Mundo

Europa se plantea más restricciones ante el ritmo récord de contagios

  • Berlín niega la "pérdida de autoridad" de Merkel en la gestión de la pandemia frente a los 'landers'

  • El Ejecutivo italiano pasa la responsabilidad para el cierre de áreas a los alcaldes

Estudiantes se somenten a un control de temperatura a la entrada del instituto Alessandro Volta, ayer en Milán. Estudiantes se somenten a un control de temperatura a la entrada del instituto Alessandro Volta, ayer en Milán.

Estudiantes se somenten a un control de temperatura a la entrada del instituto Alessandro Volta, ayer en Milán. / Mourad Balti Touati / efe

Mientras los contagios por coronavirus siguen aumentando a un ritmo récord en Europa, que acaba de rebasar la cifra de ocho millones de positivos, las autoridades de diversos países europeos se están planteando endurecer las medidas restrictivas, sobre todo en un momento en que la llegada de las bajas temperaturas, acompañada de la gripe estacional, puede producir una situación crítica en los hospitales, en donde podrían volver a darse casos de saturación.

Los casos globales de Covid-19 llegaron ayer a 39,9 millones, después de que se registraran 338.000 en el último día, mientras que los fallecidos ascienden a 1,1 millones, según las cifras que actualiza a diario la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 'viejo continente' suma a diario entre 130.000 y 160.000 casos de Covid-19

América suma 18,7 millones de contagios y el sur de Asia 8,4 millones, aunque es Europa la región donde los casos diarios avanzan más rápidamente, a un ritmo de entre 130.000 y 160.000 por jornada.

Francia entró ayer en una semana importante para controlar la segunda ola de la pandemia, después de varios días de empeoramiento de los registros y con el toque de queda impuesto en nueve grandes áreas urbanas.

La medida restrictiva se está siguiendo de forma generalizada, aunque en las redes sociales y medios locales de varias ciudades se señalaron algunas protestas de pequeña amplitud en las dos primeras noches de aplicación.

Por su parte, el Gobierno alemán negó ayer una "pérdida de autoridad" de la canciller Angela Merkel en la gestión de la pandemia, pese a algunos disensos desde los poderes generales y mientras Baviera reclama medidas "unificadas" para evitar un parón de la vida pública.

Alemania registró en la última jornada 4.325 nuevos contagios de coronavirus -lejos del nuevo máximo diario de 7.830 casos contabilizados el sábado-, lo que se atribuye al hecho de que no todos los estados federados comunican sus cifras el fin de semana. Según los datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la medianoche de ayer, el total de positivos en toda la pandemia se sitúa en 366.299 en Alemania, con 9.789 víctimas mortales, 12 más en un día.

Por otro lado, en el Reino Unido, el ministro principal de Gales, Mark Drakeford, decretó ayer un confinamiento de dos semanas desde las 17:00 del viernes para "ralentizar" la propagación del coronavirus.

"A menos que adoptemos medidas ahora no seremos capaces de poder atender a las personas que se pongan extremadamente enfermas" por la pandemia, alertó ayer Drakeford en una comparecencia televisada en la que dio detalles sobre el "cortafuegos" que introducirá en la región ante la "muy grave situación" en la que se encuentra Gales.

Italia registró 9.338 nuevos contagios en un día, un aumento menor al de los últimos días pero cuando se hicieron muchas menos pruebas de lo habitual por el fin de semana, según el boletín de ayer del Ministerio de Sanidad.

Desde el viernes Italia ha localizado cada día más de 10.000 casos positivos mientras que este lunes confirmó 9.338. Los muertos aumentaron en 73 desde el domingo, lo que eleva el balance a las 36.616 víctimas mortales.

No obstante, el Gobierno italiano evitó tomar medidas más duras para frenar los contagios y pasó la responsabilidad a los alcaldes para que cierren las áreas más concurridas del ocio nocturno, lo que no ha gustado a muchos regidores.

Los nuevos contagios de coronavirus también siguen creciendo en Bélgica, que desde ayer y con una incidencia acumulada de 747 casos diarios en 14 días sobre 100.000 habitantes, empieza a aplicar restricciones como un toque de queda nocturno y el cierre de restaurantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios