Mundo

Alerta máxima en Lahore tras un doble atentado suicida

  • Las 42 víctimas del ataque eran peregrinos que estaban en un mausoleo sufí para rezar

Lahore, segunda ciudad de Pakistán, ha proclamado un estado de alerta máxima después del doble atentado suicida en un mausoleo sufí repleto de peregrinos musulmanes, que causó la muerte a 42 personas y dejó heridas a 175.

"Había entre 2.000 y 2.500 personas en el mausoleo en el momento de los ataques", afirmó el guardián del lugar, Mian Mohammad Munir.

El mausoleo contiene la tumba de un santo sufí, Data Ganj Bakhsh, que predicó el islam en Asia del sur en el siglo XI y murió en Lahore en 1077. Todos los jueves en la noche, miles de peregrinos se reúnen allá para honrar su memoria.

Un primer kamikaze activó su chaleco cargado de explosivos en el subterráneo cuando los peregrinos efectuaban sus abluciones antes de la oración. Un segundo suicida activó su bomba cuando la multitud, presa del pánico, trataba de huir.

Los talibanes, vinculados a Al Qaeda y a grupos aliados paquistaníes, negaron estar implicados en los ataques. "Es un complot organizado por agencias secretas extranjeras, ustedes saben que no atacamos lugares públicos", afirmó Azam Tariq, portavoz del Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), un grupo de insurgentes islamistas asentado en las zonas tribales del noroeste, fronterizas con Afganistán.

El TTP ha sido el principal responsable de los ataques precedentes en Lahore, atribuídos a las órdenes de Al Qaeda. En 2007, al unísono con Osama ben Laden en persona, este grupo decretó la yihad contra Pakistán, aliado clave de Washington en su "guerra contra el terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios