Graanda CF | Resaca Sevilla Otra lección de la que aprender

  • Los rojiblancos redujeron el número de pérdidas ante el Sevilla FC pero no estuvieron acertados en ataque

Puertas es agarrado claramente por Carriço pero no se señaló penalti. Puertas es agarrado claramente por Carriço pero no se señaló penalti.

Puertas es agarrado claramente por Carriço pero no se señaló penalti. / Carlos Gil

Nadie dijo que fuera a ser fácil. El buen partido (a nivel ofensivo) que hizo el Granada CF en la primera jornada de LaLiga Santander en Villarreal atrajo la atención de muchos aficionados, que acudieron el pasado viernes a Los Cármenes en busca de un espectáculo que esta vez no fue como en La Cerámica. El bagaje ofensivo que mostró el conjunto de Diego Martínez fue infinitamente inferior al del duelo en tierras castellonenses. No hay más que ver los números del partido para comprobar que los rojiblancos no tiraron ni una vez entre los tres palos y así es muy difícil, por no decir imposible, sacar tres puntos en Primera División. Pero lo que sí volvió a mostrar el conjunto nazarí fue su capacidad para competir. No se le perdió la cara nunca al partido, pero no se tuvo chispa en ataque.

La lección

Quedó reflejado en Villarreal y ante el Sevilla FC volvió a repetirse. El fútbol es un deporte de errores y cuanta más calidad se tenga enfrente, más concentrado hay que estar para evitarlos, pues el rival no perdona. Ante los hispalenses se redujeron las pérdidas en zonas peligrosas, aunque algunas hubo, pero se cometieron errores sobre todo a nivel defensivo y uno de ellos costó un gol. Se está en el inicio de la temporada y faltan esos automatismos que ayudaron a lograr el ascenso. Uno de ellos y que tan buen resultado dio la pasada campaña fue tirar el fuera de juego para que el rival cayera en la trampa. Fue lo que intentó Domingos Duarte en la contra de Nolito pero Germán estaba escalonado y no era el momento de forzar que el rival se quedara en offside, lo que aprovechó De Jong para avanzar y plantarse solo ante Rui Silva. El resto de la historia ya se sabe.

La confianza

Si hubo un jugador que destacó ante los de Julen Lopetegui, ese fue Quini. El de Fernán Núñez cuajó probablemente uno de sus mejores partidos como rojiblanco. Y lo hizo en una posición en la que cada vez está más adaptado. Su capacidad de concentración es lo que le permite rendir en cualquier puesto. Levantó en varias ocasiones el aplauso de los aficionados que se dieron cita en la instalación del Zaidín. Un público que valora, y mucho, la casta. Y Quini es el claro ejemplo de futbolista que no es un dechado de virtudes técnicas, pero que se deja el alma en cada encuentro. De ahí el cariño que cada vez más le tiene la grada como quedó demostrado el viernes.

El líder

Desde su llegada, poco a poco se está convirtiendo en una pieza clave en el grupo que dirige Diego Martínez tanto dentro como fuera del campo. Se trata de Roberto Soldado. El valenciano siempre ha sido un futbolista con mucha personalidad y carácter y en los dos encuentros que se llevan disputados, ya ha mostrado que es el líder de este equipo. Al margen de fajarse y de qué manera con Albiol en Villarreal y Diego Carlos en Los Cármenes, anima a sus compañeros, mete presión al colegiado sabedor que tiene un nombre en LaLiga Santander y muestra, cada vez que puede, que no ha venido a pasearse.

Roberto Soldado se lamenta de una acción en el duelo ante el Sevilla. Roberto Soldado se lamenta de una acción en el duelo ante el Sevilla.

Roberto Soldado se lamenta de una acción en el duelo ante el Sevilla. / Carlos Gil

Se pudo comprobar en varios lances del choque aunque fue una jugada la que confirmó lo anterior. Fue en el primer tiempo cuando, tras un centro lateral, el internacional se adelantó a su par para rematar y cayó en el área tras intentar chutar en posición muy forzada en el punto de penalti. La afición reclamó la pena máxima y varios de sus compañeros se fueron hacia Sánchez Martínez, el colegiado, para solicitar pena máxima pero Soldado fue honesto y frenó a sus compañeros en la protesta. Acción que el trencilla le agradeció posteriormente, pese a tener con él varios desencuentros a lo largo del duelo. Su ascendencia en el vestuario está fuera de toda duda y cada vez es más palpable.

Agresividad

Uno de los aspectos que más está gustando en el regreso a Primera es la presión alta que están mostrando los de Diego Martínez. Una agresividad para recuperar el balón que comienza a ser una seña de identidad del Granada CF. Por momentos, el rival de turno no sabe evitarla pero en la máxima categoría hay mucha calidad y jugadores como Cazorla o Banega ya lo han demostrado. Un estilo de juego que llevó, por ejemplo, a Ángel Montoro a ser el jugador que más balones recuperó en la primera jornada (14), muchos de ellos robados en campo contrario. Y no es precisamente Montoro el jugador más agresivo del centro del campo rojiblanco, ni es el típico medio centro defensivo cuya misión es recuperar el cuero y apretar a su par, sino todo lo contrario.

Detalle

Al margen del espectáculo de luces que se celebró en el descanso tras el cambio de iluminación y que sorprendió a los aficionados, el humilde homenaje que se le realizó a Fran Rico, a buen seguro que el de Portonovo no lo olvidará. El cariño que toda la entidad, no sólo jugadores, le tiene al gallego por su gran comportamiento en todos los años como rojiblanco quedó reflejado en un sencillo acto. Un futbolista al que las lesiones no le han respetado y que hace poco más de tres meses se pudo despedir en el campo y el sábado de la afición.

Problema

La reforma de Los Cármenes ha dejado un campo ‘nuevo’… aunque a algunos aficionados les haya perjudicado. Esta redacción ha podido conocer que ha habido varios abonados a los que se les ha reubicado en el estadio, sin previo aviso (a otros sí se les avisó) con el consiguiente problema ocasionado debido a la instalación de los soportes para la nueva ubicación. El no contar en algunos casos con numeración en los asientos no facilitó a los abonados la solución. El club ha tomado nota de cara a la cita ante el FC Barcelona, el próximo duelo en casa. Un choque donde se espera superar los casi 16.000 espectadores que se dieron cita, aunque la sensación es que había más seguidores en la grada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios