YA A LA VENTA

Nuevo Mercedes Clase A: el más vanguardista de los compactos premium

  • Un nivel 2 de autonomía, un reconocimiento de voz inteligente, realidad aumentada, cuadro de instrumentos digital… Mercedes lanza una revolución con la cuarta generación del Clase A.

Incorpora una nueva plataforma y una gran carga tecnológica. Incorpora una nueva plataforma y una gran carga tecnológica.

Incorpora una nueva plataforma y una gran carga tecnológica.

Año tras año, Mercedes-Benz continúa batiendo récords. Entre los meses de enero y febrero la firma de la estrella ha comercializado casi 600.000 vehículos, lo que se convierte en una cifra de récord y un crecimiento del 6% respecto al mismo período del año anterior.

Esta cifra convierte al fabricante alemán en el primer constructor premium de todo el mundo. BMW ocupa la segunda posición, con un total de 518.000 unidades y Audi registra 463.000 vehículos vendidos, lo que le lleva a la tercera plaza.

Pues bien, gran parte de este éxito de la firma alemana se debe al Clase A un modelo que fue introducido en 1997 –hace ya 20 años- y del que, desde entonces, Mercedes ha vendido cerca de tres millones de unidades en tres generaciones.

El nuevo Clase A está disponible desde 31.400 euros. El nuevo Clase A está disponible desde 31.400 euros.

El nuevo Clase A está disponible desde 31.400 euros.

No obstante, de estas tres generaciones, la que realmente función bien –con cerca de dos millones de unidades vendidas- fue la tercera generación, puesto que Mercedes-Benz decidió abandonar las formas de un monovolumen urbano para optar por un compacto.

Aquella decisión le fue muy bien puesto que, desde entonces, el Clase A se ha convertido, al menos en España, en el Mercedes-Benz de mayor éxito. De hecho ha sido tan buena la acogida de este modelo, que de él han partido otras variantes como el GLA –la variante SUV- y el CLA –el coupé-.

Llega la cuarta generación

Fruto de este éxito, llega la cuarta generación. Un nuevo Clase A de Mercedes, que aterrizará en los concesionarios en mayo desde 31.400 euros. Un nuevo modelo que, aunque desde el diseño no supone una revolución, se trata de un Clase A completamente nuevo.

Por ejemplo, cambia la plataforma, los motores y, sobre todo, recibe una infinidad de tecnología. Comenzando por la plataforma, por ejemplo, este nuevo Clase A incorpora una estructura similar a la de su antecesor, pero mejorada en rigidez, ligereza y confort de marcha, con una mayor cantidad de material aislante.

Del diseño nos quedamos con su frontal, que es espectacular. Del diseño nos quedamos con su frontal, que es espectacular.

Del diseño nos quedamos con su frontal, que es espectacular.

Esta nueva plataforma, no obstante, es ligeramente más grande que la de su antecesor. En concreto, la distancia entre ejes ahora es de 2,72 metros, lo que supone un incremento de 3 centímetros, que se traducen en un ligero aumento en el habitáculo y en el maletero.

Continuando con las dimensiones, comprobamos que este nuevo Clase A mide 4,41 metros de largo (12 centímetros más), 1,79 metros de ancho (1 centímetro más) y 1,44 metros de alto (1 centímetro).

Dentro la habitabilidad es muy similar a la de la anterior generación. Dentro la habitabilidad es muy similar a la de la anterior generación.

Dentro la habitabilidad es muy similar a la de la anterior generación.

Estas nuevas medidas, junto con unos ángulos de visión mejorados, hacen que el Clase A haya ganado ligeramente en habitabilidad. De esta manera, cuatro adultos podrán viajar relativamente cómodos dentro. Es cierto que no es el compacto más amplio de la categoría pero dos adultos detrás no rozarán ni con las rodillas ni con la cabeza en el techo.

Otro aspecto que ha mejorado es la capacidad de carga que ahora pasa a tener 370 litros (29 litros más) y disfruta de una boca de carga más amplia.

Al volante

Durante su toma de contacto en las carreteras de Croacia, en los alrededores de Split el Grupo Joly ha podido conducir dos variantes de una gama formada, hasta la fecha por tres motores. Inicialmente la ruta comenzó con el A 180 d, un Clase A que se caracteriza por incorporar un motor diésel de origen español.

En concreto este propulsor es motor de cuatro cilindros con 1,5 litros que Renault fabrica en la planta de Valladolid. Este motor lo ha incluido Mercedes gracias a la alianza que tiene Daimler con Renault. Este motor, está asociado a una caja automática de doble embrague y siete velocidades.

El interior llama la atención por las dos pantallas y la ausencia de capilla. El interior llama la atención por las dos pantallas y la ausencia de capilla.

El interior llama la atención por las dos pantallas y la ausencia de capilla.

Este motor tiene aspectos positivos y algunos otros que pueden ser mejorados. Comenzando por estos últimos, podemos señalar que es algo rumoroso en frío. Y continuando en este sentido también pensamos que es un motor con una potencia contenida, para un coche que por su estética y buen comportamiento demanda más potencia. A cambio, eso sí, el consumo es muy eficiente y durante la toma de contacto con este motor logramos un consumo de 5,3 litros.

Al día siguiente, tuvimos la ocasión de probar la variante de gasolina A 200, que incorpora un motor de gasolina 1.3, también de origen Renault, y 163 CV de potencia. Este motor, que también está asociado a una caja automática de doble embrague, es mucho más recomendable que el diésel por su finura y sus buenas prestaciones.  Como contrapartida es mucho más sensible al acelerador en materia de consumos. De tal manera que los 5,3 litros oficiales pueden llegar a convertirse en 7 u 8 litros dependiendo de nuestro estilo de conducción.

No obstante lo que sí fue común a ambos motores fue el buen comportamiento del modelo. Este nuevo Clase A destaca por un excelente conjunto de suspensión y una dirección directa y rápida que permiten imprimir un buen ritmo a la marcha

Tecnología a raudales

Eso sí, lo que más nos ha gustado del nuevo Clase A es el gran nivel de tecnología que incorpora. Por ejemplo, comenzando por el interior comprobamos que incorpora un puesto de conducción disruptivo.

Por ejemplo, desaparece el cuadro de instrumentos tradicional con capilla y en su lugar surgen dos pantallas – a modo de ‘tablets’- con hasta 10,2 pulgadas cada una de ellas. Además, la pantalla central es táctil, que es la primera vez que ocurre en Mercedes.

En acabados más inferiores la pantalla principal es de 7 pulgadas, aunque también es digital.

El cambio automático de doble embrague destaca por su buen funcionamiento. El cambio automático de doble embrague destaca por su buen funcionamiento.

El cambio automático de doble embrague destaca por su buen funcionamiento.

También llama la atención porque puede ofrecer un navegador con realidad aumentada -muestra la imagen en tiempo real con capas de información-. De esta manera, la cámara delantera se activa y va mostrando flechas para señalar sobre la imagen en tiempo real por dónde tenemos que ir o incluso mostrando el número de las calles.

Otro aspecto que nos encantó en este nuevo Mercedes es lo que Mercedes ha llamado MBUX (Mercedes-Benz User Experience) que incorpora servicios como “Hola Mercedes”, un sistema de reconocimiento de voz que se activa con la mencionada frase “Hola Mercedes” y que permite hablar con diferentes palabras y que el coche interprete lo que queremos que ocurra. De esta manera si quieres subir la temperatura del coche basta decirle “tengo frío” para que el coche por sí solo maneje el climatizador.

La variante A 180 d incorpora un motor 'made in Spain'. La variante A 180 d incorpora un motor 'made in Spain'.

La variante A 180 d incorpora un motor 'made in Spain'.

También sobresale por elementos tecnológicos como un nivel 2 –sobre 5 posibles- de conducción autónoma, con dispositivos como el asistente de frenado activo, el asistente activo de cambio de carril, el asistente activo de parada de emergencia, el asistente activo de distancia o los faros Multibeam.

Y, por último, los precios. El nuevo Clase A está disponible desde 31.400 euros para la versión de gasolina A 200 y hasta los 33.650 euros de esta misma variante de gasolina A 200 pero con el cambio de doble embrague. El diésel, por su parte, cuesta 32.700 euros. Más adelante se anunciará el precio de la versión A 250 con 224 CV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios