GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

motociclismo gran premio de los países bajos

Quartararo, 'pole' otra vez

  • Márquez, por primera ocasión esta temporada, fuera de la primera línea

Marc Márquez conversa con uno de sus ingenieros durante un impás en las series de calificación en Assen. Marc Márquez conversa con uno de sus ingenieros durante un impás en las series de calificación en Assen.

Marc Márquez conversa con uno de sus ingenieros durante un impás en las series de calificación en Assen. / GIGI SOLDANO / AFP7

Fabio Quartararo (Yamaha) consiguió la tercera pole position de la temporada en el año de su debut en la categoría de MotoGP al ser el más rápido en la segunda clasificación para el Gran Premio de los Países Bajos que se disputa hoy en el circuito TT de Assen.

El francés estableció, además, un nuevo récord absoluto de la categoría al rodar en 1.32,017, mientras que el líder del mundial, Marc Márquez (Repsol Honda), se quedó por primera vez en lo que va de temporada fuera de la primera línea de la formación de salida.

Álex Rins (Suzuki), tercero, tenía una asignatura pendiente y no tardó en dejar claro que la quería recuperar cuanto antes durante la primera clasificación que se vio obligado a disputar. En su tercera vuelta de la Q1 ya consiguió un registro de 1.32,797 que era su mejor tiempo de todo el fin de semana y también el tercero más rápido de la categoría; a otros de sus rivales no les iba tan bien.

Fue el caso de Valentino Rossi (Yamaha), que en la primera parte ni siquiera se pudo acercar a su mejor tiempo personal y al que también le cancelaron una vuelta rápida. Pero el italiano no desesperó y regresó a pista con su segundo juego de neumáticos. Rossi lo intentó, pero al final acabó cuarto a más de seis décimas de segundo de Rins, que en su sexta vuelta arañó unas milésimas a su mejor tiempo para dejarlo en 1.32,710, con más de cuatro décimas de segundo sobre Pol Espargaró (KTM), quien a pesar de las molestias en una mano, supo sobreponerse al dolor.

La segunda clasificación comenzó con un Rins explosivo, pues en la segunda vuelta volvió a batir su mejor tiempo y el récord absoluto del circuito con 1.32,461, diez milésimas más rápido que el registro que protagonizó por la mañana El Diablo Quartararo.

Tras Rins, enseguida se situó un Marc Márquez que se quedó a milésimas de segundo de su mejor tiempo, perseguido por el propio Quartararo, que en la tercera vuelta se puso segundo a 53 milésimas de la Suzuki Rins, con Joan Mir (Suzuki) y Maverick Viñales (Yamaha) tras ellos, pero cuyas posiciones variaron rápidamente.

En la misma vuelta que Quartararo se puso segundo, Viñales ascendió hasta la tercera plaza y sacó de la primera línea a Márquez, aunque todos los pilotos tomaron nuevamente el camino de sus talleres para hacer un segundo cambio de neumáticos.

Hasta ese momento las dos Ducati, candidatas casi siempre al triunfo, o cuanto menos al podio, no atravesaban su mejor momento, con Danilo Petrucci séptimo y Andrea Dovizioso en una preocupante duodécima y última posición, que en su regreso a pista se llevó tras el rebufo de su Ducati al líder del Repsol Honda.

Viñales se encaramó hasta la primera plaza en esa salida, con un registro de 1.32,157, mientras que Márquez se pasó de frenada en la curva uno y una vez más con la rodilla y el codo salvó una caída casi cantada que le permitió seguir de lleno en la segunda clasificación.

Quartararo desbancó de la primera plaza a Viñales con un tiempo en el límite de los 32 segundos, 1.32,017 que ya nadie pudo superar con lo que el español de Yamaha fue segundo y el de Suzuki tercero, mientras que Marc Márquez, por primera vez en la temporada, se quedó fuera de la primera línea, con el cuarto mejor tiempo, por delante de Joan Mir, que protagonizó su mejor resultado de la temporada del debut en MotoGP, y Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), sexto.

Andrea Dovizioso no pudo mejorar mucho su situación, apenas una plaza en detrimento de Pol Espargaró, que se tuvo que conformarse con ser último en la segunda clasificación, probablemente condicionado en su rendimiento físico por las molestias en su mano derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios