Granada cf

Una situación bonita pero ¿irreal?

  • La ciudad vuelve a ilusionarse con los rojiblancos, que han tenido un calendario teóricamente asequible en este inicio de curso

  • Hay muchos aspectos por mejorar y no sólo a nivel deportivo

La ola comienza a ser un clásico en el Estadio de Los Cármenes en este arranque liguero. La ola comienza a ser un clásico en el Estadio de Los Cármenes en este arranque liguero.

La ola comienza a ser un clásico en el Estadio de Los Cármenes en este arranque liguero. / ÁLEX CÁMARA

Nadie puede negar la ilusión que el Granada CF está generando de nuevo en la ciudad tras el excelente arranque de temporada que está realizando. Pero Granada es la tierra de la 'malafollá' y los hay que piensan que la situación en la que se encuentran los rojiblancos no es del todo real. Y quizá argumentos no les falten, sobre todo viendo el calendario que han tenido en el primer mes y medio de competición. Tres recién ascendidos y el colista, han sido cuatro de los rivales en las siete jornadas disputadas hasta el momento por el conjunto de Diego Martínez, además de medirse a equipos con más presupuesto y límite salarial como Osasuna y Lugo que se encuentra de mitad de la tabla hacia abajo. Pero los hay que no son tan negativos y creen que en la dinámica en la que se encuentran los granadinistas, cualquier rival puede ser derrotado. Claro que los 'malafollás' pensarán en este punto que a día de hoy no lo han demostrado como quedó patente en Riazor ante el Deportivo. Esos le achacan a Álex Martínez poco menos que la derrota con su penalti, que tuvo influencia, pero lo cierto es que ofensivamente fue el peor encuentro junto al primero de la temporada en Elche.

comunión

En cualquier caso, lo que es innegable es que la grada está en sintonía con la plantilla. Ser segundo clasificado, estar invicto en casa donde se han cosechado tres victorias consecutivas o encabezar la tabla como equipo máximo goleador de la Liga 1|2|3 ha facilitado las cosas. La comunión entre jugadores y afición quedó plasmada cuando el Córdoba anotó su segundo gol y la grada, lejos de ponerse nerviosa, insufló energía y confianza a los rojiblancos que reaccionaron anotando un cuarto gol. Un aspecto que el míster no quiso pasar por alto en rueda de prensa como forma de agradecimiento.

dinámica positiva

Poco podían imaginar que entrado ya el mes de octubre la entidad viviría estos días, a nivel deportivo, una gran situación en casi todas las categorías en las que participa. Al margen de la nave nodriza, el femenino es líder, el juvenil de División de Honor está intratable en 'casa' (Armilla) y el filial es, en cuanto a puntos, el sexto de todos los integrantes de la Segunda División B, y hay nada menos que 80 conjuntos entre los cuatro grupos. Un líder inesperado al que, curiosamente, vieron en directo el pasado domingo cinco entrenadores que en algún momento han dirigido al primer equipo de la entidad. En la Ciudad Deportiva se juntaron Lucas Alcaraz, Óscar Cano, Manuel Torres-Molina y Joseba Aguado, junto a Pedro Morilla, que está sacando un rendimiento extraordinario a sus chavales. Instalación que, por cierto, sigue sin estar preparada para acoger un encuentro de categoría nacional. La afición se ha reducido notablemente con respecto a la que acudía a Los Cármenes, donde estaba mucho más cómoda. Por no hablar de los profesionales que cubren los partidos para los distintos medios, sin una zona específica donde poder conectar sus ordenadores, a la intemperie y suerte que aún no ha llovido o, simplemente, sin repartir agua sobre todo en días como el pasado domingo, donde más de uno casi sufre una insolación. Hay detalles que no cuestan nada y más en un equipo con un presupuesto suficiente como para acometer pequeñas reformas. La idea de que el Recreativo jugara en la carretera de Alfacar estaba prevista para cuando se construyera el estadio con capacidad para unos 2.000 espectadores en el proyecto inicial presentado hace menos de dos años. Campo que tendría gradas de obra y no supletorias como en la actualidad. Aunque bueno, ya se sabe que las palabras se las lleva el viento y más en esta ciudad.

las formas

Para crecer hay que asumir los errores y uno de ellos lo cometió el segundo entrenador de la entidad, Raúl Espínola. El técnico accitano se vio envuelto en un absurdo rifirrafe cuando Ángel Montoro anotó el tercer tanto. Cuatro minutos antes el Córdoba recortó diferencias y a Espínola no se le ocurrió otra cosa que contestar a una provocación previa del banquillo cordobesista durante la celebración de su gol que dirigirse a los componentes del cuerpo técnico del equipo adversario en los siguientes términos: "A chuparla", provocando un enfrentamiento colectivo tal y como reflejó el acta del colegiado madrileño Pizarro Gómez, que lo expulsó junto a dos componentes del cuadro visitante al ser informado por el cuarto árbitro. Y no es la primera vez que ha sido expulsado pues en el choque de Copa del Rey en Elche también lo fue junto al preparador físico Víctor Lafuente. Haría bien Diego Martínez en leerle la cartilla a sus colaboradores más cercanos. Hay que saber estar en la victoria y en la derrota pero sobre todo en la primera.

toca reus

Mantener la segunda plaza no será fácil. Y la primera defensa de la misma llegará el domingo en uno de los campos más complicados. Pese a que el Reus no ha ganado aún en casa, los partidos allí son duros y trabados. Será una prueba de fuego más, de nuevo ante un equipo de la zona medio-baja de la tabla clasificatoria, en el que los pupilos de Diego Martínez deberán demostrar que su situación a día de hoy no es irreal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios