Automoción

Adiós al Suzuki Jimny

  • Aunque parecía temporal, finalmente será definitivo el abandono del mercado europeo por el Suzuki Jimny este mismo año. La razón no es otra que las normas de emisiones a las que han de enfrentarse los fabricantes y que no favorecen a modelos como este pequeño TT.

Adiós al Suzuki Jimny Adiós al Suzuki Jimny

Adiós al Suzuki Jimny

A finales de año Suzuki retirará definitivamente al Jimny del mercado europeo. La causa está en las regulaciones de emisiones de la Unión Europea.

Inicialmente, el propósito de Suzuki para Europa era distribuir durante 2020 el Jimny de manera muy limitada y, posteriormente, en 2021, retirarlo del mercado progresivamente. Sin embargo, las fechas se han adelantado una vez que la Unión Europea ha reiterado la necesidad de que los coches vendidos no emitan más de 95 g/km de CO2, como promedio, pues de lo contrario deberían asumir fuertes sanciones económicas.

Sin vehículos eléctricos en su gama, Suzuki no puede beneficiarse de las compensaciones que éstos producen sobre otros que sí producen emisiones más altas. En el caso del Jimny, éstas se sitúan entre 154 y 170 g/km, lo que unido a su peso de 1.135 kg le impide encajar con el protocolo Corporate Average Fuel Economy (CAFE). A diferencia de otros Suzuki, el 1.5 atmosférico de gasolina del Jimny no cuenta con ningún tipo de microhibridación.

Ya en el mes de enero, Suzuki Ibérica lanzó un comunicado oficial en el que reafirmaba su intención de hacer todos los esfuerzos “en la medida de lo posible, para asegurar la entrega de los vehículos a aquellos clientes que ya los habían reservado”. En España, hace tiempo que el Jimny no aparece en el portfolio de vehículos a la venta, donde sí figuran los Ignis, Swift, Vitara y S-Cross.

Lo que no ha quedado definitivamente descartado es que, en el futuro, pueda volver a comercializarse el Jimny en algunos países, si bien ya no con la categoría M1, la que engloba a los turismos; sino como N1, como vehículo para el transporte de mercancías ligero. Esta condición le permitiría tener que hacer frente a unos requisitos menos exigentes en cuanto a emisiones, si bien sobrellevando algunos inconvenientes como pasos más frecuentes por la ITV o límites de velocidad más bajos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios