Mundo

Cae el Gobierno austríaco por un caso de corrupción del vicecanciller ultra

  • Strache dimite y precipita unas nuevas elecciones al aparecer en un vídeo borracho dispuesto a hacer y recibir favores

  • La cinta fue grabada en Ibiza en 2017 y aparece ofreciendo contratos a la hija de un oligarca ruso a cambio de financiación

El vicencanciller Heinz-Christian Stracher, anunciando su dimisión este sábado en Viena. El vicencanciller  Heinz-Christian Stracher, anunciando su dimisión este sábado en Viena.

El vicencanciller Heinz-Christian Stracher, anunciando su dimisión este sábado en Viena. / Florian Wieser (EFE)

Comentarios 1

El Gobierno austríaco de conservadores y ultras ha saltado este sábado por los aires, a una semana de las elecciones europeas, por un vídeo en el que el dimisionario vicecanciller y líder ultra Heinz-Christian Strache se muestra dispuesto a incurrir en prácticas corruptas para llegar al poder.

Aunque el vídeo difundido el e viernes por los medios alemanes Der Spiegel y el Süddeutsche Zeitung es de julio de 2017, cuando Strache no era vicecanciller, las ideas que expresa y su disposición a abusar del poder en beneficio propio lo inhabilitaban para el cargo y salpicaba a su socio en el Gobierno, el conservador ÖVP.

El canciller y líder del ÖVP, Sebastian Kurz, tardó 24 horas en comparecer ante los medios y cuando lo hizo fue para convocar elecciones "lo antes posible".

Alianza de conservadores y ultras

Kurz buscó justificar su alianza con el FPÖ de Strache tras las elecciones de octubre de 2017 y sostuvo que el trabajo de ambas formaciones había dado buenos frutos en varios campos, como una reforma fiscal y la reducción de la llegada de inmigrantes.

Sin embargo, reconoció que los continuos escándalos de la formación ultra por los vínculos con ideas antisemitas y xenófobas de algunos de sus políticos o por su cercanía a grupos extremistas de derecha le incomodó. "Aunque no siempre lo haya dicho públicamente, se han dado situaciones que me han resultado muy difícil de tragar. Pero por la continuación del trabajo no he acabado con la coalición a la primera", insistió. "Pero tras el vídeo de ayer tengo que decir: basta ya", manifestó el joven canciller, de 32 años. "Lo que se dice allí sobre mí, desde insultos y acusaciones hasta calumnias, es algo secundario. Lo problemático y grave son las ideas de abuso de poder, del manejo del dinero público, y por supuesto la forma de entender los medios de comunicación en nuestro país", dijo. En el vídeo grabado en una lujosa de villa de Ibiza, Strache aconseja a la supuesta sobrina de un oligarca ruso cómo donar dinero de forma ilegal a su formación y le sugiere que se haga con el control del Kronen Zeitung, el diario más influyente del país.

Muy borrachos

A cambio de la ayuda Strache le promete favores políticos y contratos públicos. La imagen del vicecanciller y de su mano derecha, el portavoz parlamentario Johann Gudenus, visiblemente borrachos, definiendo a los periodistas como "putas" y exponiendo su ambición de querer amordazar a la prensa, ha indignado a la sociedad. El presidente, Alexander Van der Bellen, puso palabras a esa indignación general al calificar el vídeo como una "vergüenza" y una "falta de respeto intolerable" a la ciudadanía. El líder ultraderechista anunció antes del mediodía su dimisión y justificó su comportamiento "adolescente" como un "error" y una "idiotez" causada por el alcohol, pero aseguró que no hizo nada ilegal. Y atribuyó la filmación y difusión de las imágenes a "una campaña sucia de desinformación".

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios