Granada CF-Eibar | Crónica y resultado

Derrota de un Granada CF agotado y sin ideas

  • El cuadro rojiblanco cae de forma merecida ante un Eibar que nunca se descompuso y que generó muchos problemas a los de Diego Martínez en la salida del balón

Víctor Díaz despeja el esférico en el área ante la presencia del japonés Inui. Víctor Díaz despeja el esférico en el área ante la presencia del japonés Inui.

Víctor Díaz despeja el esférico en el área ante la presencia del japonés Inui. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Bajo un calor insoportable gracias a la decisión de la Liga de Fútbol Profesional de no cambiar el horario del choque, el Granada CF cosechó una nueva derrota (1-2) y dice adiós prácticamente a sus opciones de jugar en Europa la próxima campaña. Las numerosas lesiones, sobre todo en el centro del campo, le está pasando factura a un equipo que ha llegado a la recta final de la temporada con la gasolina en reserva. El tener la permanencia conseguida con seis encuentros aún por disputar es un éxito, aunque seguro que Diego Martínez quiere terminar el curso dando una mejor imagen que la que ofreció su equipo en Los Cármenes ante un Eibar que dio un paso importantísimo hacia su salvación.

Vídeo resumen del Granada-Eibar

El buen arranque de los rojiblancos sorprendió por el alto ritmo que quisieron imprimir. Con mucha profundidad en ataque en los primeros diez minutos, el Eibar tuvo que replegarse ante los intentos de los de Diego Martínez, que buscaron por los flancos generar peligro. La movilidad de Fede Vico en la media punta hizo mucho daño a los vascos, que hasta que ajustaron la marca sobre el cordobés se vieron sometidos por el Granada CF.

La tuvo Machís

Pero, al igual que ocurrió ante el Villarreal, el choque pudo cambiar de haber aprovechado Darwin Machís la ocasión más clara de los nazaríes a los diez minutos. Un pase en profundidad de Víctor Díaz a Puertas permitió al almeriense centrar al punto de penalti para la llegada del extremo venezolano quien, con Dmitrovic batido, no acertó a alojar el cuero entre los tres palos ante la presión de Rober Correa que le impidió rematar con claridad.

La presión que ejerció el conjunto de José Luis Mendilibar sorprendió al Granada CF

Era el minuto diez y haberse adelantado en el marcador hubiera resultado clave. No fue así y seis minutos después el Eibar sí aprovechó su oportunidad. Y lo hizo de una manera nada habitual en los rojiblancos en la presente temporada. Fue fruto de un grosero error defensivo entre Germán y Yangel Herrera que permitió a Kike García, que hizo un gran trabajo en ataque, dar un pase en profundidad a De Blasis, que le ganó la espalda a Carlos Neva pues se encontraba en posición de ataque y no le dio tiempo a recuperar la posición. El extremo argentino se plantó solo ante Aarón y con mucha clase batió al valenciano con una vaselina.

Pudo ser peor

Y pudo ser peor si el propio De Blasis, dos minutos después, llega a aprovechar una gran ocasión tras taconazo de Orellana que lo dejó solo ante Aarón en el área pero su disparo fue repelido por el guardameta local, que debutó en Liga en Los Cármenes ante la lesión de Rui Silva. Dos ocasiones seguidas que hicieron mucho daño a la confianza de los de Diego Martínez, que hasta el descanso no fueron ese equipo fluido, de ideas claras en ataque y peligroso a la contra que suele ser.

El calor comenzó a hacer mella y pareció que el cuadro eibarrés se adaptó mejor, que lejos de replegarse realizó una presión alta muy intensa que incomodó muchísimo la salida de balón desde atrás. Sin circulación en la medular, la única manera de sacar el cuero era a base de pelotazos buscando a Carlos Fernández y Puertas, pero en los duelos con Esteban Burgos y Bigas, los centrales vascos siempre se impusieron.

Vallejo se impone por velocidad a Kike García, que cuajó un gran encuentro. Vallejo se impone por velocidad a Kike García, que cuajó un gran encuentro.

Vallejo se impone por velocidad a Kike García, que cuajó un gran encuentro. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El técnico vigués le pedía ritmo y tranquilidad a sus jugadores desde la banda pero no encontró soluciones. Por su parte, los de Mendilibar comenzaron a dominar gracias a un gran Orellana, que volvió loco a la zaga granadinista, y su asociación de Inui y De Blasis, bien acompañados por Kike García con su juego de espaldas. La pausa de hidratación era muy esperada ya no sólo para refrescarse sino para ordenar ideas pero de ahí al descanso no hubo mejoría. No había manera de sacar el balón con claridad desde atrás y de esa manera terminó un primer acto decepcionante del Granada CF.

Soldado providencial

Una vez más, desde el banquillo se tomaron decisiones y Yan Eteki se quedó en la caseta tras el descanso, dando entrada a Roberto Soldado, retrasando así Fede Vico su posición para jugar junto a Yangel Herrera. Y el movimiento no le pudo salir mejor a los rojiblancos pues en el primer balón que tocó el valenciano, los locales empataron el encuentro. Fue gracias a un centro desde la derecha de Antonio Puertas que remató Soldado sin apenas saltar al fondo de las mallas.

El centro del campo nunca logró imponerse a la dupla formada por Diop y Sergio Álvarez

La igualada cambió por completo a los locales, muchos más decididos y con confianza. Sin embargo, el Eibar es de esos equipos que nunca se rinden y en el 54’ casi se vuelven a poner por delante en el marcador pero Kike García no supo materializar una gran ocasión a centro de Orellana, que le ganó en el cuerpo a cuerpo a Germán. Y es que cuando salían a la contra lo hacían con hasta cinco efectivos.

Carlos Fernández no estuvo acertado de cara al arco de Dmitrovic. Carlos Fernández no estuvo acertado de cara al arco de Dmitrovic.

Carlos Fernández no estuvo acertado de cara al arco de Dmitrovic. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El duelo poco a poco se fue rompiendo fruto del cansancio físico y ese empuje inicial quedó en nada cuando, de nuevo Orellana, que fue una auténtica pesadilla, asistió a Kike García para que el ariete vasco hiciera el que, a la postre, sería el 1-2 definitivo. Antes, Fede Vico y Carlos Fernández lo intentaron pero los ayer vestidos de verde nunca se desarmaron defensivamente y cuando salieron al ataque lo hicieron con mucho orden.

Germán de '9'

La necesidad de ir de nuevo a por el empate hizo que Diego Martínez buscara soluciones de todo tipo, como dar entrada a Gil Dias en el lateral izquierdo, situar a Antoñín en el extremo diestro por un agotado Antonio Puertas u ordenar a Germán ser el ‘nueve’ de referencia en el último cuarto de hora de partido. Y lo cierto es que el central gaditano prolongó numerosos envíos en largo. En uno de ellos, con el tiempo cumplido, asistió a Carlos Fernández que en el mano a mano ante Dmitrovic no supo definir. Incluso se llegó a pedir un penalti por manos que Del Cerro Grande no estimó.

El segundo gol del Eibar fue un mazazo para los de Diego Martínez, con pocos recursos ofensivos en el banquillo para revertir la situación

El Eibar se llevó el duelo merecidamente, mucho más intenso que su rival. Se jugaba mucho, nada menos que seguir un año más en LaLiga Santander, algo que el Granada CF ya ha logrado para alegría de sus aficionados. Quedan seis encuentros sin presión alguna para disfrutar y cerrar un año histórico lo más alto posible. Lo demás, como diría Diego Martínez, para los que están obligados a pasear el palmito por Europa por presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios