Actual

De África a Europa, a pie

  • Un libro relata la historia real de Salomón, un joven subsahariano que tuvo que recorrer 8.000 kilómetros desde Camerún hasta Tarifa

Salomón. De Camerún a Tarifa es el tercer libro de Ignacio Aguilar, un cordobés catedrático de Biología y voluntario desde hace veinte años en diferentes proyectos solidarios de Cooperación Internacional. La obra relata la biografía de Salomón, un joven camerunés que se ve obligado a realizar una travesía llena de "peligros, humillaciones y desesperación", como él mismo destaca, desde su lugar de nacimiento a la costa andaluza. La historia de Salomón no es una más, entre otras cosas, porque la mayoría de los relatos sobre inmigración se centran en los movimientos que se producen desde el norte de África a la península. Para Salomón el cruce del Estrecho fue prácticamente la última etapa de un largo viaje que se inició en Camerún -África central- y que le llevó a recorrer unos 8.000 kilómetros hasta Tarifa. En la actualidad, este joven vive en Córdoba y está centrado en las tareas de concienciación y en la protección del colectivo inmigrante. Salomón Beyo tiene 31 años y preside la Asociación El Mundo y África trabajan (EL-MAT).

Ignacio Aguilar conoció a Beyo hace cuatro años y ese fue el momento que puede considerarse como el origen del libro que ahora ve la luz. "Un buen día me contó su historia y entonces supe que la gente tenía que conocerla", asegura el autor. Salomón Beyo nació y se crió entre la selva tropical de Bi (Yabassi) y Douala. Más tarde realizó estudios de Técnico en Construcción y, tras un tiempo trabajando en su país, las circunstancias le obligaron a recorrer medio continente.

Esta es otra de las peculiaridades de esta historia. Beyo tenía un buen desarrollo profesional en su país y no partía de una situación económica delicada, pero tuvo que huir de allí. Las claves de su decisión se recogen en el libro. No es fácil tampoco tener acceso a un testimonio directo de estas travesías. La mayoría suponen dramas personales que no son agradables de recordar y el miedo en otras ocasiones impide que muchos se atrevan a contar su experiencia. El testimonio de Salomón, recogido por Aguilar, permite conocer una a una realidad que parece que queda bastante lejos en Occidente.

Un año ha tardado la recopilación de información y la redacción de esta historia. El escritor recuerda que acumuló hasta 15 horas de conversación con Salomón. "Él venía a casa y durante una hora me contaba un trozo del trayecto". Es una novela que hasta la fecha posee tres partes a la espera de una cuarta. Aunque no quiere "dramatizar en exceso", la historia es tan cruda como la realidad que tienen que sufrir estas personas, que muchas veces pierden la vida o acaban reclutadas como esclavos. En los primeros capítulos del libro, el lector puede conocer la vida cotidiana de un niño en la selva de Camerún, la cultura y creencias de sus habitantes. La segunda parte relata la intrincada travesía hasta Trafalgar, la más dura a la que tuvo que hacer frente Beyo. En la tercera parte del libro se cuenta la llegada del joven a Italia. En ese país el joven camerunés es recluido en un centro de internamiento que el éste recuerda como "la cárcel". Tras varios meses, una ONG logra reubicarle y es así como llega a Córdoba. Lo que aquí ocurre podría ser la segunda entrega de esta apasionante historia, todavía sin redactar.

El principal objetivo del libro es dar a conocer las dificultades que tienen que sortear todas las personas que se juegan la vida para acabar en suelo europeo. La obra, además, tiene un fin solidaria ya que con el dinero que se genere se pretende desarrollar proyectos agrícolas en Camerún. El libro se vende en diferentes formatos y la suma de dinero que recauden se invertirá en un pozo de agua potable, en granjas y piscifactorías, además de poner en marcha un mercado rural. Ignacio Aguilar junto con Salomón Beyo tienen muy presente la importancia de preservar las creencias y folclore de los pueblos cameruneses. Estos proyectos se realizan de forma sostenible con el entorno y la antropología del lugar.

Tras probar con varias editoriales, recibieron el visto bueno de una que utiliza una plataforma de lanzamiento conocida como crowdfunding. Este sistema implica la necesidad de reunir una serie de apoyos que validan el proyecto que se quiere poner en marcha. Para que la obra finalmente sea una realidad se puede apoyar a través de la web www.libros.com y apoyar cualquiera de los formatos en los que se presenta la historia, además de otros modelos de mecenazgo. Aguilar y Beyo tienen hasta el próximo 14 de abril para alcanzar su meta de difundir esta historia de superación y ayudar a Camerún.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios