Entrevista a Rui Silva "Diego Martínez ha logrado que todos rememos en la misma dirección"

  • El guardameta rojiblanco reconoce que cuando no jugaba "pidió salir para gozar de minutos en otro equipo"

  • Silva tiene claro que la clave del Granada CF es "la solidaridad que existe entre todos los jugadores"

Desde que ha sido titular, ha dejado 18 veces su portería a cero. Desde que ha sido titular, ha dejado 18 veces su portería a cero.

Desde que ha sido titular, ha dejado 18 veces su portería a cero. / Álex Cámara

Llegó a Granada en enero de 2017 como un guardameta con mucho futuro. Tras año y medio prácticamente sin jugar, hoy Rui Silva (Oporto, febrero de 1994) es una pieza clave en el conjunto de Diego Martínez. Sus buenas actuaciones comienza a llamar la atención de muchos equipos europeos pero el portugués es feliz en Granada, donde reconoce que se siente muy querido.

-¿Esperaba un arranque en LaLiga Santander como el que está realizando el Granada CF?

Este año hemos mantenido una gran base de la pasada temporada y la gente que ha llegado tiene experiencia y se han integrado muy bien en el grupo, ayudando mucho. Quizá para algunos es una sorpresa este Granada CF, pero los que estamos dentro sabemos el nivel de este equipo y también la exigencia de la Primera División. En cualquier caso, salimos cada jornada a ganar y la verdad es que hemos conseguido muchos puntos en este primer tramo de la competición y lo que queremos es seguir en esa línea.

-¿Es la confianza que tiene el equipo en el trabajo diario la clave de la buena temporada que están llevando a cabo?

Creo que sí. El grupo que hemos creado y la solidaridad que existe entre nosotros, con una mezcla de gente joven, otros con experiencia y todos trabajando al límite con la intención unos de reivindicarse y mostrarse en la máxima categoría, es la clave para seguir creciendo.

-¿Qué es lo mejor de este Granada CF?

Sin duda, la gente que trabaja en el club, que es espectacular y me ayuda mucho cuando necesito algo. Además de las instalaciones que tenemos para trabajar, que son de un nivel top.

“Quizá para algunos este Granada CF es una sorpresa, pero los que estamos dentro sabemos el nivel de este equipo”

-Ya ha disputado 53 partidos dejando la portería a cero en 22 ocasiones. ¿Cómo valora este dato? Supongo que será un orgullo para usted.

Llevo ya bastantes partidos defendiendo el escudo del Granada CF y estoy muy contento con ello. El año pasado ya logramos un récord muy interesante y este, en Primera, sabemos que va a ser más complicado dejar tantas veces la portería a cero. Llevamos cuatro en ocho jornadas y quizá podamos hacer algo bonito esta campaña.

-Cuando llegó en el mercado de invierno de la temporada 2016-2017 prácticamente se encontró con un equipo en descomposición. ¿Qué diferencia observa entre aquel vestuario y el de ahora?

El portero portugués espera cumplir un sueño y ser convocado por su país. El portero portugués espera cumplir un sueño y ser convocado por su país.

El portero portugués espera cumplir un sueño y ser convocado por su país. / Álex Cámara

Uff, no lo sé. Quizá la mentalidad que nos ha inculcado Diego Martínez, que ha conseguido que vayamos todos en el mismo barco y rememos en la misma dirección.

-Tras apenas jugar en año y medio, ¿pensó en algún momento dejar el club y buscar nuevas aventuras?

Sí le planteé al club salir en el mercado invernal de la primera campaña en Segunda División. No estaba jugando y opté por buscar una salida para gozar de minutos en otro equipo, pero no me dieron esa oportunidad y me quedé en Granada para seguir trabajando e intentar ser titular. Ahora, con el paso del tiempo, creo que la mejor solución que tomé fue quedarme, aunque estaba jodido porque no jugaba pero era una decisión del cuerpo técnico que existía y había que respetarla. El año pasado me tocó jugar y fue muy importante para mí, porque crecí y demostré el nivel que tengo. La verdad es que estoy muy contento. Muchas veces quieres buscar una salida pero quién sabe si llego a salir si en el otro equipo al que podría haber ido iba a jugar o no.

-¿Ha tenido ofertas este verano de otros conjuntos?

Que yo sepa no. Lo que quería era ascender con el Granada CF y llegar a Primera y ahora que estoy en la máxima categoría lo que quiero es que la gente esté contenta conmigo y mi trabajo.

-¿Cómo recuerda su debut en liga ante el Rayo Vallecano?

Ya había jugado en Copa del Rey tres meses antes, pero volver a hacerlo tanto tiempo después hizo que no tuviera ritmo de competición. Antes del partido estaba con mucha ansiedad, con dudas y muy nervioso. Era un partido importante fuera de casa y ante un buen equipo, pero conforme fueron pasando los minutos fui cogiendo confianza y creo que me salió un buen encuentro.

“Le planteé al club salir en el mercado invernal de la primera campaña en Segunda División A”

-Habla de ansiedad, de nervios. ¿De verdad Rui Silva se pone alguna vez nervioso?

Desde fuera puede parecer que no me pongo nervioso porque la gente no me conoce. Soy un poco introvertido pero antes de los partidos es normal que sienta ansiedad y nerviosismo competitivo. Cuando no tenga esa sensación dejaré el fútbol. Soy una persona tranquila pero hay momentos en los que me caliento como cualquiera. En ese sentido, no soy diferente.

-La pasada campaña todo fue muy distinto. ¿Le ha cambiado en algo a nivel personal el hecho de comenzar a ser uno de los ídolos de la afición?

No. Sí es cierto que necesitaba jugar pero sobre todo sentirme importante en un equipo. Lo logré la temporada pasada ayudando al equipo a ascender pero personalmente soy el mismo.

-Cuando se corea su nombre en el Nuevo Estadio de Los Cármenes, ¿qué sensaciones le queda?

Es una sensación brutal. Cuando uno no juega, no sales en ningún lado, la gente no te conoce pero ahora, cuando voy por la calle con mi novia, de compras o a un restaurante, muchos aficionados quieren saludarme, tirarse una foto conmigo o pedirme un autógrafo. Es un reconocimiento al trabajo y la verdad es que en Granada noto mucho cariño. Me encanta vivir aquí y estoy muy feliz.

Silva se siente muy querido por el trato que le dispensa la afición rojiblanca. Silva se siente muy querido por el trato que le dispensa la afición rojiblanca.

Silva se siente muy querido por el trato que le dispensa la afición rojiblanca. / Álex Cámara

-Por tanto, ¿se puede decir que se siente querido en Granada?

Sin duda. Me gusta mucho cuando voy paseando con mi familia y la gente se para contigo para darte ánimos. Creo que es lo más bonito del fútbol.

-Dijo Antonio Puertas que no le importaría quedarse en el Granada CF de por vida. ¿Existen ya negociaciones con usted para prolongar su vinculación?

No sé nada. Eso lo lleva mi representante. Yo ahora mismo estoy centrado en jugar y hacer buenos partidos, que es lo que me toca, para seguir jugando bien y crecer como portero. No sé que va a pasar en el futuro si voy a renovar o no. Yo tengo contrato y estoy muy contento en este club.

-Son muchos los especialistas que dicen de usted que es el portero revelación de LaLiga Santander. ¿Qué opinión le merece esta afirmación?

Estoy muy orgulloso de ello. La verdad es que empecé bien la liga y estoy en un buen momento de forma y muy contento con ello. La gente no me conocía porque estaba en Segunda pero yo lo que quiero es seguir creciendo y en esta línea, haciendo buenos partidos como estoy haciendo hasta ahora. Soy muy joven, tengo 25 años, y quiero mejorar en todos los aspectos.

-Ante el Real Madrid fue el mejor de su equipo pero encajó cuatro goles. ¿Se fue del campo consciente de su buena actuación pero dolido por la derrota?

Fue una sensación agridulce. Empezamos mal el encuentro con un gol en contra en el que creo que pude hacer algo más. Además, al poco tiempo llegó la lesión de Montoro que nos hizo mucho daño. Pero fuimos poco a poco creciendo en un escenario muy complicado y ante uno de los mejores equipos del mundo. El resto de goles fueron balones difíciles pero me quedo con buenas sensaciones pero, aunque quiero hacer buenos partidos, lo importante es que gane el equipo.

“No sé que va a pasar en el futuro si voy a renovar o no. Yo tengo contrato y estoy muy contento en este club”

-¿Cómo es su relación con Aarón?

Nos llevamos muy bien. Este es mi tercer año con él y nos respetamos mucho, que es algo muy bonito. Los dos sabemos que es un puesto muy difícil porque sólo puede jugar uno y existe competitividad, pero es sana porque ambos queremos jugar pero, sobre todo, lo mejor para el equipo.

-Él tiene pocas oportunidades de jugar como usted en su momento. ¿Le aconseja, le anima, hablan de ello y de su experiencia?

No mucho, la verdad, pero a veces sí le animo para que no desista. A mí me pasó lo mismo cuando el portero titular era Javi Varas y él me ayudó bastante, al igual que Ochoa en Primera División. Son porteros veteranos y con experiencia que trataron de animarme. Yo, en lo que puedo, trato de ayudar a Aarón porque sé que es una situación muy complicada pero seguro que dentro de poco se va a hablar de él para bien.

-¿En qué cree que puede mejorar como portero?

Creo que desde que he llegado a España he mejorado mucho tanto el juego con los pies como el aéreo. Ahora, poco a poco, estoy mejorando el uno contra uno que antes me costaba más. Quizá un aspecto que me falta es hablar más con mis compañeros, que sí lo intento pero el ruido de los estadios no ayuda a comunicarte con ellos.

-Existían muchos rumores de que iba a ser seleccionado con Portugal en este parón. ¿Cree que está cerca de conseguirlo?

Es más fácil que pueda ser convocado porque estando en Primera División la visibilidad es mayor, pero también la exigencia. Estoy en una categoría muy buena para llegar a la selección pero es una decisión del entrenador y yo ahí poco tengo que comentar. Si algún día soy convocado, se cumplirá un sueño que tengo desde niño.

-¿Cuál ha sido su mejor momento como futbolista en el Granada CF?

Sin duda, el ascenso a Primera en el partido ante el Mallorca. El encuentro ante el Barcelona también fue muy ilusionante pero ascender muy poca gente lo consigue y creo que soy un afortunado por ello.

-¿Y el peor?

Creo que está por llegar aunque cuando no jugaba hubo momentos complicados. Cuando iba a casa dudaba, cuando entrenaba dudaba porque no sabía qué hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios