Granada CF | Coronavirus

Un regreso muy especial del Granada CF

  • Los futbolistas del Granada CF pasaron en la Ciudad Deportiva las pruebas médicas previas a la vuelta a los entrenamientos para ser sometidos a los controles por los doctores del club

El central maño Jesús Vallejo durante una de las pruebas a las que fue sometido en la Ciudad Deportiva del Granada CF. El central maño Jesús Vallejo durante una de las pruebas a las que fue sometido en la Ciudad Deportiva del Granada CF.

El central maño Jesús Vallejo durante una de las pruebas a las que fue sometido en la Ciudad Deportiva del Granada CF. / Pepe Villoslada / Granada CF

La normalidad para que regrese el fútbol comenzó este miércoles en casi todas las ciudades deportivas de los clubes de LaLiga. El protocolo aprobado por las autoridades sanitarias y deportivas, junto a la LFP, se puso en práctica en la primera de las fases previstas para que la competición vuelva tras casi dos meses parados. Y así ocurrió en el Granada CF, cuyos jugadores salieron por fin de sus hogares para acudir a la instalación de la carretera de Alfacar y someterse a los controles previstos. Un camino que ya conocían pero que se hizo extraño esta vez por todas las medidas que debieron tomar.

La jornada arrancó pasadas las 9:00 horas, cuando el delantero sevillano Carlos Fernández pasó la barrera de seguridad de la Ciudad Deportiva rojiblanca para abrir así el turno de los futbolistas de la plantilla de Diego Martínez. Allí le esperaban miembros de seguridad que eran los que le medían la temperatura a los profesionales, para posteriormente pasar a las dependencias habilitadas donde fueron recibidos por el departamento médico del club, coordinado por Dionisio González, y continuar allí con los controles.

Cada cinco minutos

Posteriormente llegaron Soldado y Aarón y poco a poco e intervalos de cinco minutos, fue pasando toda la plantilla y el resto de miembros del cuerpo técnico y trabajadores de la entidad, reducido eso sí a lo que es habitual. Los últimos en pasar las pruebas fue el lateral turco Ismail Köybasi así como los lesionados Álex Martínez y Neyder Lozano. Al mediodía acudió Diego Martínez y el resto del cuerpo técnico y ya por la tarde el resto del personal indispensable para que a los profesionales nos les falte de nada como es costumbre.

Aún no se conoce cuando podrán entrenar los jugadores de manera individual

En esta Fase Uno, tal y como la denomina la Liga de Fútbol Profesional, se llevaron a cabo pruebas de detección del coronavirus (Covid-19) tanto test PCR como serológicos, además de una revisión física general y distintos chequeos médicos, teniendo en cuenta que los jugadores rojiblancos van a tener que realizar una pretemporada como si del verano se tratara para ir regresando poco a poco a los entrenamientos previos a la vuelta a la competición.

Carlos Fernández fue el primero en llegar a la instalación de la carretera de Alfacar. Carlos Fernández fue el primero en llegar a la instalación de la carretera de Alfacar.

Carlos Fernández fue el primero en llegar a la instalación de la carretera de Alfacar. / Pepe Villoslada / Granada CF

Al parking fueron acudiendo tanto jugadores de la primera plantilla como seis del filial que fueron citados. En concreto, acudieron a la llamada del club Mario, Pepe e Isma Ruiz, que ya debutaron con el primer equipo en Copa del Rey, junto a los guardametas Joao Costa y Unai, y el extremo Migue García. Protegidos con guantes y mascarillas, esperaban en sus coches a pasar al interior del complejo deportivo, sin tener contacto cercano entre ellos y tan sólo hablando con una distancia de seguridad pero cada uno en sus vehículos.

Protegidos

Como cualquier otro ciudadano, hicieron uso del gel hidroalcohólico proporcionado por el club para lavarse las manos cumpliendo así con la normativa sanitaria de higiene. Una situación extraña para todos pero a la que se deberán ir acostumbrando a partir de ahora cuando acudan a su centro de trabajo para realizar los entrenamientos previstos. Superada esta primera fase, las sesiones serán de manera individual pero ya bajo el estricto control de los preparadores físicos del club, Víctor Lafuente y Jesús Roche, a diferencia de los últimos 54 días en los que se han preparado en sus casas pero sin pisar el verde.

Al parking fueron acudiendo tanto jugadores de la primera plantilla como seis del filial que fueron citados

Aún no está confirmado cuando los jugadores podrán saltar al césped para comenzar el periodo de readaptación previo a la vuelta a la competición. Todo dependerá de los resultados de las pruebas pero eso sí, cuando lo hagan lo deberán hacerlo con máxima precaución y siempre con severas medidas de higiene. Los clubes, y en concreto la Liga de Fútbol Profesional, centra los focos de medio país tras la polémica suscitada por los controles a los jugadores a los que otros colectivos no tienen tanta capacidad de acceder, por lo que el mundo del fútbol se juega mucho.

Precaución

Es evidente que todos quieren comenzar ya a calzarse las botas pues nunca han tenido tanto tiempo de ‘descanso’ y eso podría pasar factura sobre todo a nivel muscular por lo que, aunque sea con sesiones individuales en la denominada Fase Dos, el cuerpo técnico deberá medir las cargas a sus pupilos pues una lesión muscular de cierta gravedad puede suponer el adiós a la temporada para el afectado. En cualquier caso, comienza a verse la luz al final del túnel, que no es poco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios