Descubrimiento

Descubren una cebra con lunares en vez de rayas

Descubren una cebra con lunares en vez de rayas Descubren una cebra con lunares en vez de rayas

Descubren una cebra con lunares en vez de rayas

En Mascotíssimas hemos conocido una curiosa noticia que queremos compartir con vosotros. Se trata de una cría de cebra mutada genéticamente pero muy peculiar, ya que no tiene rayas si no puntos. Este ejemplar se encuentra en la Reserva Nacional Masái Mara, en Kenia, África. 

Fue descubierto por un guía y reconoce que hace unos años hubo un caso similar pero esa cebra todavía tenía algunas rayas y la cola en forma de cepillo. El animal, que ha sido bautizado como Tira, tiene patrones que parecen lunares. En la cuenta oficial de Facebook Wildest Africa relatan que: "nos gustaría que los expertos analizaran este caso y compartan algunos descubrimientos interesantes pronto". 

Aunque su peculiar apariencia podría haber causado rechazo por parte de sus progenitores, lo cierto es que la integraron muy bien en la manada. Tal y como apunta Emilie Poudroux, guía de viajes de Kananga, quien tuvo la oportunidad de observarla en directo, “no noté ningún comportamiento diferente o extraño. No observé tampoco ningún rechazo por parte del grupo; parecía bien integrada, en un grupo grande de cebras y ñus, era como una más” explicó a National Geographic España a través de un correo electrónico.

“¡Es la primera vez que veo algo así, es muy emocionante!” concluye.

¿Qué función tienen las rayas de las cebras?

Según muestra National Geographic en el estudio publicado en Journal of Natural History, los autores explicaron que las rayas les sirven a las cebras para sudar y hacer que su temperatura descienda. Ya que, descubrieron que había una diferencia de 12 a 15 ° C entre la temperatura de las rayas blancas y negras en dos cebras, a lo largo de distintos días soleados en Kenia. Por lo que, la función principal de las franjas puede ser la termorregulación.

Por otro lado, otro estudio, publicado en la revista científica Journal of Experimental Biology, revela que en realidad se protegen de las moscas o tábanos. Ya que, estos insectos se sienten atraídos por la luz polarizada, puesto que es similar a la que se refleja en el agua, donde ponen sus huevos. En los caballos, por ejemplo, el pelaje negro refleja esta luz mejor que los marrones o los blancos. Esto lo explicó Susanne Akesson, de la Universidad de Lund y miembro del equipo internacional de investigadores que realizó el estudio.

Es por esta razón que los científicos concluyeron que las rayas harían a las cebras menos atractivas para los tábanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios