carlos jimena. batería de guadalupe plata

"La gente con una 'pedrá' en la cabeza tarde o temprano se encuentra"

  • La banda de Úbeda, una de las más celebradas del panorama andaluz por la crítica musical nacional, regresa este fin de semana al Monkey, el festival que les vio triunfar

Carlos Jimena. Carlos Jimena.

Carlos Jimena.

-Son una de las estrellas de este Monkey chico que se celebra este fin de semana en El Puerto. Ustedes se dieron a conocer aquí. Ganaron un concurso.

-¿Cuánto hace de eso? ¿Ocho, diez años? Había un concurso, sí, no recuerdo muy bien quién lo hacía...

-La Junta...

-Ah, qué bien, la Junta. Y nos llevamos el gato al agua. Yo lo que recuerdo es que hacía un calor tremendo y había un árbol en la plaza del castillo y los pocos que había viéndonos estaba allí juntita a la sombra, menos uno que estaba junto al escenario. Era un colega que había venido a vernos y a echar el rato con nosotros.

-Ahí Guadalupe Plata ya mostró las maneras de que nos encontrábamos ante algo diferente.

-Nuestro sonido se identifica bastante. Puedes montarte un disco de un a forma o de otra, pero si escuchas un disco nuestro de fondo sabes que es Guadalupe Plata. Eso es algo que sí que hemos conseguido.

-Aquel tiempo fue un momento en el que el rock en Andalucía estaba bastante dormido y salieron unos cuantos grupos con mucha personalidad. Pienso en Pony Bravo, Milkyway Express...

-Hombre, tampoco quiero ponerme en plan de hay que ver qué tiempos y que antes ni después... porque no es así. Pero lo cierto es que coincidimos entonces unos cuantos grupos que éramos de nuestro padre y nuestra madre, que nos conocíamos de nada y que, desde puntos distintos del cuadrilátero, aportamos propuestas muy personales, con mucha identidad.

-Ustedes son de Úbeda y practican un blues de mucha raíz pero mezclado con un ramalazo localista.

-Lo del blues nos viene de siempre, es una idea que teníamos desde que montamos nuestro primer grupo con 16 años que ya llevaba el nombre de Rocky Horro Boogie Show como declaración de principios. La influencia americana era esencial, era la base, pero no somos de los que dicen todo lo de fuera mola y lo de nuestro pueblo nada. Queríamos integrar sones que están muy cerca de lo nuestro.

-A estas alturas son gente viajada. Esta propuesta tan peculiar de mezclar Nueva Orleans con Úbeda se entiende, yo qué sé, en Newcastle.

-En Newcastle hemos estado. Hicimos una gira de garitos por toda Inglaterra, pero no Londres. Londres ya lo habíamos hecho y lo que nos encontramos es que entre el público sólo había españoles. Y nos fuimos a otras ciudades con menos españoles, de arriba a abajo, de Newcastle a Brighton. La conclusión es que los que tienen la misma pedrá en la cabeza acaban por encontrarse. Y nos ha pasado en Alemania, en Sudamérica, en Badajoz o en La Coruña. Al final todos estamos en el mismo sitio y la gente conecta.

-¿En alguno de estos sitios ha conocido algo parecido a la propuesta del Monkey?

-Ninguno parecido. Hay festivales en los que tocan dos mil grupos, pero ninguno tiene esa propuesta de que la calle es el festival mismo. El rollo de El Puerto es mucho más chulo incluso que el mismo Monkey en Sevilla porque la ciudad lo vive.

-¿Vienen con disco nuevo?

-Hemos grabado disco nuevo, pero no estará hasta octubre. El grueso del repertorio será el del anterior disco, el de la portada del perro de la vieja. Quien nos venga a ver escuchará en su mayoría lo que ya conoce de Guadalupe.

-Además presenta su otra propuesta, Los Ataúdes. ¿Qué es?

-Yo digo que es trova&rollo. Somos un dúo, un pelirrojo y uno moreno, lo que ya nos da distinción. Las canciones se fundamentan en una guitarra dura y una batería potente.

-¿Como los White Stripes?

-Jaja, lo opuesto a los White Stripes. Tiene algo de free jazz con mucho protagonismo de las letras, que son historias.

-¿Siguen inventándose instrumentos?

-Lo de sorprender con los instrumentos es algo que nos gusta. Paco Luis lleva ahora una guitarra que se ha fabricado él. Y tocamos con un barreño, que es algo que a la gente le mola. De hecho, el último disco lo hemos hecho todo con un barreño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios