Actual

La Alhambra rescata su historia en el Archivo de la Palabra

  • Alcaldes, guías o restauradores hablan de sus impresiones sobre el monumento

El Patronato de la Alhambra se ha propuesto recuperar la memoria no escrita en los libros con un Archivo de la Palabra que recupera la opinión sobre el monumento de personas que han formado parte de su historia. Alcaldes como Jesús Quero, Gabriel Díaz Berbel o José Enrique Moratalla; personas que ya han fallecido, como el que fuera su administrador Nicolás Díaz de la Guardia; o trabajadores menos conocidos como guías o limpiadores darán en este proyecto voz a esa historia más viva e íntima de la Alhambra.

El proyecto, dirigido por el antropólogo José Antonio González Alcantud, fue presentado ayer durante la charla-coloquio que mantuvieron la directora del Patronato, María del Mar Villafranca, y el director adjunto de Granada Hoy, Alejandro V. García dentro de las actividades programadas por el Ateneo.

Bajo el título Alhambra, visión de futuro, la Escuela de Estudios Árabes acogió una conversación que repasó los principales planes a corto plazo del monumento. Si hay una palabra que destacó ayer Villafranca ésa fue la de conservación, y no sólo en el conjunto monumental sino en todo el Valle del Darro, "con un trabajo amplio e integral que conduzca a la protección de toda la zona y proteja su valor". Tal es su preocupación por la protección no sólo del monumento sino de todo lo que le rodea que criticó así mismo la falta de interés por parte de "los responsables" del Albaicín, una "extensión" de la Alhambra en la que ni siquiera se hace un estudio del número de visitantes que pasan por el Mirador de San Nicolás.

"Hay que conseguir el equilibrio entre conservación y disfrute". La directora del Patronato anunció también la posibilidad de crear un área concreta de la Alhambra donde los visitantes puedan tocar por una sola vez las paredes del monumento pero no volver a hacerlo más a lo largo de su 'trayecto' para evitar que sigan deteriorándose las yeserías de los palacios. "De esta forma evitaríamos que los visitantes se sientan tentados a tocar las yeserías", compuestas por un material débil y sometido continuamente al riesgo.

"Nuestro objetivo", dijo, "es poder cumplir el Plan Director con el mayor grado de ejecución y enriquecerlo y conservarlo en lo concerniente al paisaje, la relación entre organización y turismo y el concebir el monumento como una ciudad palatina en su integridad desde Torres Bermejas.

Una de las ejecuciones más esperadas es el regreso de los leones a su patio. Villafranca anunció que será a finales de año cuando el Patio de los Leones vuelva a lucir en todo su esplendor. Con las obras de rehabilitación del circuito hidráulico, que tienen lugar en la actualidad y es una de las obras más difíciles puesto que deben garantizar su conservación futura, terminará un proyecto que comenzó en 2007

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios