Granada CF

Los posibles efectos colaterales para el Granada CF

  • Los rojiblancos viajan a primera hora hasta Mallorca donde tendrán el último entrenamiento antes de jugarse el ascenso.

La afición no podrá despedir a su equipo al salir a primera hora del lunes. La afición no podrá despedir a su equipo al salir a primera hora del lunes.

La afición no podrá despedir a su equipo al salir a primera hora del lunes. / Photographerssport

Con el paso cambiado tras la suspensión y posterior modificación horaria del encuentro de la penúltima jornada de Liga 1|2|3 en Son Moix, el Granada CF repite este lunes puesta en marcha de viaje desde primera hora de la mañana, cuando la expedición parta desde la ciudad deportiva rojiblanca hacia el aeropuerto de la provincia para coger el vuelo chárter que les trasladará hasta las Islas Baleares.

Diego Martínez no ha facilitado lista de convocados, por lo que presumiblemente repetirá el premio dado a todos sus jugadores en el último viaje hasta Albacete, donde se desplazaron con la expedición hasta el lesionado Fran Rico. En este caso tampoco está disponible José Antonio Martínez, quien es baja por la rotura fibrilar de grado II en su obturador izquierdo. Los jugadores, que se ejercitaron ayer por última vez en Granada, trabajarán mañana por la tarde en los campos de entrenamiento del Real Mallorca, quien ha permitido el trabajo de los rojiblancos tras la petición del club de Los Cármenes.

Jugadores y cuerpo técnico podrán realizar de esta forma una sesión de activación con el fin de aligerar la posible tensión en piernas y cabeza tras el desplazamiento en avión y sobre todo todas las situaciones vividas en los últimos días. Porque la tensión ya le dura al equipo bastantes jornadas consecutivas del mes de mayo y del recién estrenado junio. Pese a que desde el vestuario se quiere transmitir al exterior que la plantilla no piensa en las posibles consecuencias (positivas) en caso de victoria en Mallorca, la segunda parte ofrecida frente al Cádiz mostró grandes cantidades de nervios ante la posibilidad de ascenso.

Además, la causa del aplazamiento del encuentro de mañana por el fallecimiento de José Antonio Reyes en un accidente de coche afectó a toda la plantilla, no sólo por tratarse de un compañero de la categoría, sino por lo trágico de la situación y porque algunos de los miembros del equipo rojiblanco llegaron a coincidir con el utrerano en un vestuario. Sin duda estas dos últimas claves (tensión y estado anímico) serán importantes durante el partido y desde el cuerpo técnico se habrán trabajado en las últimas horas.

Otro de los efectos colaterales que sufrirán los rojiblancos en el partido del martes será la falta de público en las gradas del estadio mallorquín. Y es que, pese a no haber habido viaje organizado por las peñas de manera oficial, sí cientos de seguidores buscaron de manera individual la formar de estar en Son Moix para animar a sus jugadores. La modificación del partido y el tratarse de una jornada entre semana ha hecho que buena parte de esos seguidores hayan tenido que regresar ya a Granada, ya sea por obligaciones laborales o por imposibilidad de cambios en las reservas de estancia y vuelos. Pese a ello, se espera una pequeña representación de rojiblancos en la gradas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios