Granada CF-Alavés | La Pizarra

La fórmula que casi nunca falla

  • Diego repite inicio con su habitual este curso 1-4-1-4-1 y acaba el choque con un 1-5-3-2

Puertas conduce un balón frente a Luis Rioja Puertas conduce un balón frente a Luis Rioja

Puertas conduce un balón frente a Luis Rioja / Antonio L. Juárez/Photographerssports (Granada)

Cuatro cambios introdujo Diego Martínez en su once inicial respecto al que formó el pasado jueves en Albania en el histórico estreno europeo de los rojiblancos.

Se esperaba alguna rotación más pero al final fueron solo Foulquier, Vallejo, Luis Milla y Machís los futbolistas recuperados para la titularidad. Repitió el preparador rojiblanco el 1-4-1-4-1 usado de inicio en los dos primeros partidos oficiales de la temporada, con un trivote en la medular formado esta vez por Gonalons, Luis Milla y Yangel Herrera, mientras que el tridente de arriba fue el mismo de la primera jonada contra el Athletic, con Machís, Antonio Puertas y Soldado.

El Granada cambió de sistema con el 2-1 El Granada cambió de sistema con el 2-1

El Granada cambió de sistema con el 2-1

Rival con tres atrás

El Alavés, condicionado por las bajas de Tomás Pina y Lucas Pérez, usó el 1-3-5-2 que tanto gusta a Machín, con dos jugadores ofensivos en los carriles como Luis Rioja y el ex rojiblanco Édgar Méndez. Deyverson fue el acompañante de Joselu en la punta de ataque de los vitorianos. No obstante, fue tan superior el Granada en el primer tiempo, pese al 1-1 que marcaba el electrónico a descanso, que Machín varió su esquema al descanso y jugó todo el segundo tiempo con un 1-4-4-2.

Extremos sueltos

Y es que la primera mitad del Granada fue bastante buena. Los tres de arriba, sobre todo Machís, encontraron mucho espacio a la espalda de los carrileros. Así llegó el 1-0 y eso fue precisamente lo que trató de corregir, con éxito, Machín con el cambio de dibujo. A diferencia de Antonio Puertas, seguramente lastrado por el cansancio acumulado, el venezolano generó mucho peligro, apareciendo tanto por dentro como por fuera. No le queda grande el título de mejor futbolista del encuentro, ya que a su constante participación acompañó una asistencia y el gol del triunfo.

Luis Milla intenta un pase vertical Luis Milla intenta un pase vertical

Luis Milla intenta un pase vertical / Antonio L. Juárez/Photographerssports (Granada)

Jerarquía de Gonalons

Casi al mismo nivel que Machís estuvo Gonalons, que se bastó para abarcar toda la medular como pivote único durante todo el choque. Barrió mucho, recuperó la friolera de quince balones y demostró su jerarquía y buen hacer durante casi todo el encuentro, exigente en lo físico pero que completó bien.

Cambios tras la hora

No hizo Diego ningún cambio en el descanso y las sustituciones no llegaron hasta después de la hora de juego. Le estaba costando al Granada desarmar al Alavés y buscó el técnico nuevas ideas con Montoro, magistral en la asistencia del 2-1, y con Kenedy, que se movió mucho por todo el frente de ataque, pese a que al principio se colocó en la izquierda mandando a Machís a la derecha.

Defensa de cinco

Como suele pasar en muchos encuentros en que el Granada tiene el marcador a favor, y con un Alavés enfrente que acabó el partido con tres delanteros, lo siguiente que hizo Diego fue colocar defensa de tres centrales y dos carrileros. Germán acompañó a Vallejo y Domingos, imperiales ambos en el choque, con Foulquier y Carlos Neva en las bandas como carrileros en vez de laterales. Jorge Molina aportó aire arriba.

Refuerzo de Víctor

El último cambio fue la entrada de Víctor Díaz, que se colocó en el carril diestro, con Foulquier ayudándole por delante formando parte del trío de medios junto a Gonalons y Montoro. Kenedy acabó en punta junto a Molina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios