EEUU

La congresista Tlaib declina ir a Israel en "condiciones opresivas"

La congresista estadounidense Rashida Tlaib La congresista estadounidense Rashida Tlaib

La congresista estadounidense Rashida Tlaib / ERIK S. LESSER, EFE

La congresista demócrata de EEUU Rashida Tlaib anunció que no viajará a Israel, en un nuevo episodio del desencuentro que las legisladoras que forman parte de la llamada Brigada mantienen con Donald Trump en el que esta vez se ha visto envuelto el Estado israelí. "He decidido no viajar a Palestina e Israel esta vez. Visitar a mi abuela bajo estas condiciones opresivas para humillarme romperán el corazón de mi abuela", anunció Tlaib, hija de palestinos y representante por Michigan.

Destacó que los esfuerzos para silenciarla con un tratamiento que le haga sentirse infravalorada no es lo que su abuela quiere para ella: "Mataría una parte de mí que siempre permanece en contra del racismo y la injusticia", indicó. Estas palabras llegaron después de que Israel revocara su decisión de vetar la entrada de Tlaib e informara de que iba a permitir a la congresista, de confesión musulmana, acceder al país para visitar a su abuela nonagenaria en el pueblo de Beit Ur al Fauqa, en Cisjordania.

Trump reconoció que habló con Jerusalén para que impidieran su entrada y la de Omar

Previamente, el Gobierno israelí había prohibido el jueves la entrada de Tlaib y de la también congresista demócrata Ilhan Omar, musulmana y nacida en Somalia, por defender el boicot a Israel, tras presiones de Trump.

Al final, el Ministerio israelí de Interior aprobó la petición de una visita humanitaria de Tlaib y reveló que la legisladora había enviado una carta la noche anterior al titular de esa cartera. En la misiva, Tlaib prometió "cumplir las peticiones de Israel, respetar los límites impuestos a su visita y afirmó que no promovería el boicot contra Israel durante la misma", según un comunicado oficial difundido por el diario Haaretz.

En un principio, Tlaib tenía intención de viajar a Israel junto a Omar y se esperaba que la legisladora de origen palestino se quedara unos días más en Cisjordania, hasta que Trump apareció en escena. En un gesto sin precedentes, el presidente estadounidense instó el jueves a las autoridades israelíes a vetar su entrada, lo que hicieron a los pocos minutos. Más tarde, preguntado por los periodistas sobre si había hablado directamente con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Trump apuntó: "No quiero comentar sobre con quién hable, pero hablé con gente allí, sí". Y siguió con sus críticas a Omar y Tlaib.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios