Granada CF-Barcelona | El marcaje

El partido que nunca desea un portero

  • Rui Silva recibe cuatro goles y no realiza ninguna parada ante un Barcelona que exhibe su potencial ofensivo

Rui Silva, tapado por la barrera en el gol de falta de Messi Rui Silva, tapado por la barrera en el gol de falta de Messi

Rui Silva, tapado por la barrera en el gol de falta de Messi / LaLiga (Granada)

Si hay un jugador del Granada CF sobre el que recaen miradas esta temporada es Rui Silva. El meta luso, que ha tenido un crecimiento espectacular desde que Diego Martínez llegó al banquillo rojiblanco y lo colocó como titular, termina contrato a final de curso y aún no ha renovado ni hay visos de que lo haga, por lo que su salida de la entidad el 1 de julio es bastante probable.

Eso no significa ni que haya descendido su nivel bajo palos ni que Diego haya perdido la confianza en él. Todo lo contrario, como demostró con sus palabras en la rueda de prensa previa.

El duelo ante el Barcelona es, posiblemente, uno de los más complicados para un portero. No sólo porque esté enfrente Leo Messi, que encima se presentó tras firmar un doblete ante el Athletic, sino porque también formaron los azulgranas con su artillería pesada: Dembele, Griezmann, Pedri.....

Y fue de veras un mal día para dejar de fumar. Dijo Diego en sala de prensa que fue de esos choque es que sale mal todo lo que puede salir mal, y la afirmación se ejemplifica más que en ningún otro miembro de la plantilla en el meta luso.

Rui Silva vivió uno de esos encuentros que ningún portero desea sufrir en sus propias carnes. Si hay algo que fastidia a un cancerbero es recibir goles, y a él le marcaron cuatro; y si hay algo que gusta a un meta es firmar intervenciones que eviten goles, y no pudo hacer ninguna.

Sin opciones

Igual pudo hacer algo más en alguno de los goles, sobre todo en la falta que Messi marca por su palo y en el tiro con poco ángulo de Griezmann para el 0-4, mas tuvo la poca o mucha culpa que tuvieron todos sus compañeros en la derrota.

Cuatro veces tiró entre los tres palos el Barça y cuatro goles marcó.

Mal día en la oficina para Rui que no ensombrece su espectacular expediente, lo mucho que ha dado y aún dará esta campaña al equipo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios