Actual

'Bodas de sangre' vuelve a llenar de tragedia las tablas del escenario

  • La compañía García Lorca / Teatro para un Instante estrena esta noche en el Isabel la Católica una de las obras cumbre del autor de Fuente Vaqueros

Las palabras de Federico García Lorca regresan a Granada. Bodas de sangre vuelve a estrenarse esta noche en el teatro Isabel La Católica de la mano de la compañía García Lorca / Teatro para un Instante. La obra, escrita en 1932, fue la consagración de Lorca como uno de los más grandes dramaturgos del siglo XX y es una de las piezas cumbre del teatro español.

El actor Pepe Cantero, que interpreta al padre, asegura que "han sido más de treinta días de ensayos. Han sido satisfactorios y eficaces". Respecto al ritmo de trabajo, el actor reconoce que han sido días de "mucho cansancio, de doce horas de ensayo diarias", por lo que a veces se han dado pequeños momentos de lapsus.

El actor define a su personaje como "un hombre entrañable y rural. Está muy apegado a la tierra" y opina que "trabajar con Miguel Serrano [el director] ha sido genial. Exige al actor que saque lo mejor de sí mismo. Serrano y yo somos dos antiguos combatientes de la escena teatral andaluza: nos conocemos desde hace años".

Cantero señala que "el actor es como un niño grande" y matiza que "trabaja con materiales muy delicados: sentimientos, emociones...". Respecto a los nervios de antes del estreno de una obra, Cantero admite que "siempre tienes un pellizco, sientes una mariposa en el estómago, aunque nunca debes dejar que los nervios entorpezcan tu trabajo".

Bodas de sangre es la tragedia por antonomasia. En la obra, como ocurre también en La casa de Bernarda Alba y Yerma, las pasiones humanas son el hilo conductor de los hechos. La represión y los prejuicios morales son los principales detonantes de la tragedia, que provocará una ruptura total entre las dos familias protagonistas.

La obra se representará hoy a las nueve de la noche y mañana a las siete de la tarde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios