liceras, le tuvieron que prestar una chaqueta puesto que le pasaron bajo la ducha. No fue el único. Se vio al gerente Monterrubio secarse la cara, gotas en las gafas de Kangning Wang, y a Ignacio Cuerva pasando del apretón de manos al abrazo. Había un sentimiento de liberación muy evidente tras romper la sequía a domicilio. También me gustaron las palabras de Alberto Martín en zona mixta, recordando que cuando subió con el Leganés el punto de inflexión de los pepineros fue en un partido contra el Córdoba. ¿Y si el problema estaba en que el Granada no creía en sí mismo fuera de casa?

TRIBUNALES

Lo que parece que está haciendo bien el club es tratar de alejar en lo posible al equipo de todos los 'rollos' judiciales del tema Pina, y de la investigación que sobre el Granada CF se cierne tras la citación a declarar para la entidad ante el juez De la Mata. Sobre el campo no parece afectar. Eso es bueno porque sería un problema muy grave que a los que están en el campo les empezaran a entrar dudas sobre el proyecto. Así se deja de meter la pierna. De momento, el que tendría que estar más afectado, que es Machis por ser un jugador propiedad de Pozzo, sigue siendo el mejor del equipo y marcando, no goles, sino golazos. Y mientras él sea feliz, el granadinismo, y el club, serán felices.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios