GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Granada CF | Fichajes El Granada CF cambia su política deportiva en busca de incrementar su patrimonio

  • El conjunto rojiblanco ha pasado a tener una gran cantidad de jugadores en propiedad a diferencia de la última etapa en Primera

Maxime Gonalons tiene una cláusula de compra obligatoria por parte del Granada CF en caso de permanencia. Maxime Gonalons tiene una cláusula de compra obligatoria por parte del Granada CF en caso de permanencia.

Maxime Gonalons tiene una cláusula de compra obligatoria por parte del Granada CF en caso de permanencia. / Efe

Desde que el empresario chino Jiang Lizhang adquirió la propiedad del Granada CF, la política deportiva de la entidad rojiblanca ha ido cambiando para bien. Cuando Gino Pozzo vendió su paquete accionarial, no desapareció su figura en el entorno de la entidad. Sobre todo porque el fondo de inversión que manejaba contaba con un gran número de jugadores cedidos en los distintos equipos la cantera, que en muchos casos cobraban sueldos desorbitados.

No hay más que ver la cantidad de futbolistas cedidos que había en la primera plantilla de la temporada 2016-2017, la primera de Lizhang al frente del club, que tan mal resultado dio y que terminó con el equipo en Segunda División tras una horrorosa campaña. Un año para olvidar en el que únicamente se sumaron 20 puntos en 38 jornadas, terminando el curso con una única victoria en los últimos catorce encuentros de Liga y ocho derrotas seguidas que selló un curso lamentable.

Cordura

La llegada de Manolo Salvador dio algo de cordura al aspecto deportivo, y aunque no se logró el ansiado regreso a la máxima categoría, al menos se comenzó a tener patrimonio en forma de jugadores en propiedad. De diecinueve cedidos se pasó a cinco, generando un sentimiento de pertenencia aunque no se pudo alcanzar el objetivo propuesto. Pero, al menos, se sentó la base del equipo que hoy en día tiene Diego Martínez a sus órdenes.

En la primera temporada de Jiang Lizhang había diecinueve jugadores cedidos

Porque de aquella temporada, 2017-2018, este año se han mantenido nueve futbolistas aunque Adrián Ramos se marchó en diciembre y Machís se marchó para regresar esta campaña. Es el caso de Rui Silva, Víctor Díaz, Quini, Germán, Álex Martínez, Montoro y Antonio Puertas. Un patrimonio deportivo que fue a más la campaña pasada en la que tan sólo hubo cuatro cedidos. En concreto José Antonio Martínez, Pozo, San Emeterio y Fede Vico y, de ellos, los dos últimos con opción de compra que finalmente sólo se pudo ejercer sobre el mediapunta cordobés, que firmó un contrato el pasado verano hasta el 30 de junio de 2021.

Una base

Mantener el bloque permitió alcanzar de nuevo la élite del fútbol nacional pero con una base de jugadores que llevan jugando juntos más de dos años y cuyo compromiso ha hecho que sus seguidores que se identifiquen plenamente con sus valores. Porque ya desde el mercado invernal de la pasada temporada se comenzó a pagar traspasos para adquirir jugadores en propiedad. Así, llegaron en enero procedentes del Club Deportivo Lugo Bernardo Cruz y Ramón Azeez, siendo Dani Ojeda la única llegada por medio de una cesión procedente del Leganés.

Foulquier pasará a ser propiedad del Granada CF al término de la temporada tras hacer efectiva su opción de compra. Foulquier pasará a ser propiedad del Granada CF al término de la temporada tras hacer efectiva su opción de compra.

Foulquier pasará a ser propiedad del Granada CF al término de la temporada tras hacer efectiva su opción de compra. / Álex Cámara

Se había cambiado la política de fichajes tras no pocas negociaciones para quitarse el lastre del fondo de inversión, que casi dos años después seguía teniendo futbolistas en el Granada CF siendo el último en salir Juergen, hoy en las filas del Marbella. El pasado verano se logró el traspaso de cuatro jugadores (Fede Vico, Domingos Duarte, Darwin Machís y Yan Eteki) pero también se apostó por la cesión de jugadores, en su mayoría jóvenes, con la excepción de Maxime Gonalons.

El futuro

A los José Antonio Martínez, Yangel Herrera y Carlos Fernández se le unió en enero Foulquier, Vallejo y Gil Dias. Siete cedidos pero sobre cinco de ellos se tiene una opción de compra o, al menos, prioridad en el caso de una posible venta por parte del club dueño de sus derechos como ocurre con Martínez, que es propiedad del Eibar. Sobre el resto, existe al menos esa posibilidad aunque en el caso de Yangel Herrera será casi imposible lograr su traspaso por las circunstancias económicas de la entidad octogenaria, que ya hará un gran esfuerzo por retener a Foulquier y Gonalons en una inversión que rondará los seis millones de euros.

Este año son siete los futbolistas a préstamo y cuatro de ellos con opciones de compra

Hay que tener en cuenta, además, que a finales de febrero se logró el traspaso de Antoñín, procedente del Málaga CF, por millón y medio de euros. Y todo eso, teniendo que conjugarlo con el coste límite-plantilla, el llamado límite salarial que va variando en función de los ingresos y gastos de la entidad. Por tanto, en la configuración de la nueva plantilla, que está por ver cuando será pues antes habrá que terminar la presenta Liga suspendida por la crisis generada en el país por el coronavirus, habrá de nuevo una buena inversión.

Una lección

La fórmula de las cesiones está bien en clubes modestos pero hasta cierto límite, porque lo que hizo Javier Torralbo 'Piru' con la llegada de Jiang Lizhang es imposible que funcione como ya quedó demostrado. Al menos, se aprendió la lección y el Granada CF ya cuenta con patrimonio deportivo que vender en caso de necesidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios