Mundo

Johnson solicita por carta la prórroga del 'Brexit', pero no la firma

  • La Cámara de los Comunes ha aprobado una enmienda que obligaba al primer ministro británico a pedir a la UE una extesión del plazo.

Boris Johnson, durante su discurso. Boris Johnson, durante su discurso.

Boris Johnson, durante su discurso. / EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha enviado a la Unión Europea (UE) una carta en la que se solicita una prórroga del Brexit más allá del 31 de octubre, pero sin firmarla, según indicaron los medios.

En esa misiva se puntualiza que se trata de una carta del Parlamento, y va acompaña por una segunda en la que manifiesta que él, como primer ministro, no pide un retraso de la salida de la UE.

El jefe del Gobierno se ha visto obligado a remitir las cartas después de que el Parlamento aprobase hoy una enmienda que obligaba a solicitar a la UE una prórroga de la retirada británica. La iniciativa llevó al Gobierno a retirar la planeada votación del acuerdo del Brexit que Johnson negoció con la UE.

La enmienda, introducida por el diputado independiente Oliver Letwin, fue aprobada por 322 votos a favor y 306 en contra en una sesión extraordinaria en la Cámara de los Comunes. Así, el premier tenía de plazo hasta antes de la próxima medianoche para solicitar a Bruselas una prórroga del "divorcio" británico en virtud de la Ley Benn, que establece esa exigencia si el Gobierno no tenía aprobado para hoy un acuerdo del Brexit.

Johnson envió también por la tarde una carta a los diputados para decirles que una prórroga no es la solución a la crisis. "La próxima semana, este Gobierno va a introducir la legislación que necesitamos para salir de la Unión Europea con nuestro gran nuevo acuerdo el 31 de octubre", señaló Johnson en la carta remitida este sábado a los parlamentarios."Es bien posible que nuestros amigos en la UE rechacen la petición del Parlamento de otro retraso. En estas circunstancias, espero que mis colegas de todos los sectores de la cámara (baja) se enfrenten con la opción de (apoyar) nuestro gran acuerdo o no tener acuerdo", añadió la misiva.

"No negociaré una prórroga"

Antes, Boris Johnson aseguró este sábado que no tiene intención de negociar con Bruselas una prórroga del Brexit más allá del 31 de octubre.

"No negociaré un retraso con la Unión Europea, ni la ley me obliga a hacerlo", declaró Johnson en el Parlamento, a pesar de que los diputados han aprobado una enmienda que le emplaza a solicitar una extensión. "Un nuevo retraso sería malo para este país, malo para la Unión Europea y malo para la democracia", afirmó Johnson, que expresó el deseo de que los "colegas y amigos" europeos no se sientan "atraídos" por la idea de un aplazamiento. El primer ministro ha insistido en que está comprometido a cumplir con el calendario este 31 de octubre y llegó a decir que preferiría estar "muerto en una zanja" antes que pedir una nuevo retraso del "divorcio" del club europeo.

El Gobierno británico decidió no someter a la votación parlamentaria el acuerdo, tras la aprobación de una enmienda que fuerza al primer ministro a pedir una prórroga más allá del 31 de octubre. 

Johnson, obligado por ley a solicitar el retraso

La Cámara de los Comunes se reunió en sesión extraordinaria, la primera vez en más de 37 años, para decidir si apoyaba el pacto, votación que ahora no se producirá hoy. El primer ministro, que había llegado a un pacto con la UE el pasado jueves, sufrió un revés cuando la iniciativa fue apoyada por 322 votos a favor y 306 en contra.

La enmienda fue introducida por el diputado independiente Oliver Letwin (ex conservador) y pide posponer la ratificación definitiva del acuerdo del hasta que la legislación que debe implementarlo sea aprobada, lo que obliga a Johnson a solicitar un retraso más allá de finales de este octubre. Así, la votación de la legislación del acuerdo podría tener lugar el próximo martes en la Cámara de los Comunes.

La polémica enmienda, aceptada por el presidente de esta Cámara, John Bercow, está pensada para funcionar como salvaguarda de seguridad en caso de que el trámite parlamentario de la ley del Brexit no quede completado para el 31 de octubre y evitar que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.

El líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en la Cámara de los Comunes, Ian Blackford, advirtió a Johnson de que debe enviar la misiva al Consejo Europeo para solicitar un retraso del Brexit, de lo contrario, se arriesga a ser llevado ante la Justicia. Por su parte, la líder del Partido Liberal Demócrata, Jo Swinson, afirmó en la Cámara baja que los votantes merecen tener "la palabra final" sobre el "brexit" en un segundo referéndum.

El anterior pacto negociado por la exprimera ministra Theresa May fue rechazado tres veces por la Cámara de los Comunes y el Reino Unido -que tenía la fecha original de salida de la UE para el pasado 29 de marzo- se vio obligado a solicitar dos prórrogas -hasta abril y después hasta finales de este octubre-.

La Unión Europea, por su parte, debe aceptar esa propuesta, rechazarla, o bien proponer un periodo de tiempo alternativo. Johnson ha avanzado que presentará esta semana en el Parlamento la legislación que le permitiría ratificar el acuerdo al que ha llegado con Bruselas.

Esa norma debe pasar diversos trámites, tanto en los Comunes como en la Cámara de los Lores, por lo que su aprobación será compleja y puede demorarse. "Desde que asumí el cargo de primer ministro he sostenido que debemos materializar el Brexit el 31 de octubre para que el país pueda seguir adelante. La intención de que no haya retrasos sigue intacta. Continuaré haciendo todo lo posible para que el Brexit se produzca el 31 de octubre", indicó Johnson. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios