crítica música

Brillante y emotiva felicitación navideña

Un momento del concierto en el Auditorio Manuel de Falla. Un momento del concierto en el Auditorio Manuel de Falla.

Un momento del concierto en el Auditorio Manuel de Falla. / CARLOS GIL

Concierto EXTRAORDINARIO DE NAVIDADHHHHH

Lugar:Auditorio Manuel de Falla. Fecha: 16 y 17 de diciembre. Intérpretes: Orquesta Ciudad de Granada, Coro de la Orquesta Ciudad de Granada - Héctor E. Márquez (director titular), Joven Coro de la OCG - Héctor E. Márquez y Pablo Guerrero (directores). Director: Lluís Vilamajó Solistas: Lucía Martín-Cartón (soprano), Bethan Langford (alto), Francisco Fernández-Rueda (tenor) y Josep Ramon Olivé (bajo).

La interpretación de El Mesías de Georg Friedrich Händel es una tradición navideña que la ciudad de Granada espera cada año con ilusión y expectación. La Orquesta Ciudad de Granada anticipa su felicitación navideña a su público con el que es quizás el oratorio más conocido mundialmente. Recuperando la tradición de hacer este concierto participativo, dieciséis coros ha hecho posible que se convoquen a más de trescientos coralistas de diversas formaciones de las provincias de Granada y Jaén, que han colaborado en la interpretación de este colosal monumento de la música poniendo su ilusión y su esfuerzo para acompañar al Coro y Orquesta Ciudad de Granada.

El encargado de coordinar la interpretación de este Mesías participativo ha sido el director Lluís Vilamajó, sobradamente conocido en Granada por la estupenda labor que realizó al frente del Coro de la OCG. En esta ocasión retoma la batuta para dirigir a cerca de quinientas personas en lo que, sin duda, fue una versión memorable delMesías. Al frente del Coro y Orquesta Ciudad de Granada, y de las corales participativas que llenaban la sala B del Auditorio Manuel de Falla, puso en atriles una versión dinámica y brillante de la obra. Escogió muy acertadamente los tempi, dentro de una coherencia interpretativa muy meditada, y supo dotar a la obra de una frescura y un optimismo muy a propósito a las intenciones de la partitura, escudriñando el significado y carácter de cada número. Además, sacó el máximo partido a la OCG, una formación dúctil y precisa con la que pudo recrear sonoridades antiguas pese a no tratarse de instrumentos de época. Cabe destacara la labor del concertino Alexis Aguado, que estilizó una bellísima aria "cantando" junto a la soprano If God be for us, o el sublime trabajo de los vientos en los numerosos pasajes contrapuntísticos junto a una cuerda bien empastada. También es digna de mención la intervención solista de Esteban Batallán en su solo del aria The trumpet shall sound.

El cuarteto solista estuvo formado por cuatro voces muy compensadas y bien moduladas a las necesidades de la obra, si bien destacó por su belleza tímbrica y precisión técnica la soprano Lucía Martín-Cartón, que nos dejó maravillados con cada una de sus intervenciones, destacando quizás el aria Rejoice greatly. También son dignas de mención las arias Every Valey shall be exalted del tenor Francisco Fernández-Peña, o el aria Thus saith the lord y el mencionado dúo con trompeta The trumpet shall sound en la interpretación del bajo Josep Ramon Olivé. También merece una especial mención el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada, sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de interpretar los más de veinte números corales del Mesías. Esta formación, reforzada para la ocasión con algunos miembros del Joven Coro de la OCG, se vio renovada con la incorporación hace un año de Héctor Márquez, quien recogía el digno testigo de Lluis Vilamajó.

Hay que destacar como propias del coro la precisión de sus agilidades, la sobrecogedora fuerza de la polifonía a cappella en el coro "Since by man came death" o la expresividad y júbilo del Amen final; su buen hacer, su perfecta dicción y su gran musicalidad son también cualidades que brillaron en su interpretación. Y junto a ellos las corales participativas, dieciséis en total, que inundaron literalmente de bellas sonoridades algunos momentos de la interpretación. El buen hacer de todo el equipo, dentro y fuera del escenario, fue recompensado con una prolongada ovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios