Granada CF

Dos triunfos con el mismo once

  • Los rojiblancos han ganado sus dos últimos encuentros con la misma formación inicial

  • Yangel Herrera y Machís han sido las novedades respecto a las dos primeras jornadas

Machís y Fede Vico juegan un balón en el triunfo ante el Celta en Balaídos Machís y Fede Vico juegan un balón en el triunfo ante el Celta en Balaídos

Machís y Fede Vico juegan un balón en el triunfo ante el Celta en Balaídos / Agencia Lof

Las dos victorias consecutivas a domicilio han dibujado un escenario idílico para el Granada CF. Lo que era un punto de seis posibles se ha convertido en un siete de doce más que meritorio, pues empezar la liga con tres partidos fuera de casa era una trampa que el equipo ha superado imbatido. En los triunfos logrados ante Espanyol y Celta Diego Martínez ha alineado el mismo once, un dato a tener en cuenta, pues el técnico gallego es partidario de no tocar lo que ya funciona.

En los dos primeros choques ante Villareal y Sevilla el entrenador apostó por un once formado por Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Germán, Quini, Yan Eteki, Montoro, Vadillo, Puertas, Fede Vico y Soldado. Para la tercera jornada dos nuevas caras aparecieron en la formación rojiblanca. Fueron Yangel Herrera, en lugar del lesionado Yan Eteki, y Darwín Machís, que jugó en detrimento de Álvaro Vadillo.

Efecto vinotinto

El encuentro realizado ante los periquitos fue sobresaliente y Diego tomó nota de ello. El domingo ante el Celta el preparador granadinista volvió a apostar por los futbolistas venezolanos a pesar de que llegaban con menos entrenamientos que otros compañeros debido a la estancia con su selección durante el parón. La jugada volvió a salir redonda, pues si Machís se marcó un partidazo en el RCDE Stadium, en Balaídos fue Yangel Herrera quien destacó con un golazo que limpió las telarañas de la escuadra de Rubén Blanco. Los internacionales vinotinto han entrado con fuerza en el once y no parecen dispuestos a ceder el sitio de nuevo.

La temporada pasada en la Liga 1|2|3 el conjunto rojiblanco comenzó a funcionar con un once inicial y ese mismo fue el que tuvo la confianza de Diego Martínez para conseguir el ascenso, con la excepción de la punta de ataque, donde Adrián Ramos y Rodri se turnaron con frecuencia. Cualquier dato no va a ser síntoma de que el gallego sea de ideas fijas, pues el propio Diego siempre insiste en la importancia de que todos sus futbolistas estén “enchufados”.

Ese discurso del técnico es el que deben seguir jugadores como Yan Eteki y Vadillo. El camerunés fue una de las grandes sensaciones de la pretemporada rojiblanca y arrancó la competición como titular, pero una lesión le sacó de las convocatorias. Ahora el ex del Almería debe disputar con Yangel Herrera el puesto como escudero de Montoro, que es fijo en el esquema.

El caso del gaditano es distinto. El ‘7’ y Machís juegan en la misma posición, pero su perfil es muy distinto, pues el ex del Betis es más pausado, técnico y habilidoso. El venezolano por el contrario es todo potencia, explosividad y finalización. Vadillo cuenta con la ventaja de poder actuar en las tres posiciones de la mediapunta, por lo que la lesión de Fede Vico puede abrirle la puerta de la titularidad. La otra alternativa para jugar de enganche es Carlos Fernández, que ya actuó en esa demarcación en su debut ante el Sevilla.

Rotaciones obligatorias

Durante los próximos diez días muchos jugadores tendrán la oportunidad de demostrar que pueden tener su sitio en el esquema de Diego Martínez. El conjunto rojiblanco juega durante ese tiempo tres choques, dos de ellos ante rivales directos como Valladolid y Leganés. Las rotaciones se presentan como algo obligatorio para afrontar con garantías físicas los tres encuentros.

La campaña es larga y siempre hay momentos para todos. El mejor ejemplo del año pasado es Álex Pozo, que se mantuvo en los planes del técnico para partidos clave a través del esfuerzo y desempeñar distintos roles, pues llegó a jugar en banda, de delantero e incluso de carrilero en defensas de cinco en finales de encuentros apretados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios