Recreativo-Marbella | Segunda División B Sin gol no hay salvación

  • El filial suma su cuarto empate consecutivo, esta vez ante el mejor equipo de la segunda vuelta

  • Los de David Tenorio confirman su mejoría atrás pero continúan romos en ataque

Juanjo intenta driblar a un jugador marballí, Juanjo intenta driblar a un jugador marballí,

Juanjo intenta driblar a un jugador marballí, / Álex Cámara (Granada)

El Recreativo de David Tenorio es mejor que el equipo que dirigía Pedro Morilla. Ha recuperado la seguridad defensiva, con dos goles recibidos en cuatro encuentros, ninguno en los dos últimos, y cero derrotas. No ha perdido pero tampoco ha ganado.

Cuatro empates en otros tantos choques. Y no ha vencido aún ninguno porque anda sin gol, romo en ataque. Sólo marcó uno ante un Ibiza que jugó casi todo el partido con diez y se ha quedado a cero en los dos últimos duelos.

El último fue el disputado ayer ante el Marbella. Un 0-0 ante el cuadro costasoleño, que está en la zona medio alta de la tabla y es el mejor equipo de la segunda vuelta, puede ser un buen resultado si no estás como estás: en descenso. Seguirá el Recreativo una jornada más en zona roja porque, a estas alturas, un punto es insuficiente.

Los jugadores del filial lucharon pero no tuvieron efectividad Los jugadores del filial lucharon pero no tuvieron efectividad

Los jugadores del filial lucharon pero no tuvieron efectividad / Álex Cámara (Granada)

Es una obviedad afirmar que si se mantiene la fortaleza sin balón adquirida con el nuevo preparador y llega el gol, que tampoco estaba antes, caerán victorias en las cuatro jornadas que quedan y será posible la ansiedad permanencia. Pero sin tantos no habrá paraíso.

Afán por sobrevivir

Si algo desean los entrenadores en el tramo final de una temporada es que sus equipos se midan a conjuntos que no se juegan nada, que estén salvados y no tengan opciones por arriba. El Recreativo, en plena lucha por la supervivencia, recibió en la Ciudad Deportiva a una de esas escuadras, a un Marbella ya salvado y cuyas posibilidades de alcanzar las eliminatorias para subir penden más de un milagro que de la realidad.

El empate, cuarto seguido de la ‘era Tenorio’, mantendrá al Recreativo al final de la jornada en zona de descenso a Segunda B

El malagueño, sin embargo, era un oponente trampa: catorce partidos y más de tres meses sin perder, desde el 7 de enero, y en clara progresión con tres triunfos en las cuatro últimas jornadas.

David Tenorio, en la banda David Tenorio, en la banda

David Tenorio, en la banda / Álex Cámara (Granada)

Novedades de inicio

Tenorio formó, para buscar su primer triunfo, con un once al que regresaron Jean Carlos y Carlos Neva tras faltar al duelo anterior ante el San Fernando. Caio y Paco Torres fueron los sacrificados.

Dibujó el Recreativo sobre el campo un 1-4-4-2 con el que intentó gobernar el partido desde el inicio, aunque con más ímpetu y ganas que acierto.

El mando inicial de los locales dio paso a un primer tiempo de dominio alterno, aunque siempre con la sensación de que el choque lo controlaban más los visitantes. De hecho, en el primer cuarto de hora tuvo que aparecer Lejárraga hasta en tres ocasiones para evitar el 0-1. La de más valor fue la primera, exhibiendo reflejos en un cabezazo a bocajarro de Mustafa. Después volvió a lucirse ante sendos tiros de Paulo y otra vez de Mustafa.

Reprimenda

No pintaban bien las cosas y retumbó medio Almanjáyar al cuarto de partido cuando Tenorio gritó a los suyos que había que "ganar los duelos".

La reprimenda pública surtió efecto porque a partir de ese momento el Recreativo ya no volvió a sufrir atrás, con un notable Fran Serrano liderando la zaga, y hasta se asomó al área visitante, pese a que el meta visitante Godino vivió un primer acto plácido. Tampoco sufrió después.

Andrés García, muy por encima en el doble pivote de un Yael desaparecido, lo intentó en un par de ocasiones con un par de disparos tan lejanos como mal ejecutados. La mejor, y única, ocasión local antes del descanso, la creo a la media hora Jean Carlos en la derecha y acabó con un cabezazo de Rubén Sánchez que no encontró portería por centímetros.

Reanudación

La segunda parte fue otra historia. El Recreativo apretó más, subió su grado de presión y se jugó mucho más en el campo del Marbella. Juancho se mostró mucho más activo y acertado para acaparar el protagonismo ofensivo de los suyos.

Hubo un penalti a Juancho, agarrado por un rival cuando encaraba al portero, que pareció claro y que el árbitro no señaló

Primero lo intentó el colombiano con un disparo desviado y después cayó en el área en una acción en la que ocho árbitros de cada diez pitan penalti. Regateó a su par, le agarraron y se fue al suelo cuando estaba en franca posición para marcar. A Peña Varela, que dejó jugar mucho, permitió el contacto y pitó poco, no le pareció suficiente la acción para señalar la pena máxima. Después la tuvo Garrido de cabeza, aunque el paso de los minutos sirvió para que de nuevo se equilibrara la contienda.

Cambios

Tenorio no movió el banquillo hasta bien entrado el segundo acto, que fue cuando salieron Isi y Caio. Lo primero que hizo el brasileño fue tirar una diagonal con un chut intencionado que no encontró la escuadra por poco.

El Recreativo era consciente de que un punto siempre sirve, pero poco en la situación en que se encuentra. Por eso trató de volcarse hasta el final en busca del triunfo, aunque ya no hubo más ocasiones claras.

Juancho fue objeto de un penalti que no fue pitado. Juancho fue objeto de un penalti que no fue pitado.

Juancho fue objeto de un penalti que no fue pitado. / Álex Cámara (Granada)

Un centro de Víctor Morillo, que en los pocos minutos que estuvo en el campo percutió bastante y bien por la izquierda, no encontró rematador por poco en la última llegada peligrosa de los locales, que tampoco podían descuidarse atrás porque el Marbella, pese a verse sometido, nunca renunció a una contra ganadora. De hecho, el pitido final llegó tras un córner visitante.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios