Crítica de Cine

Arcángel lanza en la Costa su flamenco puro y profundoGarcía Montero, un seguro para un español "de máximo nivel"Y todas las veces que hagan faltaIcíar Bollaín, Lacuesta y Sorogoyen compiten en San Sebastián

  • El cantaor deja por un día su espectáculo en el Generalife para asistir a La Caña, el festival de la localidad costeraEl Consejo de Ministros aprueba el nombramiento del poeta como director del Instituto Cervantes

Francisco José 'Arcángel' lleva actuando desde los ocho años y en sus más de dos décadas encima de los escenarios se ha convertido en uno de los cantaores más relevantes que existen en el género del flamenco. Actualmente, se encuentra inmerso en una gira musical con su último trabajo y con la que llega esta noche a Motril con el Festival La Caña Flamenca, un evento que durante varias semanas acerca lo mejor del panorama a los municipios de Motril, Salobreña y Almuñécar.

Esta noche, Arcángel ofrecerá en la Fábrica del Pilar flamenco puro y profundo con uno de los mejores repertorios del cante que se puede disfrutar en la actualidad, en el que se podrán conocer y oír muchos de los nuevos temas que ofrece en su último trabajo Al este del cante que sacó al mercado en marzo, y que está siendo uno de los éxitos del sector. Con él está consiguiendo éxito tras éxito en las distintas actuaciones que está realizando y que hace que tenga un "veranito duro, pero agradable "debido a los múltiples conciertos en los que participa.

Un Arcángel que consigue en cada una de las actuaciones los mecanismos necesarios para que se establezca una comunicación directa con los espectadores, su pretensión es conseguir que la gente se acerque de una manera muy natural al flamenco, "a través de lo que digo y lo que hago".

En este sentido, Arcángel añade que "siempre es motivo de alegría que la gente acuda a un concierto de flamenco y tenga la oportunidad de disfrutar con nuestra actuación" El flamenco tiene que ser algo con lo que se conviva asiduamente y nosotros tenemos que trabajar para conseguirlo, situándonos en la piel del espectador.

El flamenco es algo que está siempre latente , es un modo de expresión que cogimos hace muchísimos años y forma parte de nuestra identidad. En la actualidad existe una "reafirmación de que "el flamenco es un género musical importante" y "genuino".

Motril, La Unión (Murcia), San Lucas de Barrameda, Mairena del Alcor o cuatro actuaciones en el Teatro la Latina de Madrid, son algunos puntos donde va a estar presente este verano; compaginándolo con las colaboraciones especiales que está realizando en el teatro del Generalife de la capital con el Flamencolorquiano. El Ballet Flamenco de Andalucía es el encargado de organizar este espectáculo, bajo la dirección de Rafael Estévez, que realizará 33 funciones en Granada; la mitad de ellas correrán a cargo del onubense, la otra mitad serán de María Terremoto.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el nombramiento del poeta y profesor granadino Luis García Montero como nuevo director del Instituto Cervantes, un cargo que supone una "tarea muy importante para España" para que el español siga siendo "un vehículo de máximo nivel".

"Es un grande de nuestra poesía que se va a encargar a partir de hoy en trabajar para que nuestro idioma, nuestra lengua, siga siendo un vehículo cultural de máximo nivel", manifestó la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros.

En palabras de Celaá, García Montero toma el relevo de Miguel Bonet para ponerse al frente de una "tarea muy importante para España y para su lengua".

"Es hijo predilecto de Andalucía, es un poeta granadino, es crítico literario, ensayista y profesor de Lengua y Literatura. Además, el Instituto Cervantes cuenta actualmente con ochenta y siete centros distribuidos en más de cuarenta países por los cinco continentes y además con sedes en Salamanca y Madrid", recordó la portavoz.

García Montero, Premio Nacional de Poesía en 1995, de la Crítica en 2003 y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por IU en los últimos comicios, tiene como su primer cometido presidir la reunión de los máximos responsables del Cervantes en España y de los 60 centros repartidos por los cinco continentes, que se celebrará en Orihuela y Alicante, entre los días 23 y 26 de julio.

Mucho habían tardado los productores de Mamma Mia! en acometer la secunda parte del taquillazo musical del verano de 2008, astuta y festiva fórmula de marketing emocional capaz de convertir un puñado de inolvidables canciones de éxito del grupo Abba en un guion-frankenstein a mayor gloria del amor romántico en su vertiente más cursi y edulcorada, canto a la libertad femenina en modo club de señoras ociosas y vehículo de promoción de las islas griegas como destino turístico de cartón piedra en tonos añil.

Si aquella primera película funcionaba por la arrolladora pegada de las canciones y la generosa entrega de Meryl Streep y sus acompañantes (Walters y Baranski) al servicio rebajado de la diversión pop desinhibida, esta segunda estira ya lo inestirable y repite lo irrepetible, viajando al pasado del personaje ahora desaparecido y alternando tiempos en busca de rimas generacionales y materno-filiales para celebrar unos mismos lugares comunes del amor romántico y la picaresca geriátrica con un reparto que reúne a viejos conocidos achacosos (Brosnan al frente) con jovenzuelos de almanaque y que intenta suplir en vano el inigualable carisma de la protagonista de Memorias de África con la aparición estelar (y algo ridícula) de una Cher inmaculada a la que se le reserva el número de salida de la función cantando a dúo la insufrible Fernando junto a un no menos autoparódico Andy García.

Por el camino, el guion supervisado por Richard Curtis (Cuadro bodas y un funeral, Notting Hill) ensarta y empalma como puede cada tramo dramático y temporal con las letras de conocidas (y no tanto) canciones del grupo sueco, mientras que la puesta en escena de Ol Parker desengrasa algo más que su predecesora el necesario vuelo ligero que necesita una propuesta tan insustancial, frívola y autocomplaciente como ésta.

Los directores Icíar Bollaín, Rodrigo Sorogoyen, Carlos Vermut e Isaki Lacuesta competirán por la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, que se celebrará en septiembre.

Bollaín competirá por tercera vez por el máximo galardón con Yuli, la historia del bailarín cubano Carlos Acosta. También será la tercera vez para Isaki Lacuesta, que ya ganó el premio con Los pasos dobles y compite ahora con Entre dos aguas.

Asimismo, Quién te cantará de Carlos Vermut aspira de nuevo a alzarse con la Concha de Oro, un premio que logró con Magical Girl. La película cuenta la historia de una cantante que pierde la memoria.

Y por último, Rodrigo Sorogoyen, que repite en la Sección Oficial, esta vez con El reino, protagonizada por Antonio de la Torre, quien interpreta a un político implicado en una trama de corrupción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios