Granada CF | Resaca El ‘avión’ Yangel y el hormigón rojiblanco

  • La explosión goleadora del centrocampista venezolano está siendo una de las armas de los rojiblancos en el arranque de la temporada

  • La consistencia defensiva del equipo sigue siendo excelsa con la mitad de los partidos sin encajar gol

El sistema defensivo de los rojiblancos sigue estando a un gran nivel. El sistema defensivo de los rojiblancos sigue estando a un gran nivel.

El sistema defensivo de los rojiblancos sigue estando a un gran nivel. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

En lo anales de la historia del Granada CF quedará que al mejor equipo de los casi 90 años de vida del club rojiblanco, sus aficionados tan sólo lo pudieron disfrutar desde casa. Una pena no poder vivir y gozar de los éxitos de un conjunto que está creciendo a pasos agigantados desde la llegada de Diego Martínez al banquillo nazarí.

El coronavirus ya forma parte de nuestras vidas, pero para al amante del fútbol granadino un maldito virus le va a impedir emocionarse durante un tiempo de un grupo de jugadores que cada día que pasa dan un paso más. Con personalidad, valentía, ambición y sobre todo mucho orden, ya no hay duda que desde la humildad se puede vencer a cualquier rival como está quedando demostrado tanto en la pasada con en la presente temporada.

Hormigón

Ya es de sobra conocido que uno de los aspectos que más destaca de este Granada CF es su solidez defensiva. Dejar la portería a cero en LaLiga Santander no es nada fácil y en los cinco encuentros que ha disputado lo ha conseguido en dos ocasiones. De los nueve goles que ha encajado entre la competición doméstica y la Europa League, únicamente los ha recibido en cuatro de los ocho duelos celebrados, pues tanto ante el Athletic Club como el Sevilla así como el Teuta y el Lokomotivi Tblisi, Rui Silva no encajó ni un gol y seis de ellos fueron en un mismo duelo, ante el Atlético de Madrid en una cita que hay que olvidar.

Liberado y llegando desde atrás Yangel está siendo indetectable para los rivales al incorporarse desde segunda línea

Y es que cuando los rojiblancos se ponen a defender, es muy complicado generarle peligro. No es sólo fruto del trabajo del guardameta y la zaga, sino de todo el equipo, que es muy solidario. Un ejemplo de ello son los extremos como por ejemplo Puertas y Kenedy ante el Sevilla, que se dejaron todo a nivel defensivo para ayudar a Neva y Foulquier. Todo ello, convierte el sistema defensivo del Granada CF en puro hormigón armado para alegría de su técnico.

El avión

Posiblemente, Yangel Herrera sea uno de los centrocampista más completos que ha jugado en Granada en mucho tiempo. El venezolano, que en enero cumplirá 23 años, no es un fino estilista con el balón en los pies y tampoco es un goleador. Probablemente no sea un líder en el vestuario pero es, sin lugar a dudas, un futbolista espectacular por todo lo que aporta.

Yangel Herrera conduce el cuero en el duelo ante el Sevilla. Yangel Herrera conduce el cuero en el duelo ante el Sevilla.

Yangel Herrera conduce el cuero en el duelo ante el Sevilla. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Del jugador cedido por el Manchester City se conocía su enorme capacidad de trabajo, su despliegue físico y su potencia pero no así su capacidad goleadora. Sin ser un killer, obviamente, el trivote de centrocampistas que emplea Diego Martínez le ha beneficiado y de qué manera. La pasada temporada era un pivote más posicional, que abarcaba mucho terreno pero que se descolgaba lo justo en ataque.

Pero con el nuevo sistema, y con las espaldas bien cubiertas con Gonalons o Luis Milla en su caso, el jugador nacido en La Guaira tiene libertad y eso lo está notando su equipo para bien. Cinco goles lleva anotados, casi un tercio de los que ha anotado el Granada CF en todas la competiciones y tres de ellos de cabeza.

El tanto ante el Sevilla no fue casualidad, pues esa misma acción ya la hizo en el primer duelo de la presente campaña ante el Athletic Club. Liberado y llegando desde atrás como un avión, aprovechó su potente salto para marcar de cabeza siendo indetectable para los rivales al incorporarse desde segunda línea. A buen seguro que los próximos rivales han tomado nota de cara al futuro.

Los intangibles

En las estadísticas del baloncesto existen varios aspectos del juego que no quedan reflejados. Son los llamados intangibles, que para el espectador quizá pasen desapercibidos pero que son muy valorados por los técnicos. Algo similar sucede con Roberto Soldado. Quizá no sea en la recta final de su carrera el hombre gol que materialice 15 o 20 goles, pero todo lo que aporta debe ser puesto en valor. Por ejemplo, trajo en jaque ante el conjunto de Julen Lopetegui a Sergi Gómez, le sacó la primera cartulina amarilla a Joan Jordán y siempre está presto para presionar, incomodar y si hay que protestar al colegiado, también lo hace. Su compromiso está fuera de toda duda, aunque no vea puerta con asiduidad.

El fortín

Antes del confinamiento, el Nuevo Estadio de Los Cármenes era un campo donde sacar puntos era una misión harto complicada. Llegó el Covid-19 y en la reanudación de la competición, a los rojiblancos les costó sumar puntos en casa. Ganaron el primero y el último partido (Getafe y Athletic Club) pero cayeron ante Villarreal, Eibar y Real Madrid empatando con el Valencia. Sin embargo, parece que a jugar sin público en las gradas se está adaptando el Granada CF, que ha sumado cuatro triunfos como local en otras tantas citas en lo que se va de temporada, tres en Liga (Athletic Club, Alavés y Sevilla) y uno más en Europa League (Tbilisi). Vuelve el fortín del Zaidín.

El sueño europeo

Sin mucho margen para disfrutar, llega el estreno en la fase de grupos de la Europa League. El jueves toca visitar el Philips Stadion de Eindhoven, donde espera el PSV, histórico del fútbol holandés que se encuentra invicto y líder en las cinco jornadas que se lleva disputadas en la Eredivisie y que será una nueva cita histórica para un Granada CF que busca dar la sorpresa en el Viejo Continente. El sueño europeo continúa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios