Actual

Delapica pone compás flamenco al rock granadino más canalla

  • A punto de estrenar su primer trabajo, la banda actúa mañana en el Middle Festival

Tomar prestado el apellido del cantaor Luis de la Pica es todo un ejercicio de responsabilidad, sobre todo cuando se trata de hacer pop rock con un punto canalla en una ciudad como Granada. Pero es que después de escuchar flamenco juntos cada fin de semana en la peña Luis Habichuela y por cualquier escondite del Sacromonte y de compartir con él esa visión costumbrista y sencilla de la sociedad y de la música, estaba más que claro que el corazón de Delapica tenía que latir al compás del duende.

La banda granadina se une mañana a Los Esclavos, All La Glory y L'Amorevita en el cartel del Middle Festival, que ofrecerá en la sala El Tren más de cuatro horas de música en directo. Allí presentará su primer trabajo, un EP grabado "entre amigos y de madrugada" en los estudios Loja Sounds junto a Julián Méndez (ex Lori Meyers, Los Planetas, Checopolaco y su ukelele...) y con el que sus miembros no tienen otra pretensión más que la de "disfrutar juntos".

José Manuel Rojas (voz), Nino López (guitarra), Fran Vázquez (batería) y Cipri Palomar (bajo) integran Delapica, una nueva banda que inevitablemente tiene sus orígenes repartidos entre Tres Pequeños Placeres, Teletaxi y Señor Troncoso, los grupos en los que militaron antes sus miembros.

Los temas de Delapica se mueven entre lo popular y lo noctámbulo, tanto que entre ellos cabe desde una bulería de Luis de la Pica (Canción púrpura del Zaidín) hasta un retrato de una noche granadina cualquiera en la que después de echar un rato en la sala SugarPop toca hacer una visita a La Mandrágora (Contubernio de tirantas).

"Tomamos como punto de partida vivencias que son muy propias del mundo del flamenco, que van en la sangre y están enraizadas en él. Ofrecemos nuestra alma tocando y en todas las canciones hay mucho más de corazón que de cabeza", cuentan Rojas y López.

En su repertorio no faltan historias de amor (o de desencuentros), como Camina mirando al suelo, la más antigua de este EP y en la que se canta a "lo malas que son las mujeres", o Una especie en extinción, que dibuja la historia de un hombre "necesitado de tener más de una relación amorosa a la vez". Entre ellas se cuela la intensa Elegía a Juanillo, un tema dedicado al dueño de Casa Juanillo que relata lo cotidiano de su día a día y que surgió después de que el guitarrista flamenco Miguel Ochando les retase a hacer una canción con menos de doce acordes -Elegía a Juanillo se construye en torno prácticamente a uno solo-.

Las canciones de este EP de debut de Delapica se podrán escuchar a partir de los próximos días a través del Facebook de la banda y, sin que sirva de precedente, algunos de los flamencos que se rasgaron las vestiduras al escuchar las incursiones jondas de J de Los Planetas ya se han hecho seguidores de la banda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios