Truco

El escudo de aluminio que necesitas para las llaves del coche

Las llaves inalámbricas emiten señales que pueden duplicarse Las llaves inalámbricas emiten señales que pueden duplicarse

Las llaves inalámbricas emiten señales que pueden duplicarse / Archivo

Existen múltiples maneras de que puedan robarnos nuestros vehículos y, actualmente, una de las más extendidas tiene que ver con las llaves inalámbricas. Los ladrones se aprovechan de que cada vez es más frecuente en los vehículos más modernos el uso de este tipo de llaves, ya que emiten señales de manera constante. Al comprar una llave inalámbrica con las mismas características, los delincuentes aprovechan para hacer una réplica del código de acceso obteniendo el control de nuestro vehículo.

Sin embargo, existen múltiples maneras de evitar que esto ocurra. Una de las más utilizadas es envolver nuestras llaves en papel de aluminio. 

Formas de evitar este duplicado

En la red existen múltiples soluciones para evitar el duplicado de nuestras llaves, lo cual se traduciría en la pérdida del vehículo. El método más fácil es envolver las llaves en papel de aluminio. Este método es usado para evitar que las ondas electromagnéticas emitidas por los mandos puedan ser grabadas por personas externas.

Otra de las soluciones, con gran auge en la actualidad, es la compra de las bolsas denominadas Faraday, las cuales tienen unas características aislantes similares al papel de aluminio. Esta bolsas actúan como protector ante las posibles trasferencias de información en las llaves inalámbricas.

El director general de GuardKnox Cyber Technologies, reconocida agencia de ciberseguridad, Moshe Shlisel, se lo explicaba de la siguiente manera a la BBC: "Estamos hablando de una forma de comunicación a través de ondas electromagnéticas, como la radio o la televisión. Piensa en una canción que constantemente se use entre una radio y una cerradura que se abre al escuchar esa canción. Si conozco la canción, puedo abrir tu cerradura".

Robos cada vez más frecuentes

No obstante, nuestros vehículos no son los únicos que están en peligro ante esta nueva oleada de robos. Muchas son las personas que ante el auge de las tarjetas de crédito sin contacto, han decidido protegerlas en carteras aislantes. 

El aumento de los robos de vehículos ha ocasionado que las empresas y los propietarios tengan que ponerse manos a la obra, tal y como confirma Shield: "A pesar de no tener cifras, puedo decir que estos incidentes suceden cada vez más, pues los dispositivos que se necesitan para cometer estos ataques se pueden comprar fácilmente en internet y hasta existen tutoriales en YouTube sobre cómo hacerlo. La industria automotriz está completamente al tanto de estos problemas y busca la manera de que sea imposible que alguien pueda replicar la comunicación entre una llave y un vehículo".

Las empresas ya se encuentran trabajando para eliminar esta quiebra de seguridad ya que este tipo de robos pueden sucederse incluso en nuestra propia casa: si los ladrones detectan de manera cercana las llaves, incluso aunque no tengan acceso, pueden hacer este duplicado que haría que perdiéramos nuestro vehículo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios