mundo

Trump ordena la retirada de todas las tropas del norte de Siria

  • EEUU acusa a Turquía de crímenes de guerra contra los kurdos y del resurgimiento del Daesh

Una familia en su coche frente a la puerta fronteriza de Akcakale mientras los vehículos militares turcos se desplazan hacia el norte de Siria. Una familia en su coche frente a la puerta fronteriza de Akcakale mientras los vehículos militares turcos se desplazan hacia el norte de Siria.

Una familia en su coche frente a la puerta fronteriza de Akcakale mientras los vehículos militares turcos se desplazan hacia el norte de Siria. / Sedat Suna / Efe

Estados Unidos elevó la presión diplomática contra Turquía por su incursión en la frontera siria, de la que denunció posibles crímenes de guerra contra los kurdos, y su presidente, Donald Trump, advirtió de que impondrá "poderosas sanciones" como respuesta, mientras ordenaba la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria.

"Estoy negociando con (el senador republicano) Lindsey Graham y muchos miembros del Congreso, incluyendo demócratas, sobre la imposición de poderosas sanciones a Turquía. El Tesoro está listo. (...) Hay un gran consenso sobre esto", advirtió Trump en su cuenta de Twitter.

'The New York Times' documenta bombardeos de forma repetida de Rusia a hospitales sirios

"¡Manteneos al tanto!", agregó el mandatario.

En este sentido, el conservador Graham señaló que es "imperativo" que EEUU no permita que "la agresión de Turquía conduzca a la destrucción de un aliado valioso, los kurdos, y al resurgimiento del Estado Islámico (EI)".

Sobre esta cuestión habló el ex secretario de Defensa, el general James Mattis, en una entrevista en el programa dominical Meet the Press en la que lamentó que la decisión de Trump de retirar los soldados estadounidenses del norte de Siria hará "resurgir" al Daesh. "EI va a resurgir. Es absolutamente un hecho que volverán", vaticinó.

La reflexión de Mattis ocurrió después de que su sustituto en el Pentágono, Mark Esper, anunciara que Trump ha ordenado la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente.

"Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria", dijo Esper en una entrevista en el programa dominical Face the Nation, de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump dictaminó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, según el diario The Washington Post, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de los planeado originalmente y al oeste", según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Daesh "está buscando cerrar un acuerdo" con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque en el norte.

Trump defendió la retirada al asegurar que ha sido una decisión "muy inteligente".

"Muy inteligente no participar en los intensos combates a lo largo de la frontera turca. Aquellos que nos metieron por error en las guerras de Oriente Medio todavía están presionando para luchar. No tienen idea de la mala decisión que tomaron. ¿Por qué no piden una declaración de guerra?", señaló el mandatario en su cuenta de Twitter.

El diario estadounidense The New York Times publicó pruebas de que el Ejército ruso ha bombardeado repetidamente y de forma deliberada hospitales en Siria.

Activistas y opositores sirios han acusado en numerosas ocasiones a Rusia de atacar hospitales y otros objetivos civiles, algo que Moscú siempre ha negado.

Según una ONG que documenta agresiones contra médicos en Siria, desde 2011 ha habido al menos 583 ataques contra instalaciones sanitarias, 266 de ellas desde que Rusia comenzó su intervención en septiembre de 2015.

La investigación se centra en cuatros ataques registrados los días 5 y 6 del pasado mes de mayo, un momento en el que fuerzas rusas y del Gobierno sirio llevaban a cabo operaciones para tratar de arrebatar a los rebeldes uno de sus últimos territorios en el noroeste del país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios