Mapa de Músicas

Cuentos con final feliz

  • El guitarrista John Scofield publica un álbum en trío centrado en partituras de su antiguo mentor, el bajista Steve Swallow

Detalle de la carátula del disco. Detalle de la carátula del disco.

Detalle de la carátula del disco.

Todo disco tiene su historia. Y la de este Swallow Tales (ECM; 2020) se remonta a 1971 cuando el ahora célebre John Scofield (1951) era un joven estudiante de 20 años en el bostoniano Berklee College of Music. A través del vibrafonista Gary Burton, el guitarrista conoció allí a Steve Swallow quien pronto se convirtió en su mentor y también en compañero de escenario. Swallow perteneció durante años al grupo de Burton en cuyo seno llevó a cabo el salto desde el contrabajo hasta el bajo eléctrico, un instrumento que aún sigue tocando hoy a sus casi ochenta años y cuyo modelo marcaría a una generación de bajistas. Pero detrás de su imponente fachada como instrumentista, el músico de Nueva Jersey mimaba también una faceta compositora a través de una colección de partituras de atractivo perfil. Registrados en su mayor parte durante su permanencia en el grupo de Burton, temas del alcance de Falling Grace o Hullo Bolinas pasaron pronto a formar parte del territorio del estándar, llegando a ser grabados por pesos pesados de la dimensión de Bill Evans, Stan Getz, Stéphane Grappelli, Jim Hall o Pat Metheny.

Aquellas composiciones de Swallow también se convirtieron en el vehículo idóneo para que el estilo de Scofield fuera madurando hasta convertirse en uno de los guitarristas primordiales del marco jazzístico contemporáneo. Por ello, es de agradecer que el músico norteamericano cierre ahora el círculo retomando aquel guión en compañía de Swallow y del excelente batería Bill Stewart. Y que lo haga a la antigua usanza, con una grabación realizada durante una sola tarde de marzo de 2019 en Nueva York y que supone el debut como líder en la marca ECM del guitarrista.

El resultado equipara composición a interpretación a través de un recorrido que se beneficia del potente componente melódico de piezas como Eiderdown, Radio o She Was Young para crear un espacio que armoniza la sutileza de Away con el dinamismo de Portsmouth Figurations. La impronta solista del líder, la capacidad colectiva para esquivar rutinarias inercias y una inevitable, e incluso necesaria, carga emocional convierten a estos cuentos en un delicioso reencuentro con final feliz.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios