Granada CF El partido ante el Albacete no es uno más

  • l Los rojblancos rozarán el ascenso con los dedos si logran el triunfo en el Carlos Belmonte

El plantel rojiblanco prepara a conciencia el choque ante el Albacete El plantel rojiblanco prepara a conciencia el choque ante el Albacete

El plantel rojiblanco prepara a conciencia el choque ante el Albacete / Carlos Gil (Granada)

Desde que comenzó la temporada, jugadores y técnicos del Granada han estado erre que erre con la consigna de afrontar cada partido siempre como uno más sin mirar la clasificación ni hacer cuentas de cara al objetivo que, dada la situación del equipo tras la disputa de 38 jornadas, ya no es otro que el ascenso directo.

Pero he aquí que el próximo lunes el conjunto rojiblanco tiene que afrontar un choque que no es uno más. Los jugadores granadinistas lo reconocen con la boca chica, tal como hizo el miércoles Víctor Díaz al señalar que "quizá es un partido un poco más importante y trascendente" por el mero hecho de ser ante un rival directo.

Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento

Diego Martínez da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento / Carlos Gil (Granada)

La realidad no engaña y ésta indica que a las nueve de la noche comenzará a rodar un balón en el estadio Carlos Belmonte en un partido en el que los dos contendientes se jugarán algo más que tres puntos. El resultado que recoja el marcador 90 minutos después no será definitivo de cara al ascenso directo, objetivo que está en el punto de mira de los dos conjuntos –se miden en segundo y el tercer clasificados–, porque aún quedarán tres jornadas.

Una derrota haría que el Granada ya no dependan de si mismo para el ascenso directo

O lo que es lo mismo, en juego estarán aún nueve puntos. No obstante sí tendrá más consecuencias de las que tiene un partido normal. Si el Granada consiguiera la victoria aventajaría en seis puntos al Albacete más el average y mantendría los siete sobre el Mallorca. En otras palabras, el triunfo rojiblanco pondría en bandeja el ascenso. De hecho, los de Diego Martínez estarían en condiciones de firmar su paso a Primera División si ganan al Cádiz en Los Cármenes el domingo 26.

Un empate dejaría las cosas como están entre el Granada y el Albacete, pero podría permitir al Mallorca meterse en la pomada si gana este domingo al Almería en Son Moix. Eso sí, los rojiblancos seguirían con ventaja y dependiendo de sí mismos.

Una derrota en el Carlos Belmonte supondría un cambio de decorado, pues el Albacete arrebataría la segunda plaza al Granada, que ya tendría que estar a la espera del fallo de los manchegos.

Por lo tanto, el del lunes no es un partido más. Y esto se sabe perfectamente en el seno de la plantilla rojiblanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios