Athletic Club-Granada CF El Athletic Club vuelve a sus orígenes

  • La llegada de Gaizka Garitano ha permitido al cuadro vizcaíno volver al juego directo que tradicionalmente ha sido su estilo y, hasta el momento, el resultado está siendo positivo

  • El Granada CF tendrá que tener mucho cuidado con las segundas jugadas

Unai Simón está cuajando una gran temporada y es el portero menos goleado de LaLiga Santander. Unai Simón está cuajando una gran temporada y es el portero menos goleado de LaLiga Santander.

Unai Simón está cuajando una gran temporada y es el portero menos goleado de LaLiga Santander. / Efe

Cuando arranca la competición en la máxima categoría del fútbol nacional, habitualmente se suele situar al Athletic Club como uno de los serios candidatos a ocupar al término de la temporada puestos europeos. Por historia, entidad y ciudad, el conjunto vasco es uno de los equipos que casi siempre pelea por estar en la zona noble pese a su especial idiosincrasia. El no firmar a jugadores extranjeros le limita para pelear por mayores logros y, en ocasiones, lo pasa mal pese a que es uno de los conjuntos que nunca ha descendido a Segunda División.

Gran arranque

Algo así le ocurrió la pasada campaña al cuadro vizcaíno, que no arrancó nada bien hasta que Gaizka Garitano se hizo cargo del banquillo rojiblanco en la jornada quince. Desde entonces, la imagen del Athletic ha cambiado, logrando su mejor arranque liguero en los últimos 25 años. Y lo ha hecho volviendo a los orígenes en su juego, ese basado en un fútbol directo, con laterales profundos, muchos centros al área, un portero de garantías que da seguridad a la zaga y un centro del campo rocoso al que no le importa no tener el dominio del balón.

Quintos

Transcurridas catorce fechas del calendario, ocupa la quinta plaza gracias a la rentabilidad que le está sacando a sus goles (14) para sumar 23 puntos. Su gran rendimiento, hasta el momento, se basa en ser el equipo, junto al Atlético de Madrid, que menos tantos encaja. Nueve goles recibidos en ocho duelos, dejando su portería a cero en seis ocasiones. Precisamente, los de Diego Pablo Simeone son los únicos que les han endosado más de un gol. Por lo que romper su orden defensivo no es fácil precisamente.

Gran portero

Parte de culpa del buen momento de la entidad centenaria radica en Unai Simón, el portero menos goleado de LaLiga Santander y que está cuajando actuaciones extraordinarias. La última, el pasado domingo ante Osasuna en El Sadar que permitió a los de Garitano lograr su primera victoria a domicilio del curso y romper la racha como local de los de Jagoba Arrasate.

Raúl García es una pieza clave en el esquema de Gaizka Garitano. Raúl García es una pieza clave en el esquema de Gaizka Garitano.

Raúl García es una pieza clave en el esquema de Gaizka Garitano. / Efe

Pero si se analizan las alineaciones del técnico de Derio, se observa que confía en un bloque muy definido, sobre todo en los cuatro de atrás. Capa, Yeray, Íñigo Martínez y Yuri tienen asumidos una serie de automatismos defensivos que provocan en sus rivales muchos problemas para generarle peligro. El único cambio de la zaga, por descanso o alguna molestia, ha sido la entrada de Unai Núñez en el eje de la defensa. La idea atrás es clara: no asumir riesgos y, de hecho, es de los equipos que menos balones pierde en campo propio. Esto se traduce en un juego eminentemente directo en busca de Raúl García, un jugadores de una raza de los que quedan pocos en la competición, que pelea todo balón aéreo que le llega a su zona, bien sea para prolongar hacia Williams o bajarla de cara a un compañero.

Dani García, clave

En ese estilo de juego, la labor de los centrocampistas es fundamental para recuperar el esférico en las segundas jugadas, aunque no tanto para construir. En el eje, la pieza clave es Dani García, el único futbolista que lo ha jugado todo y que garantiza intensidad y mucho trabajo. Casi siempre ha estado acompañado por Unai López, que es el que da criterio al juego, pero también ha actuado en dicha zona San José, mucho más defensivo, ante los problemas físicos de Beñat, que no cuenta tampoco con la confianza de Garitano.

Buscar la velocidad de Williams a la espalda de los centrales es una de las armas del conjunto vizcaíno

Por fuera, el objetivo es buscar la espalda de los centrales rivales en busca de la velocidad de Williams, pues la profundidad por banda la dan los laterales, teniendo en cuenta que ni Córdoba, muy discutido en San Mamés, ni Raúl García, que parte de la derecha pero con tendencia al centro, son jugadores de encarar.

Una vuelta a los orígenes, olvidando el juego de toque desplegado con Bielsa, Valverde o Berizzo, que le ha sentado muy bien al Athletic a tenor de los resultados que está obteniendo. El Granada CF sabe que habrá que estar muy concentrado para contrarrestrar las armas de los vizcaínos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios