GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Mundo

Grecia espera cambios en Turquía tras el desalojo de migrantes

  • La Policía turca desmantela el campamento instalado en la frontera entre ambos países

  • Atenas se mantiene alerta

Una familia de refugiados camina por el río en la ciudad turca de Edirne para llegar a suelo griego a principios de este mes. Una familia de refugiados camina por el río en la ciudad turca de Edirne para llegar a suelo griego a principios de este mes.

Una familia de refugiados camina por el río en la ciudad turca de Edirne para llegar a suelo griego a principios de este mes. / tolga bozoglu / efe

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, destacó que el desmantelamiento por la Policía turca del campamento de migrantes junto a la frontera terrestre con Grecia indica un posible cambio de postura de Turquía, aunque se mantiene alerta.

"Puede que un capítulo se esté cerrando, pero esta batalla, que no quepa duda, continúa. Hemos logrado algo muy importante para Grecia y para Europa, proteger nuestras fronteras por tierra y mar", aseguró Mitsotakis antes de una teleconferencia con los ministros de Defensa y Protección Ciudadana.

La agencia oficial turca asegura que los migrantes decidieron irse voluntariamente

El primer ministro hizo hincapié en que la falta de presión inmediata en "los próximos días, semanas o meses" no implica que ya no se necesite un mecanismo para asegurar las fronteras con recursos "humanos, tecnológicos y físicos". "(Las fronteras) están y permanecerán completamente protegidas para que nadie pueda chantajear a Europa y Grecia de nuevo, como algunos han intentando hacer en el último mes", dijo Mitsotakis.

Según el ministro de Defensa, Nikos Panayiotopulos, con su repentina apertura de las fronteras hacia la UE en febrero, Turquía pretendía tomar por sorpresa a Grecia y facilitar el paso de decenas de miles de refugiados y migrantes a territorio europeo.

Desde finales de febrero, miles de refugiados intentaron con el apoyo de las fuerzas de orden turcas atravesar la frontera terrestre griega y se enfrentaron con las fuerzas del orden y el Ejército helenos.

Aunque la agencia de noticias oficial turca Anadolu aseguró que los últimos migrantes que permanecían acampados junto a la frontera decidieron abandonar la espera de forma voluntaria, un vídeo filmado la noche del jueves y difundido a periodistas muestra incendios en el campamento.

Antes de este último desalojo, cientos de refugiados han vuelto a Estambul en las últimas dos semanas tras comprobar la imposibilidad de pasar a Grecia.

Tras semanas de enfrentamientos, que se saldaron con la muerte de al menos dos migrantes, según fuentes de ONG no confirmadas por el Gobierno griego, se instaló una relativa calma en la frontera.

Incluso después de que muchos se marcharan, varios centenares continuaron acampados y, en las últimas semanas, no había noche sin que se produjeran enfrentamientos con la Policía griega.

"Hubo momentos en los que teníamos la sensación de que había operaciones de guerra", recalcó Panayiotopulos. El ministro destacó que Grecia espera que "cuando las condiciones lo permitan", haya un nuevo intento de llegadas masivas, esta vez a las islas del mar Egeo.

Tras las operaciones del Ejército sirio en la región de Idlib en enero y febrero, que obligaron a centenares de miles de habitantes a abandonar sus domicilios, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que su país no podía soportar más peso migratorio y abrió su frontera con Grecia para ejercer presión a la UE.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios