A LA VENTA

Volkswagen lanza el T-Cross, un SUV ‘made in Spain’ clave para la marca por su elevada demanda

  • La firma alemana produce este SUV urbano en la planta de Landaben (Navarra) junto al Polo. En este año construirá 320.227 coches, una cifra casi de récord.

El nuevo T-Cross, en la puerta de la Factoría de Navarra. El nuevo T-Cross, en la puerta de la Factoría de Navarra.

El nuevo T-Cross, en la puerta de la Factoría de Navarra.

Volkswagen amplía la gama de SUV o todocaminos con el lanzamiento del T-Cross, un nuevo modelo que se fabrica en España, en la planta de Navarra (Landaben) y que está ya a la venta desde 18.990 euros, para la versión Edition con motor 1.0 TSI de 95 CV y cambio manual.

La llegada de este modelo amplía la gama SUV de Volkswagen, hasta formada por el T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg. Además, este modelo viene a competir contra otros SUV utbanos como el Renault Captur, Nissan Juke, Kia Stonic, Seat Arona y Hyundai Kona, entre otros.

Frente a todo ellos el T-Cross se caracteriza porque tiene una banqueta trasera desplazable un total de 14 centímetros, lo que permite dotar al modelo de mayor capacidad o bien de más maletero. Este último cuenta con una capacidad de entre 385 y 455 litros.

Otros aspectos destacados de este modelo es que comparte la plataforma del Polo. En concreto estamos hablando de la MQB A0, del Grupo Volkswagen, una estructura que también cuentan otros modelos como el Seat Ibiza o el Seat Arona.

Entrada de la factoría de Navarra. Entrada de la factoría de Navarra.

Entrada de la factoría de Navarra.

En relación a los motores, disponibles, este nuevo modelo puede incorporar, además del mencionado 1.0 TSI de 95 CV con cambio manual de 5 marchas, el 1.0 TSI de 115 CV, que está disponible con cambio manual de cinco marchas o bien el DSG de 7 velocidades.

Asimismo, también está disponible el 1.6 TDI de 95 CV. Más adelante llegará el gasolina 1.5 TSI de 150 CV. Asimismo, la gama se compone de tres niveles de equipamiento: Edition, Advance y Sport. Además, existe una versión inicial limitada a 300 unidades y bautizada como First Edition.

En cuanto al equipamiento, este T-Cross puede equipar un gran número de elementos de serie. Hablamos de funcionalidades Lane Assist, Front Assist, Park Pilot, así como con Digital Cockpit, cámara trasera Rear View o Climatronic, entre otros.

Un momento durante la producción del T-Cross. Un momento durante la producción del T-Cross.

Un momento durante la producción del T-Cross.

Un modelo muy esperado

Para Volkswagen, el T-Cross es un modelo "muy esperado", según Laura Ros, la directora general de Volkswagen en España, puesto que entra en un segmento del mercado con una gran demanda. De hecho, es tal el éxito de este segmento que el T-Cross acumula ya en las primeras semanas un total de 1.650 pedidos, cifra "que ha superado nuestras expectativas", según señalan desde la marca.

Además, las previsiones para este segmento son muy buenas, puesto que desde Volkswagen señalan que la demanda de este tipo de modelos se duplicará en la próxima década, ya a que a día de hoy están creciendo a un ritmo del 45%.

El T-Cross se fabrica en algo menos de 20 horas en esta planta. El T-Cross se fabrica en algo menos de 20 horas en esta planta.

El T-Cross se fabrica en algo menos de 20 horas en esta planta.

La fábrica, a tope

Con la llegada del T-Cross a la planta de Landaben, Volkswagen ha realizado una inversión de 1.000 millones de euros. Esta es la cantidad invertida hasta 2021.

Estas inversiones realizadas por Volkswagen garantizan la situación de los casi 5.000 empleados (4.877 trabajadores) directos, según el director de la fábrica, Emilio Sánez. Además, Landaben vive ahora un buen momento puesto es la primera vez en los más de 50 años de historia de este modelo en los que se fabrican dos coches a la vez: Polo y T-Cross. Y algunas fuentes, además, apuntan a que podría incluso llegar un tercer coche a esta factoría.

El T-Cross comenzó a fabricarse a finales de 2018. Por tanto, no será hasta finales de este año cuando se conozcan todos los números que conlleva su fabricación. En principio, la planta tiene previsto para 2019 un total de 320.227 coches, que se distribuyen en 177.827 unidades del Polo y 142.400 unidades del T-Cross.

Esta cifra es mucho más elevada que la conseguida en 2018, puesto que en este año se ensamblaron un total de 272.272 vehículos, un 11,5% más. Prácticamente toda la producción de la planta se exporta puesto que el 90% va destinado a cerca de 44 países, donde Alemania, Italia y Francia son los principales receptores de este modelo.

En Navarra fabrican a tres turnos y 5.000 empleados conviven con numerosas fábricas. En Navarra fabrican a tres turnos y 5.000 empleados conviven con numerosas fábricas.

En Navarra fabrican a tres turnos y 5.000 empleados conviven con numerosas fábricas.

De conseguirse esta cifra estaríamos hablando de la tercera producción anual más alta en la historia de la fábrica. Esta planta sólo obtuvo una producción mayor los años 2010, con 336.366 coches y en 2011, con 353.353 coches.

En cuanto al tiempo de fabricación de un coche, ahora mismo Volkswagen está tardando en ensamblar un Polo un total de 18 horas, mientras que ensamblar un T-Cross tarda 20 horas. Estas cifras dependen también del equipamiento y la versión de este modelo. Para poder realizar esta fabricación, Volkswagen cuenta con 500 proveedores.

Volkswagen cuenta a día de hoy con un total de 122 fábricas repartidas por todo el mundo. Desde que se construyera la planta en 1965 y hasta la fecha, la factoría de Navarra ha construido un total de 8,86 millones de vehículos. A día de hoy un trabajador fabrica de media unos 67 coches al año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios