Resultado Osasuna-Granada CF La buena racha se corta en Pamplona

  • Los rojiblancos caen ante Osasuna tras ocho jornadas sin conocer la derrota

  • El conjunto de Diego Martínez suma su segundo partido seguido sin rematar entre los tres palos en jugada

José Antonio trata de eludir la presión de hasta tres jugadores de Osasuna.

José Antonio trata de eludir la presión de hasta tres jugadores de Osasuna. / Agencia LOF

En una categoría en la que acumular rachas de ocho partidos sin perder no es lo habitual, perder tras casi dos meses y medio no es más que una anécdota. Y así se lo tienen que tomar los pupilos de Diego Martínez tras caer en El Sadar ante un rocoso e intenso Osasuna que puso más interés por ir a por los tres puntos que los rojiblancos. La derrota, no obstante, deja al Granada CF en lo más alto de la tabla aunque empatado con el Málaga y el propio Osasuna, al que al menos se le ganó el average particular que siempre es fundamental a final de temporada.

Pocas opciones

Pero lo cierto es que opciones de triunfo nunca tuvo el cuadro visitante, como mucho de empatar y estuvo cerca de conseguirlo. Sin embargo, sin tirar a puerta es casi imposible ganar un partido en cualquier categoría salvo milagro. Los ayer vestidos de gris acumulan 228 minutos sin tirar entre los tres palos en jugada. Tan sólo a balón parado en la segunda parte del Elche, todo el duelo ante Extremadura y frente a los de Jagoba Arrasate se probó al portero rival. Un dato que preocupa.

Una vez más se dejó la portería a cero en el descanso y van veintidós veces

Pero también lo es que se haya perdido en cierto modo esa chispa que tenían los rojiblancos del centro del campo hacia arriba. Aunque en El Sadar la presión que ejerció Osasuna condicionó mucho el habitual juego de los de Diego Martínez. Sin San Emeterio y Montoro, el míster gallego le dio la oportunidad por primera vez como titular a José Antonio González ante los problemas físicos de Nico Aguirre y con el recién llegado Azeez en el banquillo. El cordobés casi todo lo que hizo lo realizó con criterio aunque fue protagonista en el tanto pamplonés, su última acción pues se lesionó al golpear el esférico.

Adrián Ramos dispara con la zurda en la única opción que tuvo en todo el duelo. Adrián Ramos dispara con la zurda en la única opción que tuvo en todo el duelo.

Adrián Ramos dispara con la zurda en la única opción que tuvo en todo el duelo. / Agencia LOF

Hasta que el centrocampista subido del filial comenzó a entrar en juego, el balón pasaba desde la defensa a la delantera sin criterio a base de envíos largo en busca de Adrián Ramos, que ha vuelto a perder el olfato goleador y son ya seis jornadas sin marcar. Trabajo pone y mucho, eso sí. El buen arranque de Vadillo se quedó en nada conforme pasaron los minutos pues ni Fede Vico ni Antonio Puertas, y mucho menos Alberto Martín, dieron criterio al juego visitante.

Poco bagaje

Por contra, los rojillos sabían muy bien cómo hacer daño al Granada CF: abriendo el campo y con Roberto Torres y Rubén García como 'artistas' antes de buscar a Juan Villar que incordió y mucho a la zaga granadina. Un saque de esquina directo de Vadillo que sacó bajo palos Clerc, un disparo a la red de Ramos y un pase interior de Vico a Quini que cortó Unai García, fue el balance ofensivo de los de Martínez en un primer acto en el que se pidió un penalti por mano de Víctor Díaz. Los de Jagoba lo intentaron sobre todo por medio de disparos lejanos ante el buen orden defensivo de su rival.

Aunque el choque pudo cambiar de haber anotado Juan Villar desde más de 40 metros su disparo tras pase de Fran Mérida. El delantero de Osasuna levantó la cabeza y quiso sorprender a Rui Silva, que reaccionó bien y despejó a saque de esquina cuando el balón se introducía en su portería. Fue la última acción de un primer acto muy mejorable sobre todo en la parcela atacante por parte del líder de la categoría.

Más posesión

Tras el paso por vestuarios, el nivel en la presión de los navarros bajó y los rojiblancos tuvieron más control del balón. Pese a que Osasuna quiso apretar en el arranque, la circulación fue mejor aunque Fede Vico tenía que retrasar mucho su posición para entrar en contacto con el cuero. José Antonio se fue soltando y adquiriendo más confianza y con sus cambios de orientación y las asociaciones con los medias puntas, se empezó a ver la versión del Granada CF que más se acercaba al de la primera vuelta. Pero eso sí, sin generar excesivo peligro ante el arco de un Rubén Martínez que no es precisamente el mejor portero de LaLiga 1|2|3.

La más clara

De hecho, la ocasión más clara llegó por medio de un rechace tras un saque de esquina que Alberto Martín, desde la frontal, aprovechó para golpear con la zurda pero el cuero tocó en un rival y se marchó con dirección al córner. Que sea el medio centro defensivo que no se prodiga mucho en ataque el que tuvo la mejor oportunidad dice mucho del peligro de los granadinos.

Rubén Martínez despeja de puños un centro lateral de los rojiblancos. Rubén Martínez despeja de puños un centro lateral de los rojiblancos.

Rubén Martínez despeja de puños un centro lateral de los rojiblancos. / Agencia LOF

Rui Silva no es que pasara por demasiados apuros y el duelo parecía controlado. El empate se podía dar por bueno viendo los resultados que se habían dado en la jornada pero era un riesgo no asustar al rival cuando se tenía el balón. Y eso que poco a poco los rojillos bajaron sus prestaciones a nivel físico. La presión ya no era la misma pero tampoco había claridad en las salidas. Se buscó desde el banquillo en un primer momento con Dani Ojeda y posteriormente con Pozo pero se seguía sin tener profundidad.

José Antonio, que debutó como titular, fue de lo mejor de los rojiblancos pese a su error en el gol

Hasta que llegó el único tanto del partido en una acción en la que José Antonio se lesionó justo cuando golpeaba el esférico. El cordobés despejó en el área pero el cuero le llegó a Rubén García que si algo tiene es un gran golpeo como demostró con una gran folha seca que sorprendió a Rui Silva, que nada pudo hacer ante el chut.

Fin a la racha

Rodri entró en el campo en busca del empate pero no se tuvo el día a nivel ofensivo y van dos jornadas. La racha se tenía que cortar en algún momento y fue en Pamplona pero al menos se sigue líder y eso ya es importante. El que no se consuela es porque no quiere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios