Granada CF

"Ellos se juegan el honor; nosotros la vida"

  • Sandoval debuta mañana contra su ex equipo

Sandoval, minutos antes de empezar su entrenamiento de ayer en Córdoba. Sandoval, minutos antes de empezar su entrenamiento de ayer en Córdoba.

Sandoval, minutos antes de empezar su entrenamiento de ayer en Córdoba. / EL DÍA

El entrenador del Córdoba, José Ramón Sandoval, que debuta mañana en el banquillo cordobesista en el duelo con el Granada, su equipo en el año 2015, afirmó que el rival "se juega el honor", tras siete partidos sin ganar fuera, pero que su equipo, antepenúltimo de La Liga 1|2|3, se juega "la vida" y por ello "sólo" les "vale" ganar.

Sandoval indicó en rueda de prensa que el Granada "hará un partido muy largo sabiendo que el Córdoba se está jugando la vida", con lo que dijo que "no hay que precipitarse", sino "ser muy solidarios". Destacó que los granadinos llegan tras "dos victorias seguidas sin sufrir", aunque reconoció que son "un equipo muy diferente" en su casa y a domicilio "por sus planteamientos", al margen de los negativos resultados que acumula como visitante, después de tres derrotas consecutivas y siete encuentros sin vencer como visitantes.

El empate no nos vale, sólo los tres puntos, como cuando yo llegué a Granada"

El nuevo técnico blanquiverde manifestó que "no sólo hay que jugar sesenta minutos bien como ante el Barcelona B", con el que perdieron 1-2 hace dos jornadas, sino los noventa minutos, y añadió que serán claves "las coberturas y permutas para llegar a los jugadores que son más difíciles en el uno contra uno y así ayudar a los compañeros que puedan sufrir".

El madrileño comentó que hasta ahora "la sangría del Córdoba son los goles que lleva en contra", por lo que deben "estar juntitos y arropaditos" para "jugar en conjunto y luego llevar muchas veces el balón al área contraria", pues consideró que en punta tienen "a uno de los mejores de la categoría", en referencia a Guardiola.

Apuntó que su equipo mostrará "una identidad propia más que estar pendientes del rival", entre otras razones porque con el apoyo de 20.000 personas detrás "mal" les iría" si se fijan en el otro, con independencia de que el fútbol "es una partida de ajedrez y hay que estar pendiente de los movimientos del adversario, pero el Granada tampoco tendrá referencias" de este nuevo Córdoba.

"Empezamos una era en la que el jugador tiene que saber lo que hacer según lo que yo le pida. El empate no nos vale, sólo los tres puntos, como cuando yo llegué a Granada" al final de la campaña 2014-15, recordó, y logró la permanencia en Primera, y dijo que "una victoria daría autoestima para afrontar los próximos partidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios