Actual

El Centro Guerrero se abre este mes a la música contemporánea

  • El ciclo alcanza su novena edición con tres conciertos de jóvenes músicos

Comentarios 1

Los lunes que restan del mes de noviembre no son para pasarlos al sol, sino disfrutando de las noches de música contemporánea en la sala mirador del Centro José Guerrero de la Diputación de Granada. El museo de la calle Oficios se llenará los días 14, 21 y 28 con los sonidos que han escrito los compositores más audaces de los siglos XX y XXI, incluyendo clásicos de la vanguardia como Iannis Xenaquis u Olivier Messiaen y jóvenes compositores como José María Sánchez Verdú o Juan Cruz-Guevara. Todos los conciertos comenzarán a las 20.30 horas, con entrada gratuita, limitada al aforo de la sala.

Bajo la dirección de José Vallejo y con la colaboración habitual de la Asociación de amigos de la Orquesta Ciudad de Granada, el ciclo de Música Contemporánea del Centro José Guerrero alcanza en 2011 su novena edición y de esta forma, el museo mantiene su compromiso no solo con el arte contemporáneo, sino con otras disciplinas artísticas como la música, a la vez que intenta dar a conocer a jóvenes intérpretes y compositores, de gran talento y profesionalidad. Al igual que en ediciones anteriores, el ciclo se celebrará los lunes aprovechando que el museo está cerrado para la visita a las exposiciones.

El ciclo se inaugura este lunes con un concierto a cargo de Taller Sonoro, conjunto de música contemporánea que lleva más de una década acercando la música actual al público, y que lo viene haciendo tanto desde la interpretación de obras de compositores que en el siglo XX expandieron las fronteras de la modernidad como a través del encargo y estreno de obras de jóvenes compositores. El concierto se abrirá con la obra Monegros de Edith Alonso (Madrid, 1974), una especialista en música electroacústica. La pieza compuesta para clarinete, percusión y electrónica en tiempo real esta inspirada en el paisaje semidesértico de esta comarca aragonesa, con sus colores ocres y grises de tierra árida y donde "el viento sopla generoso y desplaza sentimientos y recuerdos".

De José María Sánches Verdú (Algeciras, 1968) se interpreta Inscriptio. Esta obra forma parte de una serie de cuatro piezas que, bajo la denominación Deploratio, están dedicadas a distintos músicos contemporáneos. Dos son las obras programadas de Joan Bagés (Lérida, 1977), uno de los compositores catalanes que más ha aportado a la experimentación tímbrica y a la música digital en el todavía incipiente siglo XXI. En primer lugar se escuchará De los hadrones a la consciencia, para clarinete bajo y tres redoblantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios