Mundo

Unas 6.000 detenidos tras el golpe fallido en Turquía y el ministro de Justicia avisa: "Habrá más"

  • El ministro volvió a acusar a los seguidores del predicador conservador Fethullah Gülen y agregó que el Gobierno turco seguirá limpiando las instituciones del Estado y el Ejército de lo califica como "organización terrorista de Fethullah Gülen".

Comentarios 1

Unas 6.000 personas han sido detenidas tras el fallido golpe de Estado registrado en Turquía en la noche del viernes al sábado, indicó este domingo el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, antes de añadir que "habrá más"

"Hasta ahora se han detenido unas 6.000 personas. Habrá más detenciones", aseveró el ministro en declaraciones a la televisión pública TRT en Ankara. 

Hasta ahora, las autoridades habían informado de 2.839 soldados detenidos, entre ellos decenas de generales, mientras que más de 2.700 jueces fueron destituidos

El ministro volvió a acusar a los seguidores del predicador conservador Fethullah Gülen de haber organizado el golpe. 

Agregó que el Gobierno turco seguirá limpiando las instituciones del Estado y el Ejército de lo califica como "organización terrorista de Fethullah Gülen" (FTO). "El hombre número uno en esto (el golpe) es Fethullah Gülen. Después de esto, mantener Gülen en Estados Unidos no sirve a la amistad entre Turquía y Estados Unidos", dijo Bozdag. 

Gülen vive desde hace años en un exilio auto-impuesto en EEUU y Ankara exige su extradición, una reclamación que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, repitió ayer una vez más. 

Sobre las destituciones de los 2.700 jueces, Bozdag destacó que el objetivo de "liberar la judicatura turca" con esos ceses. 

Por otra parte, miles de personas han tomado las calles en distintas ciudades de Turquía para celebrar el triunfo de la democracia tras el fracaso del golpe de Estado de este viernes por parte de una facción del Ejército turco, y que ha costado la vida a al menos 265 personas. 

En respuesta al llamamiento del presidente, Recep Tayyip Erdogan, los turcos han llenado las plazas y principales ciudades en numerosas ciudades especialmente Estambul y Ankara. 

En la plaza de Kizilay, en Ankara, los residentes ondeaban banderas y cantaban proclamas favorables al Ejecutivo turco y a la democracia. En este contexto, el alcalde de la ciudad, Melih Gokcek, del Partido de Justicia y Desarrollo de Erdogan ha tomado la palabra para afirmar que Turquía ya no es el país que solía ser. "El poder de las armas no va a inclinar a nuestra nación", ha afirmado, en referencia a los cinco levantamientos militares producidos en el país desde 1960. 

Los ciudadanos estambulitas también han protagonizado imágenes similares en distintos lugares de la urbe y han recorrido las calles para protestas contra los golpistas. 

Pena de muerte

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha comparecido este sábado ante una multitud que pedía la reinstauración de la pena de muerte para perseguir a los responsables del intento de golpe de Estado y ha respondido que será el Parlamento el que aborde esta posibilidad. 

Erdogan ha comparecido con aire distendido y sonriente en Estambul y ha asegurado que el golpe de Estado ha sido perpetrado por una minoría del Ejército. "Eran como un tumor dentro del Ejército y ahora este tumor está siendo extirpado", ha apostillado. 

"El Ejército es nuestro, no es el de la estructura paralela. Yo soy el comandante en jefe", ha afirmado. Erdogan denomina "estructura paralela" a la red inspirada por el clérigo Fetulá Gulen, autoexiliado en Estados Unidos. 

En ese sentido, ha instado a Estados Unidos a extraditar a Gulen, al que ha acusado de terrorismo y de golpismo. "Os he pedido que deportéis o entreguéis a esta persona de vuelta a Turquía", ha afirmado. "Os he dicho que esta persona estaba preparando un golpe de Estado contra Turquía, pero no he conseguido que me escuchéis", ha añadido. 

Más tarde, Erdogan ha llamado al presidente del Parlamento, Ismail Kahraman, para agradecerle la "nobleza" de los partidos con representación parlamentaria al aprobar una declaración conjunta de condena contra el golpe de Estado.

EEUU niega la insinuación de una supuesta relación con el golpe

Por otro lado el secretario de Estado, John Kerry, le ha asegurado este sábado al ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavosoglu, que las insinuaciones entorno a un supuesto papel de Estados Unidos en la intentona golpista en Turquía este viernes son dañinas para las relaciones entre dos aliados de la OTAN 

Kerry ha presionado a Turquía para respetar el estado de derecho durante sus investigaciones sobre el golpe, ha señalado en un comunicado el portavoz del departamento de Estado, John Kirby. 

"Ha dejado claro que Estados Unidos dará toda la asistencia a las autoridades turcas para que conduzcan la investigación, pero las insinuaciones publicas sobre un papel de Estados Unidos en el golpe fallido son completamente falsas y dañinas para las relaciones bilaterales", ha comunicado Kirby. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios