Novedades de ECM

Jazz con sello

  • La emblemática marca alemana ECM argumenta su aventajada posición en la escena contemporánea con una tanda de novedades de categórico peso

El pianista polaco Marcin Wasilewski, una de las grandes apuestas del histórico sello alemán para su nueva temporada. El pianista polaco Marcin Wasilewski, una de las grandes apuestas del histórico sello alemán para su nueva temporada.

El pianista polaco Marcin Wasilewski, una de las grandes apuestas del histórico sello alemán para su nueva temporada.

Señalada en la reciente Anual Critics Poll de la veterana publicación DownBeat como mejor discográfica mundial de jazz, la casa alemana ECM no cesa en el empeño de canalizar muchas de las propuestas más atractivas del panorama contemporáneo. Lejos de dormirse en los laureles de su portentoso fondo de catálogo -disponible, junto a sus nuevos lanzamientos, en las plataformas de streaming desde noviembre del pasado año- el sello que Manfred Eicher creara en 1969 sigue apabullando al aficionado interesado en seguir el rastro del jazz actual de la mano de un lote de novedades que ilustra su filosofía.

Steve Tibbetts: Life Of. El veterano guitarrista (1954) presenta un bloque de retratos sonoros asociados a amigos y familiares en lo que supone su noveno álbum para el sello germano. Creador de atmósferas que se nutren de plurales fuentes, el estadounidense construye un introspectivo panorama liderado por su cristalina guitarra y arropado por percusiones, samples y cuerdas de baja intensidad aportadas por Marc Anderson y Michelle Kinney.

Tord Gustavsen: The Other Side. Otro músico que expresa su fidelidad de la mano de su octavo trabajo para la etiqueta es el pianista noruego Tord Gustavsen (1970). Este excelente trabajo supone su retorno al formato de trío, sobre un guión construido tanto por su propia partitura como por arreglos de tradicionales himnos escandinavos o de composiciones de Johann Sebastian Bach. Todo ello tamizado por un filtro que ha ido acentuando su lirismo y prestancia rítmica, sin perder ni una pizca de su sensual serenidad.

Mark Turner & Ethan Iverson: Temporary Kings. Trabajaron juntos hace unos años bajo la dirección del gran batería Billy Hart y ahora debutan como dúo. El saxo tenor de Turner (1965) y el piano de Iverson (1973) se asocian a lo largo y ancho de una conversación llena de gamas e inflexiones de saneada fisonomía y sin turbulencias cuyo itinerario llega firmado por seis composiciones del segundo y dos de Turner. La revisión del clásico Dixie’s Dilemma de Warne Marsh constata el pulso rítmico de un álbum evocador, de dilatados desarrollos y plagado además de ecos impresionistas.

Marcin Wasilewski: Live. Imparable en su ascenso hacia la primera línea del piano trío, el grupo de Marcin Wasilewski (1980) elige ahora el directo para disponer su música en un contexto más interactivo. A la cabeza de su acoplado trío, el polaco refuerza sus intensidades sobre un certero equilibrio de poesía y tensión, con citas a Sting y Herbie Hancock. Pocas semanas después de la muerte de su gran valedor, el trompetista Tomasz Stanko (1942-2018), el pianista le dedica este completo homenaje en forma de gran disco de obvio título.

Wolfgang Muthspiel: Where The River Goes. Tras el espléndido Rising Grace (2016), el guitarrista austriaco Wolfgang Muthspiel (1965) repite quinteto de lujo para abordar su continuación: Ambrose Akinmusire (trompeta), Brad Mehldau (piano), Larry Grenadier (contrabajo) y Eric Harland (sustituto de Brian Blade con las baquetas) prolongan aquel dulce estado de forma gracias a sugestivas y estructuradas composiciones, firmadas en su mayor parte por el líder. La emulsión de tramas dinámicas con pasajes de intimismo dan forma y sentido a una deliciosa obra de vocación acústica.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios