GRANADA CF

Una línea defensiva muy irregular

  • Únicamente Álex Martínez y Germán Sánchez han rendido al nivel que se esperaba

  • Las acciones a balón parado, principal problema de los rojiblancos atrás

Comentarios 1

Chico FLORES

Concluida la temporada sin lograr el objetivo previsto por el Granada CF, llega el momento de analizar el comportamiento de los jugadores que han formado parte de la plantilla rojiblanca. Un estudio por líneas que refleja altibajos y una irregularidad que ha provocado que, el segundo proyecto de la era Jiang Lizhang, termine también en fracaso fruto de las malas decisiones deportivas tomadas en momentos claves del curso como consecuencia de las prisas o los malos consejeros que rodean al presidente chino de la entidad granadina. Una campaña con muchos menos jugadores que en la época de Pina y Cordero o la última en Primera División y cuya mayoría continuarán en el Granada CF en la 2018-2019.

50Goles encajados. Los rojiblancos han sido el séptimo equipo más goleado de la Liga 1|2|3

LA PORTERÍA

La portería, la séptima más batida de la categoría, ha tenido un nombre propio: Javi Varas. El guardameta, que llegó de la Liga Santander con una gran trayectoria deportiva, no ha rendido como se esperaba. El ex de Las Palmas, un fijo para Oltra y líder en el vestuario, arrancó bien pero fue de más a menos. Realizó buenos partidos pero no tuvo la regularidad que se le pide a un portero de su bagaje. Con muchos problemas para dejar su puerta a cero (únicamente no encajó goles en once de los 38 partidos que ha disputado), pronto se le vio que uno de sus grandes problemas era el juego aéreo.

Bajo palos tiene muchos reflejos pero fuera del arco sufre para salir con decisión en los envíos por alto. Si a eso se le une el fantasma del balón parado que ha acompañado a la zaga durante todo el curso, todo ello dio como resultado una temporada muy mejorable para un jugador que llegó a Granada para ser una pieza fundamental. Tiene contrato y lo normal es que siga. Sus errores en Oviedo o ante el Osasuna en casa le condenaron de cara a la afición.

Su sustituto ha sido Rui Silva, que llegó en el mercado invernal de la campaña 2016-2017 pero en la que no llegó a debutar. Esta campaña iba por el mismo camino hasta que llegó el choque del Rayo en Vallecas en el que, por motivos personales de Varas, el sevillano no estuvo disponible y se enfundó por primera vez la rojiblanca en Liga. Antes ya había debutado en Copa del Rey encajando tres goles en La Romareda en el único encuentro copero que disputó el Granada CF. En Vallecas cuajó un gran partido pero encajó un gol en la recta final que impidió a los de Oltra sumar. Ya no volvió a actuar hasta el último duelo de Pedro Morilla en Huesca, en un choque marcado por la lluvia en la que cometió un error en una salida por alto que supuso el empate.

Sus dos últimas actuaciones llegaron con Portugal en el banquillo, que le ha dado confianza y ha respondido, logrando ante el Cádiz su primera victoria como rojiblanco que tanto deseaba. Seguirá pues proyección y buena planta tiene. Goza de un gran golpeo de balón con la zurda y por arriba es valiente. Quién sabe si puede ser el titular la próxima campaña. Como tercer portero figuró Aarón, que ha renovado recientemente dos temporadas y que ha acudido a tres convocatorias pero sin llegar a disputar ni un solo minuto. Sin embargo, en el Granada B ha sido una pieza fundamental por su sobriedad.

LATERALES

Por lo que se refiere a la zaga, se puede decir que ha sido la línea sobre la que más ojos se han puesto desde la grada. En los laterales ha habido poca competencia pues Víctor Díaz no ha tenido rival en Quini, que ha terminado la temporada jugando más minutos por delante del lateral que en su posición natural. Díaz, que cuajó una gran primera vuelta y que lo jugó todo con Oltra, bajó mucho su rendimiento con la destitución del valenciano. Hasta entonces fue una pieza clave por su sobriedad y seriedad, además de ser uno de los laterales que más asistencias ha dado en la Liga 1|2|3 con un total de cinco, el segundo mejor pasador junto a Pedro y únicamente superado por Machís. La acumulación de amonestaciones hizo que en el debut de Morilla no estuviera disponible, que apostó por Quini en su segundo partido pero tiró del ex del Leganés viendo que el rendimiento del cordobés no era el más adecuado. Pero ya no fue el mismo.

Si en la derecha hubo poca competencia, en el flanco izquierdo simplemente no la hubo. Álex Martínez, probablemente el jugador más regular de los rojiblancos, lo ha jugado casi todo, perdiéndose 39 minutos en toda la temporada. Además, ha dado una asistencia y anotado tres goles, uno menos que Ramos y dos más que Rey Manaj. Su sustituto natural fue Iriondo, que únicamente jugó en Copa del Rey y que se va de Granada sin que la afición lo haya visto jugar.

CENTRALES

Más cambios hubo en el centro de la defensa. Cuatro fueron los centrales que iniciaron la temporada pero el mal inicio del curso hizo que desde la dirección deportiva se tomara la decisión de firmar a Chico Flores. Cinco jugadores por tanto para dos plazas, que comenzaron ocupando Germán y Menosse hasta que el primero se lesionó en un dedo de un pie en la segunda jornada ante el Zaragoza. Oltra no dio con la dupla perfecta pues Charlie Dean tampoco rindió y no fue hasta la entrada de Saunier en el once cuando se logró tener más estabilidad atrás. Pero las jugadas a balón parado ha sido el principal caballo de batalla durante toda la temporada. Una inseguridad que se palpaba en cada falta o saque de esquina. Chico y Saunier han sido la pareja más habitual pues Menosse pasó al ostracismo desde la undécima jornada. A partir de ahí, únicamente jugó un partido más pasando toda la segunda vuelta sin pisar el césped y siendo convocado una sola vez pero sin llegar a actuar.

Más regular fue Germán Sánchez cuando estuvo disponible. El gaditano no ha desentonado. Es un central contundente, no demasiado hábil con el balón en los pies pero tiene oficio y por arriba va muy bien. No ha cometido demasiados errores garrafales, por lo que se esperaba que jugara mucho más y cuando lo ha hecho ha cumplido. Con él en el campo, en siete de las 14 citas que ha actuado se ha dejado la portería a cero.

Capítulo aparte merece Chico Flores. Sorprendió su fichaje pero ha alternado buenos partidos con encuentros muy irregulares. Muchos de los tantos encajados vinieron por ganarle su par la partida en las jugadas a balón parado. No se le puede negar su compromiso pero se esperaba mucho más de un jugador con su bagaje. Su alta ficha seguramente haga que no renueve, por lo que habrá que fichar a un central de su personalidad que sea el líder atrás.

Por último, Saunier ha demostrado ser un futbolista muy válido para la categoría. Si las lesiones le respetan, como ha sido el caso esta temporada, es un central con calidad y anticipación. El francés siempre que ha estado disponible y en forma físicamente ha contado para todos los entrenadores que han pasado por el banquillo rojiblanco, aunque Miguel Ángel Portugal apostó por Germán en un primer momento, pero ha terminado jugando.

VÍCTOR DÍAZ

ÁLEX MARTÍNEZ

SAUNIER

JAVI VARAS

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios