Actual

La Alhambra exhibe tres singulares fragmentos de un friso de alfiz

  • El trabajo del yeso como elemento arquitectónico no es islámico sino helenístico

La Alhambra exhibe tres fragmentos de un friso de alfiz de especial interés histórico y artístico que acerca al público al conocimiento de estas singulares piezas y a las técnicas de trabajo del yeso, cuyo uso no se extendió en al-Andalus hasta los siglos X-XI.

Según informó ayer el Patronato de la Alhambra y Generalife, el trabajo del yeso como elemento decorativo arquitectónico no es una aportación del mundo islámico, dado que es conocido el empleo que hacían de él helenísticos, romanos y sasánidas (persas).

Los Omeyas y seguidamente los Abasíes continuaron la técnica, pero fueron estos últimos los que dotaron a las yeserías de un carácter más propio, haciendo evolucionar significativamente la técnica y los motivos ornamentales. En Al-Ándalus no se extendió su uso hasta los siglos X y XI, sobre todo en los reinos de Taifas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios