Actual

La Alhambra rendirá tributo a su "gran difusor" en el mundo

  • El Patronato diseña un variado programa cultural para conmemorar los 150 años de la muerte de Washington Irving

Nació en Nueva York, aunque parecía que por sus venas corría sangre andalusí. Vivió la Alhambra con la fascinación de quien descubre en cada detalle todo un mundo de significados y se encargó de contar su grandeza al mundo con la pasión de quien cree que no puede existir ningún lugar mejor para pasar el resto de su vida. Coincidiendo con la conmemoración el próximo año del 150 aniversario de la muerte del escritor norteamericano Washington Irving, el Patronato de la Alhambra y el Generalife ha querido "saldar la deuda" que toda la ciudad tiene con el que fuera el "gran vertebrador de la mayor campaña de difusión que el monumento jamás ha tenido", según explicó la directora del Patronato, María del Mar Villafranca.

Con la firme intención de difundir el trasfondo del personaje y su obra, el Patronato de la Alhambra ha diseñado, en colaboración con instituciones de todo el mundo, un variado programa de actividades culturales y educativas que se celebrarán a lo largo de todo el próximo año.

Una magna exposición que se podrá ver en el Palacio de Carlos V mostrará desde octubre del próximo año todos los aspectos relacionados con el viaje emocional de Irving por España en general y por la Alhambra en particular. Además, y a través de la colaboración del Patronato con el Historic Hudson Valley (Sunnyside, Nueva York), llegará a Granada una importante colección de objetos personales del escritor entre los que se encuentran libros de notas, diarios de viaje, fotografías, correspondencia e incluso obras de arte, y todo con la intención de "arrojar un poco más de luz" en torno al "hombre moderno y del Romanticismo" que llevó por todo el mundo los célebres Cuentos de la Alhambra.

Junto a la exposición, un congreso internacional en el que participarán algunos de los grandes expertos en la obra de Irving centra el núcleo esencial del programa de actividades, que también contará con un ciclo de cine y la publicación de un catálogo temático sobre el autor y su relación con Granada, un libro con las cartas inéditas que el norteamericano escribió durante su estancia en el entorno del palacio, así como una edición conmemorativa de Cuentos de la Alhambra, que cumple ya 175 años.

La vertiente didáctica de la conmemoración quedará de manifiesto mediante dos cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía, el posible nombramiento de Irving como personaje escolar del año 2009 dentro del plan educativo de fomento del bilingüismo y la propuesta de una exposición didáctica simultáneamente en diversas instituciones de España y los Institutos Cervantes de Nueva York y Londres.

El 150 aniversario se cerrará con una propuesta largamente acariciada en los últimos años. El escultor Julio López Hernández está ultimando ya una gran estatua del escritor que le devolverá, al menos metafóricamente, al lugar que más le inspiró: el bosque de la Alhambra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios