Primer contacto

El Kia XCeed, ahora con una versión híbrida enchufable cargada de interés

  • Desde sólo 26.300 euros Kia ofrece el XCeed en una versión híbrida enchufable cargada de interés en tanto que, además de contar con la etiqueta 0 de la DGT por sus 48 km de autonomía eléctrica, funciona muy satisfactoriamente desde todo punto de vista.

El Kia XCeed, ahora en una versión híbrida enchufable cargada de interés El Kia XCeed, ahora en una versión híbrida enchufable cargada de interés

El Kia XCeed, ahora en una versión híbrida enchufable cargada de interés

Semanas atrás dábamos cuenta del lanzamiento comercial de una nueva versión del Kia XCeed que, a priori, nos parecía enormemente interesante: la híbrida enchufable con potencia combinada de 141 CV, 48 kilómetros de autonomía eléctrica gracias a los 8,9 kWh de su batería -en realidad, dos, pero eso lo explicaremos más adelante- y que, con los tres niveles de equipamiento eDrive, eTech y eMotion, cuesta 26.300, 28.068 y 29.919 euros, respectivamente.

Con estos precios, que ya incluyen los descuentos máximos ofrecidos por Kia, el XCeed agrega atractivo a sus atributos “naturales” en tanto que si no es el SUV con este tipo de sistema de propulsión más asequible es porque otros Kia con él cuestan unos pocos cientos de euros menos. Aclaremos que en estos precios, no sólo ya se contemplan las oferta habituales por financiación, por ejemplo, sino que incluso se incluye un descuento de 500 euros que se aportan de no montar el enchufe de carga: es el ahorro al renunciar a que Repsol, de acuerdo con Kia, lo instale al comprar cualquier híbrido enchufable de la marca.

Rendimiento de alto nivel

El sistema de propulsión que recibe el XCeed es conocido en tanto que es igual que el del Kia Niro 1.6 PHEV, esto es, con un motor de gasolina de inyección directa de 105 CV por un lado y, por otro, un motor eléctrico de 60,5 CV que se embute en una caja de cambios de doble embrague y 6 velocidades (6DCT).

El crossover Kia XCeed, el SUV Kia Niro y el familiar Kia Ceed comparten, dentro de la marca, el mismo sistema de propulsión híbrido enchufable. En Hyundai lo usa el Ioniq. El crossover Kia XCeed, el SUV Kia Niro y el familiar Kia Ceed comparten, dentro de la marca, el mismo sistema de propulsión híbrido enchufable. En Hyundai lo usa el Ioniq.

El crossover Kia XCeed, el SUV Kia Niro y el familiar Kia Ceed comparten, dentro de la marca, el mismo sistema de propulsión híbrido enchufable. En Hyundai lo usa el Ioniq.

La batería se puede recargar en movimiento, algo en lo que el Kia XCeed 1.6 PHEV puede llegar a ser muy eficaz. En la bajada de puerto de montaña, arrancando con la batería vacía, tras 15 km y un desnivel de 800 metros, recargamos un 27 por ciento de la misma. En teoría, suficiente electricidad para hacer unos 13 km. En este terreno resulta ser muy agradable y estable, incluso para conducir rápido sin dificultad aún con su peso de más de 1,5 toneladas.

La recarga más rápida se puede hacer en poco más de dos horas y media si se aprovecha la potencia máxima del cargador embarcado del Kia XCeed 1.6 PHEV. La recarga más rápida se puede hacer en poco más de dos horas y media si se aprovecha la potencia máxima del cargador embarcado del Kia XCeed 1.6 PHEV.

La recarga más rápida se puede hacer en poco más de dos horas y media si se aprovecha la potencia máxima del cargador embarcado del Kia XCeed 1.6 PHEV.

Además, se puede recargar por conexión a un enchufe de corriente alterna. No admite, como muchos otros híbridos enchufables la corriente continua.

Su cargador embarcado puede recibir una potencia de hasta 3,3 kW y para su conexión a la red Kia proporciona como parte del equipamiento de serie un cable de carga con un conector shucko en un extremo -el correspondiente al coche, como es habitual, es un tipo 2 o Mennekes-, por lo que prácticamente cualquier enchufe doméstico servirá para reponer electricidad.

Las diferencias son muy sutiles respecto a otras versiones en el habitáculo del Kia XCeed. Lo que más pistas dan de que éste es el híbrido enchufable son las teclas situadas junto al cambio y el indicador de carga en la zona alta del salpicadero. Las diferencias son muy sutiles respecto a otras versiones en el habitáculo del Kia XCeed. Lo que más pistas dan de que éste es el híbrido enchufable son las teclas situadas junto al cambio y el indicador de carga en la zona alta del salpicadero.

Las diferencias son muy sutiles respecto a otras versiones en el habitáculo del Kia XCeed. Lo que más pistas dan de que éste es el híbrido enchufable son las teclas situadas junto al cambio y el indicador de carga en la zona alta del salpicadero.

En poco más de cuatro horas, si éste es de 2 kW (220 voltios y 10 A) se recargaría la batería de este modo y, con esa energía -Kia la tasa la capacidad en 8,9 kWh, aunque no aporta el dato de cuánta de ella es utilizable- resulta posible recorrer 48 km sin necesidad de que el motor de gasolina arranque, sólo con el motor eléctrico. En nuestra prueba, con un desnivel positivo de 200 m y a una velocidad de 95 km/h de media por una vía rápida -supone rodar a entre 100 y 110 km/h de velocímetro- pudimos recorrer 26 km.

En otros híbridos está disponible una función que reserva energía eléctrica para, por ejemplo, gastarla más adelante en la circulación por una ciudad, al término de un trayecto. Esta, en el Kia XCeed 1.6 PHEV, no está disponible.

Con estos pulsadores junto al cambio se puede definir el modo en que funciona el sistema de propulsión del XCeed PHEV de Kia. Con estos pulsadores junto al cambio se puede definir el modo en que funciona el sistema de propulsión del XCeed PHEV de Kia.

Con estos pulsadores junto al cambio se puede definir el modo en que funciona el sistema de propulsión del XCeed PHEV de Kia.

Arranca en modo híbrido, es decir, con el motor térmico entrando en acción, pero es posible determinar, mediante la pulsación de una tecla que sólo emplee electricidad, aunque en una fuerte aceleración pueden funcionar los dos. La tecla Sport, situada a continuación de la que determina cómo trabaja el sistema híbrido y junto al cambio hace que el empuje crezca sensiblemente.

Usando al máximo su batería es posible conseguir consumos muy bajos, mucho más que los de un coche con motor Diesel viajando a ritmos similares.

La capacidad del maletero, el sacrificio a la electrificación

Decíamos antes que, en realidad, el Kia XCeed 1.6 PHEV tiene dos baterías -117 kg en total- porque no cuenta con un único bloque de acumuladores, sino de dos separados por el reducido -37 litros, en lugar de 50- depósito de combustible: es un requerimiento por la adaptación de una plataforma ya disponible.

Esta rejilla, a la izquierda de la base de la banqueta trasera es una pista de que, tras ella, está una de las dos partes de la batería de alta tensión. Esta rejilla, a la izquierda de la base de la banqueta trasera es una pista de que, tras ella, está una de las dos partes de la batería de alta tensión.

Esta rejilla, a la izquierda de la base de la banqueta trasera es una pista de que, tras ella, está una de las dos partes de la batería de alta tensión.

Así, uno se sitúa bajo la banqueta del asiento trasero -de ahí la rejilla que aparece en la parte izquierda, para proporcionar ventilación a la batería- y el otro está ubicado bajo el maletero. De hecho, la capacidad de éste es quizá la única tacha de este crossover en tanto que su altura, si consideramos como tope la bandeja ocultaequipajes, queda reducida a sólo 39 cm. Esto supone una merma del espacio de carga de, con los datos oficiales, 135 litros, en tanto que el XCeed 1.6 PHEV acredita 291 litros. Con nuestras mediciones consideramos que esa cifra se ajusta a la realidad.

Para un coche de este porte, que mide 4,40 m de largo, y sin limitaciones para hacer grandes trayectos la capacidad de su maletero deja que desear. En el universo de los PHEV sólo los del Renault Captur E-Tech y VW Golf GTE son de menor capacidad. Para un coche de este porte, que mide 4,40 m de largo, y sin limitaciones para hacer grandes trayectos la capacidad de su maletero deja que desear. En el universo de los PHEV sólo los del Renault Captur E-Tech y VW Golf GTE son de menor capacidad.

Para un coche de este porte, que mide 4,40 m de largo, y sin limitaciones para hacer grandes trayectos la capacidad de su maletero deja que desear. En el universo de los PHEV sólo los del Renault Captur E-Tech y VW Golf GTE son de menor capacidad.

Como la batería sólo ocupa una parte del piso del maletero, existe un cajón muy práctico para albergar, por ejemplo, el cable de carga en la zona más próxima al portón. Este puede estar motorizado si el XCeed eMotion -sólo está disponible para este acabado- incorpora el pack Premium que cuesta 2.500 euros e incluye, también, el sistema de asistencia de frenada más evolucionado, con reconocimiento de peatones; el control de velocidad de crucero y la asistencia que mantiene al coche en el carril, volante calefactable o el asiento del conductor con regulaciones eléctrica y, ambos delanteros, calefactables y ventilados.

Lo que le distingue de otros Kia XCeed

A simple vista, lo que distingue al PHEV de otras variantes del XCeed son, al margen de la toma de carga en la aleta delantera izquierda, la parrilla cerrada o el diseño de las llantas, que según el acabado elegido pueden ser de 16” para el eDrive o 18” para eTech y eMotion.

La pantalla mutimedia de mayor tamaño, que puede dividirse en tres zonas, aporta información sobre el consumo eléctrico y permite configurar, por ejemplo, los procesos de carga. La pantalla mutimedia de mayor tamaño, que puede dividirse en tres zonas, aporta información sobre el consumo eléctrico y permite configurar, por ejemplo, los procesos de carga.

La pantalla mutimedia de mayor tamaño, que puede dividirse en tres zonas, aporta información sobre el consumo eléctrico y permite configurar, por ejemplo, los procesos de carga.

En el interior, un indicador específico en la zona superior del salpicadero muestra el nivel de carga de la batería, en tanto que la instrumentación, que en los dos acabados más altos es con la pantalla de 12,3”, incluye también ese dato más la estimación de autonomía o el flujo de energía entre los diferentes componentes. También permiten programar las cargas o las conexiones con Android Auto y Apple CarPlay, por el momento, con cable.

Estos datos también se encuentran en la pantalla central, con navegador y 10,25” en los niveles superiores de nuevo -8”, sin navegación, para el eDrive-, junto a la guía para estaciones de carga entre muchos otros datos prácticos. Es compatible con el UVO, el sistema telemático que, desde el teléfono móvil, permite enviar una ruta al coche. O conocer el estado de carga de la batería y encontrar los puntos de carga.

En los dos niveles más altos la instrumentación recurre a una pantalla de gran tamaño. Es posible seguir el proceso de carga y descarga de las batería desde ella. En los dos niveles más altos la instrumentación recurre a una pantalla de gran tamaño. Es posible seguir el proceso de carga y descarga de las batería desde ella.

En los dos niveles más altos la instrumentación recurre a una pantalla de gran tamaño. Es posible seguir el proceso de carga y descarga de las batería desde ella.

Un recurso muy original en el Kia XCeed 1.6 PHEV es la posibilidad de, para no malgastar energía, climatizar sólo el entorno del conductor, interrumpiendo el flujo de aire hacia otros conductos de ventilación y apagando los ventiladores. Resulta difícil, realizando trayectos en solitario como fue el de nuestra prueba, saber si esta función Driver Only es verdaderamente eficaz y no aclimata otras zonas del coche -no teníamos quien se quejase de frío en un día no muy caluroso sentado en el asiento del acompañante- pero, al activarlo, no encontramos diferencia de confort térmico frente a no utilizarlo.

El XCeed PHEV cuenta con el respaldo de 7 de los 10 compromisos de la marca para los coches eléctricos, ventajas como la garantía de cambio que permite dejar sin efecto la adquisición del coche si se cambia por otro de la marca, la ya mencionada ayuda con la instalación del cargador, el acceso a la red de recarga disponible en los concesionarios, la cobertura contra daños en el equipo de recarga, los siete años de garantía o la posibilidad de disponer de una ventanilla  única para resolver incidencias con el cargador, tarifas, etc.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios