Granada CF-Zaragoza | Uno por uno Un comodín en ataque y en defensa

  • El capitán Víctor Díaz muestra su mejor cara en sus subidas ofensivas, pero sufre en línea de cinco.

Víctor Díaz durante el encuentro frente al Zaragoza. Víctor Díaz durante el encuentro frente al Zaragoza.

Víctor Díaz durante el encuentro frente al Zaragoza. / Álex Cámara

No siempre se puede ofrecer la mejor cara. Víctor Díaz no lo hizo en el partido frente al Zaragoza en Los Cármenes, pero, como siempre, sí dejó algunas pinceladas de sus posibilidades sobre todo en el aspecto ofensivo. Además, el sevillano volvió a ser un auténtico comodín para Diego Martínez, quien en la segunda mitad llegó a recuperar el sistema de tres centrales en momentos puntuales, donde el capitán fue el tercer central junto a Germán y Martínez.

Nada más comenzar hizo lo que mejor sabe en el aspecto defensivo (2’), al despejar a banda un intento de subida de su lateral par en el Zaragoza: Nieto. Precisamente éste fue quien más le hizo sufrir en el aspecto defensivo, ya que Víctor tuvo que bailar con hasta tres jugadores que ocuparon el ataque maño en la banda: el citado lateral, así como Pombo –quien más– y James.

Los movimientos de sus tres referencias permitieron a Gual una mayor movilidad y el arrastre del lateral hacia uno u otro sitio y la descomposición de la banda. Pese a todo, el trabajo ofensivo sí fue mejor, dejando dos buenos centros en la primera mitad a los que ni Rodri ni Vico pudieron llegar para haber ampliado el marcador rojiblanco.

Acabó el partido sin tarjeta, aunque la mereciera nada más comenzar la segunda mitad por una entrada por detrás a Pombo en el centro del campo. El comodín y responsable de Martínez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios