GIMNÀSTIC | granada cf

Salvación con el balón

  • La llegada de Rodri al banquillo granate en detrimento de Carreras ha virado el estilo de juego del Gimnàstic hacia la posesión y el toque

El ex granadinista Ikechukwu Uche, en el entrenamiento de ayer.

El ex granadinista Ikechukwu Uche, en el entrenamiento de ayer. / @nastictarragona

El Granada visita al Nàstic de Tarragona, un conjunto que ya ha cambiado una vez de entrenador y que no ha encontrado todavía su sitio. Tiene la salvación a cuatro puntos y ha de empezar a sumar si no quiere hundirse en la clasificación. Después de destituir a Lluís Carreras, la directiva recurrió a Rodri, que tiene escasa experiencia en los banquillos, y que se enfrenta ahora ante su gran reto, aunque de momento lo hace de forma interina.

UNA INCÓGNITA

Tras un verano ilusionante con doce fichajes y con la renovación de la base del año pasado, en el que se logró la permanencia de forma convincente, Lluís Carreras duró apenas cuatro jornadas. En ellas le dio tiempo a sumar solo un punto. La derrota por 2-0 ante el Cádiz fue el detonante definitivo de una destitución prácticamente anunciada, ya que la sintonía entre el preparador y la directiva no era la adecuada. Ahora ocupa el banquillo Rodri, que ha cambiado la dinámica de la plantilla, ha sumado la primera victoria de la campaña y entiende de forma diferente el fútbol.

ESTILO DE JUEGO

El estilo de juego práctico del Nàstic durante las primeras jornadas contrasta con el gusto por el balón y el juego vistoso de Rodri. El nuevo entrenador catalán ha convencido a la directiva tras obtener cuatro de los primeros seis puntos que disputó. El choque suspendido ante el Barça B cortó el ritmo y ahora llega después de perder contra el Tenerife. Rodri ha dispuesto un 4-4-2 sobre el terreno de juego y los jugadores parecen encontrarse cómodos con ese sistema.

CLAVES

Con la nueva formación ordenada por Rodri tres jugadores han multiplicado su rendimiento sobre el césped: Javi Jiménez, Maikel Mesa y Manu Barreiro, que ocupará la delantera junto a Uche. Los tres forman la columna vertebral del equipo junto al ex rojiblanco Dimitrievski, que es el dueño de la portería. Además, Suzuki en el eje de la zaga, Xavi Molina en el centro del campo y Delgado en la banda izquierda son algunos de los jugadores a los que el equipo de José Luis Oltra tendrá que atar en corto para vencer al Nàstic. A pesar de la situación en la clasificación, la llegada de Rodri ha cambiado la actitud del conjunto catalán, que quiere hacerse fuerte en casa para salir de abajo lo antes posible.

VENCER Y CONVENCER

Rodri tiene muy claro que para sacar al equipo de la zona de descenso tiene que convencer a la afición. Por eso su objetivo hoy es vencer y hacerlo de una forma segura. La permanencia pasa por amarrar el máximo de puntos posibles en casa. Ya puso la primera piedra con su victoria ante el Albacete y ahora quiere repetir contra el Granada. El entrenador catalán declaró recientemente que "lo más importante es que la afición se sienta identificada con el equipo y lo hará si cada día nos esforzamos más". A pesar de que no tiene su puesto asegurado hasta el final de la temporada, Rodri tiene claro que una victoria más le haría obtener esa confianza necesaria para conseguir el objetivo de la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios