granada cf

Primera derrota rojiblanca 'et veritas'

  • El entrenador rojiblanco reconoce errores y elogia las virtudes de su equipo tras sufrir en Riazor la primera derrota liguera de la temporada

Comentarios 1

"In vino veritas" decía una sabia sentencia latina. Evidentemente, no cuesta trabajo decir lo que se piensa cuando se está bajo los efectos del alcohol. Más complicado es decir verdad cuando el cuerpo pide tomar el camino de la justificación, más aún después de un contratiempo como la que tuvo el lunes el Granada en su visita a La Coruña. Pues esto es lo que hizo el entrenador rojiblanco, Diego Martínez, nada más concluir el encuentro disputado en Riazor que supuso la primera derrota de los suyos en la competición liguera de esta temporada 2018/19.

defensa versus ataque

Diego Martínez no tuvo reparo alguno en reconocer que el aspecto ofensivo de los suyos brilló por su ausencia en la primera parte. No es para menos, porque el Granada apenas tuvo la delicadeza de siquiera presentarse a Dani Giménez, guardameta deportivista. En cambio, el equipo fue consistente en defensa y, además, tuvo suerte en algún lance que bien pudo terminar en gol para los locales, pero la suerte es para quien la busca y la fortuna suele estar cerca del que hace las cosas bien.

el detalle

Sin perder el hilo a la comparecencia de Diego Martínez, fue la jugada del penalti la que decantó el encuentro a favor de los deportivistas. Un detalle. Más aún cuando tras el paso por los vestuarios se vio a un Granada con más determinación de cara a la portería local. Álex Martínez se equivocó en una decisión y el equipo lo pagó pago, pero, ya se sabe que hasta el mejor escribano echa un borrón. Luego, llegó el segundo y con todo en contra los jugadores rojiblancos no bajaron los brazos y en ningún momento, algo que destacó el técnico, lo que es de agradecer y que permite entrever que este año veremos a un Granada batallador.

sensaciones

Sobre el papel, la plantilla del Granada no tiene esta temporada el prefijo de 'súper' que sí se le podía poner el año pasado. No hay que olvidar que el lunes se visitó a uno de los claros favoritos para el ascenso a Primera y que ante los coruñeses el conjunto rojiblanco mostró en todo momento maneras de equipo sólido que, sobre todo, sabe a lo que juega. Se ve criterio y la mano de un entrenador que tiene claro lo que quiere. Luego, que salgan o no las cosas dependerá del balón y de que se siga trabajando bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios